ELECCIONES BRASIL 2023

Lula da Silva advirtió que debe ganar en primera vuelta para evitar un golpe de Estado

El expresidente brasileño está procurando el apoyo de la "tercera vía" para ganar la presidencia del país en primera ronda. Los comicios serán el 2 de octubre. Qué dijo de los planes sociales que el Congreso acaba de habilitarle a Bolsonaro, y que repartirá antes de las elecciones.

En campaña electoral hacia el 2 de octubre, el favorito y expresidente Luiz Inácio Lula da Silva evaluó como esencial lograr una victoria en primera ronda para que no prosperen las amenazas de ruptura democrática que incentivan el actual mandatario Jair Bolsonaro y sus aliados. 

Lula se expresó claramente al respecto en un almuerzo ayer con legisladores correligionarios y el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, citó Folha a parlamentarios que participaron del encuentro en Brasilia.

El correligionario de Lula muerto a tiros en su fiesta de cumpleaños por un seguidor de Bolsonaro que lo atacó con motivos políticos

El fin de semana pasado, un seguidor de Bolsonaro había matado a tiros a uno de Lula y luego el presidente ultraderechista minimizó el asesinato e incluso abogó por el uso de armas de fuego por parte de la población civil para ser "un país libre".

Lula da Silva: "Cuando un pobre se convierte en consumidor, toda la economía gana"

Jair Bolsonaro minimizó el asesinato de un dirigente del partido de Lula y abogó por el uso de armas de fuego

Para ampliar las chances de ganar en primera ronda, Lula da Silva dijo que él y su Partido de los Trabajadores (PT) están procurando el apoyo formal de casi toda la llamada "tercera vía" - no sólo el Partido Social Democrático (PSD) de Gilberto Kassab y el Movimiento Democrático Brasileño (MDB) de Simone Tebet, sino también la Unión Brasil de Luciano Bivar.

En el último sondeo de Datafolha a fin de junio, Lula obtenía el 53% de la intención de voto.

El expresidente dijo que estaba seguro de obtener el apoyo del MDB -bajo el argumento de que el PT entregó al partido en diez acuerdos políticos estatales sin pedir nada a cambio- y que ha mantenido puentes con Bivar, quien, dijo, "odia" a Bolsonaro.  Mientras que Unión Brasil es el resultado de la fusión del DEM, histórico opositor del PT, y del PSL, antes una pequeña agrupación que albergó la elección de Bolsonaro en 2018. 

En el último sondeo de Datafolha a fin de junio, Lula obtenía el 53% de la intención de voto: para ganar en la primera vuelta, se requiere el 50% de los votos válidos más uno.

COMPRAR AL PUEBLO CON BONOS

Ya hace dos semanas, Lula acusaba a Bolsonaro de "comprar al pueblo" con la propuesta de enmienda a la Constitución con la que repartirá y ampliará varios programas sociales y de ayuda económica a tres meses de las elecciones.

La enmienda le permite a Bolsonaro disponer de más fondos para pobres, justo antes de las elecciones

Finalmente anoche el Congreso terminó de aprobar el proyecto de ley y así el gobierno de Bolsonaro podrá gastar 41.300 millones de reales (u$s 7600 millones) adicionales en ayudas sociales, en una medida que, según los críticos, está diseñada para aumentar su popularidad de cara a la campaña de reelección.

"Lo que Bolsonaro sabe es que su problema no son las urnas electrónicas", dijo Lula en referencia a los ataques del presidente ultraconservador a este sistema de votación, sobre el que estuvo sembrando dudas sobre su fiabilidad.

"Su problema es el pueblo brasileño, es por eso que mandó varias medidas para dar dinero, aumento el auxilio de emergencia, las ayudas al gas y a los transportistas", dijo a Rádio Metrópole, en entrevista republicada por O Globo.

"Todo bien, creo que el pueblo debería coger ese dinero, pero no es eso lo que resuelve el problema porque todo eso acabará en diciembre. En realidad, su propuesta es un proyecto electoral. Él se cree que puede comprar al pueblo", criticó. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.