Variante Ómicron: ¿se necesitan otras vacunas para la nueva cepa? Qué dicen los laboratorios

Las compañías ya comenzaron a probar sus vacunas contra la nueva cepa. Mientras algunos sostienen que habrpa que modificar las vacunas actuales para Ómicron, otros creen que no será necesario. Los resultados de los estudios se espera para las próximas semanas.

El surgimiento de Ómicron en Sudáfrica le recordó al mundo que la pandemia está lejos de terminar y, debido a su inusual cantidad de mutaciones, muchos se están preguntando si las vacunas actuales pueden ser suficientes contra esta nueva variante de coronavirus.

Los laboratorios comenzaron a probar sus vacunas apenas trascendió la emergencia de la nueva cepa, pero los datos definitivos se esperan para dentro de dos o tres semanas.

El CEO de Moderna, Stéphane Bancel, prevé que las vacunas sean menos efectivas contra Ómicron y que las farmacéuticas podrían tardar meses en producir a escala vacunas específicas para esa variante.

La variante Ómicron toca la puerta: Chile reportó su primer caso y detectaron otro en un estado del sur de Brasil que limita con la Argentina

"Creo que va a haber una caída significativa [de la eficacia]. Todavía no sé cuánto porque necesitamos esperar la información. Pero todos los científicos con los que he hablado... están como 'esto no va a ser bueno'", le dijo Bancel al Financial Times.

Según Bancel, la mayoría de los expertos esperaban que una variante tan altamente mutada no surgiera hasta dentro de un año o dos.

Johnson & Johnson también dijo que empezó los trabajos para el diseño y desarrollo de una vacuna específica contra Ómicron y que procederá en caso de ser necesario.

BioNTech, el socio alemán de Pfizer, dijo que es probable que tengan que modificar su vacuna para aumentar la inmunidad contra la variante Ómicron, aunque la actual seguiría protegiendo contra cuadros graves de la enfermedad.

Variante Ómicron: Estados Unidos anuncia protocolos para turistas y nuevas medidas para frenar la nueva cepa

"En principio creo que, llegado el momento, necesitaremos una nueva vacuna para esta nueva variante. La cuestión es con cuánta urgencia necesita estar disponible", le dijo el CEO de BioNTech, Ugur Sahin, a Reuters.

Sahin estima que un relanzamiento de la vacuna de Pfizer-BioNTech podría estar disponible en los próximos 100 días y dijo que ya se está trabajando en una reformulación de la inyección.

"Creemos que esta nueva variante va a evolucionar en una variante de escape inmunitario. Eso significa que podría tener la capacidad de infectar a los vacunados", dijo Sahin, pero aclaró: "anticipamos que las personas infectadas que hayan sido vacunadas todavía estarán protegidas contra enfermedades severas".

Variante Ómicron: Europa debate la vacunación obligatoria, mientras la OCDE prevé más incertidumbre económica 

La Universidad de Oxford, que desarrolló la vacuna con AstraZeneca, dijo que por ahora no había evidencia de que las vacunas no ofrezcan altos niveles de protección, como ya sucedió con otras variantes.

Según Wall Street Journal, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos ya está trabajando en nuevas reglas para acelerar la aprobación de vacunas y tratamientos específicos para Ómicron, en caso de ser necesarios.

Así, los laboratorios deberían cumplir con requisitos similares a los que se les exigió para las dosis de refuerzo, en lugar de tener que someterse a grandes ensayos clínicos, como sucedió con las primeras vacunas.

Estados Unidos informó su primer caso de la variante Ómicron

Los científicos estimaron que la nueva variante Ómicron tiene alrededor de 50 mutaciones respecto a otras cepas del coronavirus. La mayoría están ubicadas en la proteína spike, que es la que usa el virus para adherirse a las células sanas y sobre la que actúan la mayoría de las vacunas.

Aunque los primeros estudios de laboratorio podrían mostrar una marcada caída en la protección de los anticuerpos, la mayoría de los expertos esperan que la inmunidad celular (células T), que es más difícil de evaluar, pueda resistir mejor.

El director del Programa de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, dijo que por ahora no hay evidencia de que se necesite modificar las vacunas; y que el hecho de que la mayoría de los casos sean leves, probablemente sea porque se está propagando especialmente en gente joven.

De hecho, el Instituto Nacional para Enfermedades Transmisibles (NICD) de Sudáfrica informó que en el área metropolitana de Tshwane (Gauteng), donde se detectaron los primeros casos de la variante, el 68% de las internaciones corresponden a personas por debajo de los 40 años. En comparación, en la ola anterior, el 66% de los ingresos eran de personas de más de 50 años.

Michelle Groome, jefa de vigilancia sanitaria del NICD, dijo que el R0 en Guateng subió a 2,33 en esta última ola. Es decir, que en promedio, cada persona infectada puede contagiar a otras 2,33.

Además, el riesgo de reinfección por Ómicron es tres veces más alto respecto a otras variantes, según un estudio reciente (aún no revisado por pares) realizado por el instituto junto a otras instituciones.

El informe, basado en los datos del sistema sanitario sudafricano sobre 2,8 millones de casos confirmados de coronavirus, concluyó que hay evidencia de la habilidad de Ómicron "para evadir la inmunidad de una infección previa".

"Nuestra prioridad más urgente ahora es cifrar el alcance del escape inmunológico de Ómicron tanto para la inmunidad natural como para la derivada de la vacuna, así como su transmisibilidad en relación con otras variantes y su impacto en la gravedad de la enfermedad", dice el estudio.

Anne von Gottberg, microbióloga del NICD, dijo que Ómicron podría ser similar a la Delta en su capacidad de transmisión pero que, a diferencia de esa variante, las infecciones previas parecerían no ser suficientes para prevenir el contagio.

Mientras tanto, los casos e internaciones están escalando en Sudáfrica, aunque todavía no se ha determinado si Ómicron es más grave que otras variantes. El director de los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) de África, John Nkengasong, dijo que los casos de coronavirus subieron un 20% en la región durante el último mes, impulsados por la situación en Sudáfrica, donde los contagios aumentaron 153%.

Adrian Puren, director en funciones del NICD dijo que la variante Ómicron ya representa el 75% de las nuevas infecciones en Sudáfrica y que todavía resta determinar si su rápida propagación se debe a un aumento en su capacidad de transmisión o la evasión de la inmunidad. Por ahora, los datos de reinfecciones apuntarían al segundo factor, dijo Puren. 

Tags relacionados

Comentarios

  • G

    GDLL

    Hace 17 días

    Sigan poniendo el bracito para el experimento. Pronto van a parecer coladores.

    0
    0
    Responder