Subieron 73% las muertes de ancianos por Covid en Río, pese a las dos dosis de vacunas

Un aumento de muertes e internaciones de ancianos vacunados con dos dosis en Río de Janeiro terminó de convencer a las autoridades federales para autorizar una tercera dosis en todo el país a mayores de 70. Pero a partir del 15 de septiembre.

Río de Janeiro sufre algo inesperado: un fuerte aumento de muertes por coronavirus en ancianos que ya habían sido inoculados con dos dosis de vacunas contra el Covid-19. Y el incremento de 73% se dio desde mediados de junio, cuando la contagiosa variante Delta ya se había detectado en Brasil. 

Xinhua

También los ingresos hospitalarios de ese grupo poblacional aumentaron mucho en ese período: un 104%. No se incluyeron las dos últimas semanas de agosto en el registro para no posponer su publicación. 

Denuncian que 30.000 brasileños recibieron 3 dosis de vacunas contra el coronavirus 

Esto sumado a las investigaciones que sugieren una disminución de la efectividad de las vacunas a lo largo del tiempo, terminó de convencer al gobierno federal para autorizar hoy una tercera dosis a mayores de 70 años e inmunodeprimidos -algo que venían reclamando los gobiernos estatales y municipales-, aunque anunció que la aplicarán recién a partir del 15 de septiembre

Xinhua

En Río de Janeiro, las muertes por síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) en personas mayores de 60 años que ya habían recibido dos dosis de vacunas subieron de 64 en la tercera semana de junio a 111 en la segunda de agosto (hasta 73%) y las hospitalizaciones se duplicaron de 166 a 339 en el mismo período (104%), según datos de la Subsecretaría de Vigilancia de la Salud de Río de Janeiro a los que accedió Folha.

Brasil aplicó miles de vacunas de AstraZeneca que estaban vencidas

De todas formas esto no significa que las vacunas no funcionen ya que la gran mayoría de muertes y hospitalizaciones entre mayores de 60 años combinadas este año se produjeron en aquellos que no tomaron ninguna dosis. 

El Ministerio de Salud brasileño aclaró hoy que las vacunas usadas como refuerzo serán de AstraZeneca, Johnson & Johnson o Pfizer, lo que difiere de las declaraciones hechas ayer por el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, que afirmó que las personas vulnerables y los mayores de 80 años recibirían una dosis adicional de Pfizer.

Vacunas de Sinopharm tienen hasta 78% de eficacia, nuevo estudio de una prestigiosa revista en EE.UU.

La vacuna Coronavac de Sinovac, que fue usada para mucha gente anciana en Brasil porque fue la que estuvo disponible inicialmente en grandes cantidades, no forma parte de los planes presentados para las dosis de refuerzo.

Las inoculaciones extra serán administradas a los que tengan sistemas inmunes vulnerables 28 días después de su segunda dosis. Para los que tengan 70 años o más, el ministerio estipuló un intervalo de seis meses antes de inyectar el refuerzo.

También a partir del mes próximo, la brecha entre la primera y la segunda dosis de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca bajará de 12 a ocho semanas para todos los vacunados en el país.

Según datos del Ministerio de Salud, en Brasil 123,9 millones de personas recibieron al menos una dosis de la vacuna contra el Covid-19, o el 59% de la población. Unos 55,7 millones fueron inmunizados por completo, cerca del 26,5% de la población.

Tags relacionados
Noticias del día
Sube y baja financiero

Los Cedear quintuplicaron el volumen operado en acciones locales

Los Cedear quintuplicaron el volumen operado en acciones locales
El índice bursátil cayó 1% y los Cedear quintuplicaron en movimientos a las acciones locales. En tanto, los papeles argentinos en Wall Street cerraron con más velas rojas que verdes. En cuanto a renta fija, los bonos ley New York mostraron tímidos avances, mientras que los emitidos bajo normas argentinas cayeron con fuerza

Compartí tus comentarios