NUEVAS TENSIONES

El plan de China para adelantarse en la guerra tecnológica con EE.UU.

Durante la reunión anual de las Dos Sesiones, el gobierno anunció que invertirá más en investigación y desarrollo con el objetivo de alcanzar la autosuficiencia tecnológica

La tecnología está en el centro del enfrentamiento entre China y los Estados Unidos, y el gigante asiático ya anunció que no está dispuesto a retroceder: en los próximos cinco años planea aumentar el porcentaje de PBI que invierte en investigación y desarrollo, según informó el primer ministro Li Keqiang.

El XIV Plan Quinquenal (2021-2026) prevé un incremento interanual del 7% para el área de I+D. Además, este 2021 subirá en un 10,6% sus inversiones en investigación básica.

Inteligencia artificial; computación cuántica; neurociencias; semiconductores de alta gama; investigación y biotecnología; medicina clínica y salud; exploraciones en el mar profundo, el espacio y el ártico; son las siete áreas -la mayoría dominadas por empresas estadounidenses- en las que China planea enfocarse.

El país también apuntará a ampliar la cobertura de las redes de 5G al 56% del territorio en los próximos cinco años.

Los semiconductores -que actualmente escasean en el mundo- son fundamentales para la autosuficiencia tecnológica y científica que persigue Beijing, de acuerdo al XIV Plan Quinquenal. 

China es el mayor comprador de chips en el mundo (desde 2018 importa u$s 300 mil millones al año) y con SMIC, el mayor productor de semiconductores chino, en la lista negra del gobierno de los EE.UU., el gigante asiático sabe que debe a acelerar su plan de desacople.

De hecho, los semiconductores -que se utilizan en la mayoría de los productos, desde computadoras y smartphones, hasta autos y heladeras- tienen un rol clave en la estrategia de la Administración Biden para obstaculizar el desarrollo tecnológico chino. 

Según le dijeron a Bloomberg fuentes cercanas a la Casa Blanca y a Kurt Campbell, coordinador del Consejo de Seguridad Nacional para Asia, en el futuro EE.UU. podría buscar consolidar su relación con socios estratégicos como Japón, Taiwán y Corea del Sur, con el objetivo de aislar a China e incluso ofrecer incentivos para llevar la producción de chips de nuevo a territorio estadounidense.

Además China continuará invirtiendo en la modernización de su ejército, otro factor que EE.UU. mira con recelo. Para este año el gobierno planea aumentar el presupuesto en Defensa un 6,8% y el gasto militar ascendería a 1,35 billones de yuanes (u$s 208 mil millones).

Por otra parte, el gigante asiático -la única economía grande que creció en 2020- estima expandirse a un ritmo superior al 6% este año, una proyección moderada respecto al 8% que pronostica el FMI. El país comenzó a delinear una nueva estrategia económica que llama de "circulación dual" en la cual el mercado interno será un eje fundamental, reduciendo su dependencia del sector externo.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios