Las diez elecciones de 2022 que pueden cambiar el mundo

En 2022 se desarrollarán en el mundo procesos electorales que puden cambiar la configuración política de distintas regiones.América latina estará alerta con dos comicios presidenciales clave en Colombia y Brasil. Francia atraerá la atención en Europa y la renovación del Congreso de EE.UU. pondrá a prueba al gobierno de Biden.

El año 2022 puede transformar el panorama político en países centrales en diversas regiones del mundo.

Los procesos electorales en países como Brasil, Colombia, Francia o Estados Unidos darán que hablar y tienen la capacidad de modificar relaciones geopolíticas globales.

Otros comicios como los de Hungría y Filipinas pondrán a prueba la resistencia de los gobiernos ultraderechistas.

América latina amenaza con un giro a la izquierda

Las elecciones presidenciales de Colombia y Brasil pueden marcar un tempo definido hacia la izquierda en la política latinoamericana del próximo lustro si es que las encuestas no se equivocan.

El primer round se jugará en Colombia el 29 de mayo, con una casi segura segunda vuelta el 19 de junio. Los conservadores, que gobiernan el país desde siempre con sus diferentes expresiones partidarias, buscan la forma de detener al candidato que las encuestas marcan como favorito, el izquierdista Gustavo Petro, con números preliminares que superan el 40%.

Gustavo Petro

Aunque dentro de este espectro electoral, aparece la candidatura de Sergio Fajardo dentro de una amplia coalición de fuerzas de centro y centro izquierda, que amenazan con dividir el voto.

Los aliados del ex presidente Álvaro Uribe, en tanto, se encuentran en la tarea de unir a todas las fuerzas de centro derecha detrás de la candidatura de Iván Zuloaga. Tarea difícil dado que son muchos los contendientes independientes que pueden terciar y debilitar esa candidatura.

Las elecciones de Brasil serán un poco más adelante. El 2 de octubre habrá primera ronda y, si es necesario, ballotage el 30 de octubre.

El gran candidato es Luiz Inacio Lula Da Silva, quien regresa al ruedo luego de ser absuelto en todas sus causas de corrupción.

Los sondeos indican que lleva una amplia ventaja respecto de sus contrincantes con números que rondan el 45%.

Lula Da Silva

Frente a él, el actual presidente Jair Bolsonaro, quiere revalidar títulos pero debe lidiar con un grave deterioro de su imagen pública. Aún así, las encuestas marcan que llegaría al 30% de intención de voto.

Sergio Moro, el ex juez que juzgó a Lula y que es ex funcionario de Bolsonaro, no logra despegar y posiblemente no se presente.

El resto de los partidos tradicionales, como el PSDB o el PMDB, aún no definieron candidatos y los que hay por lo pronto no cuentan con números que les den chances reales de pelear el poder.

Estados Unidos evalúa a Biden

Como es ya una costumbre en las últimas décadas, las elecciones en Estados Unidos, son una incógnita hasta último momento.

Y todo indica que esta vez, será igual en los comicios de medio término, donde los demócratas se juegan la mayoría en ambas Cámaras del Congreso.

Con la pandemia de fondo y números económicos preocupantes con una inflación histórica, el presidente Joe Biden pierde rápidamente popularidad aunque las encuestas aun marcan una leve ventaja demócrata en los números globales.

Joe Biden

El reparto de senadores y representantes, no obstante, dependerá de lo que suceda en cada estado y allí los republicanos suelen hacerse más fuertes.

El resultado marcará, como suele pasar, el futuro de la gestión del presidente de la principal potencia mundial y la impronta que tendrá su gobierno.

Una derrota sería catastrófica para Biden, quien aún debe convencer a muchos de los propios que es capaz de superar la crisis.

Los republicanos, en tanto, siguen en su propio debate interno que tiene a Donald Trump como personaje central. La disyuntiva es clara: los conservadores tradicionales no lo quieren, pero sabe que sigue siendo un candidato con fuerza entre sus huestes.

La extrema derecha hace fuerza en la Unión Europea

La primera elección fuerte en Europa será este 30 de enero. El primer ministro de Portugal, el socialista Antonio Costa pone a prueba su gobierno, luego de que la coalición gobernante hiciera crisis.

Sigue siendo favorito, con un 40% de intención de voto, pero una vez más necesitará de los comunistas y el Bloco de Ezquerda para sostenerse.

El conservador Partido Social Demócrata quiere recuperar el poder, aunque sólo alcanza el 25%.

La sorpresa, o no tanto, es que la extrema derecha del partido Chega puede convertirse en un factor de poder por primera vez en la historia, con un 10% de electorado dispuesto a votarlos.

Emmanuel Macron

Las elecciones presidenciales en Francia del 10 de abril, con segunda vuelta el 24 del mismo mes, serán centrales para la geopolítica regional.

La extrema derecha se prepara como nunca para acceder al poder, si es que el centrista Emmanuel Macron no logra capitalizar el voto de una izquierda debilitada y con escasas chances.

Los ultraderechistas Éric Zemmour y Marine Le Pen competirán por quedarse con los votos más dueros y la conservadora Valerie Pécresse disputará los votos más tradicionales.

El panorama está altamente dividido. Con Macron encabezando la intención de voto con algo más del 20% y los otros tres candidatos con números que rondan entre el 10 y el 20%. La izquierda, con el comunista Melenchon apenas se acerca al 10%.

La otra elección clave será el 3 de abril en Hungría, donde el populista de derecha y antieuropeo, Viktor Orban, pretende sostenerse en el poder después de 11 años.

Viktor Orban

La oposición se reunió y armó un bloque único para enfrentarlo. En una interna inédita eligió a Péter Márki-Zay, un católico conservador de 49 años, para doblegar a Orban.

Las encuestas, por lo pronto, marcan una paridad muy fuerte, con números cercanos al 45% para ambos bloques.

Las elecciones en Irlanda del Norte del 5 de mayo, en tanto, marcarán la opinión de este segmento del Reino Unido con el resultado del Brexit y los acuerdos del Protocolo de Irlanda que permite a los norirlandeses permanecer en el Mercado Común.

La divisiones entre unionistas y nacionalistas, no obstante, amenazan todo el esquema. Incluso, si ganan los segundos pueden avanzar hacia su sueño histórico: la reunificación de la isla.

Suecia, por su parte, decidirá el 11 de septiembre si la ultraderecha sigue avanzando o consiguen mantenerlos a raya con la coalición entre socialidemócratas y conservadores, que muestra el desgaste propio de una unión poco constructiva y sólo defensiva.

Asia: las claves de Corea del Sur y Filipinas

El oficialista Partido Demócrata de Corea del Sur, afectado por diversos escándalos de corrupción y con el presidente Moon Jae-in impedido de una nueva reelección, irá con mermadas chances a las elecciones del 9 de marzo.

Será la oportunidad para que los conservadores del Partido del Poder Popular accedan al poder y pongan a este país más cerca de Estados Unidos y más lejos de China, la potencia dominante de la región y de Corea del Norte.

Rodrigo Duterte

El excéntrico Rodrigo Duterte no se presentará en las elecciones del 9 de mayo en Filipinas, pero si lo hará su hija Sara, como candidata a la vicepresidencia de Ferdinand "Bongbong" Marcos Jr, hijo del ex dictador Ferdinand Marcos y la reconocida primer dama, Imelda.

Esta sociedad política tiene todas las de ganar en una elección donde la oposición está dividida.

Elex boxeador e ícono deportivo, Manny Pacquiao, será de la partida, aunque por ahora las encuestas lo ubican lejos de poder acceder al poder. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios