CAMBIO DE ERA

Alemania decide si la era post-Merkel comienza con un giro a la izquierda

Los socialdemócratas son favoritos para las elecciones de este domingo. Su candidato, el ministro Scholz, generó confianza durante la campaña. Junto con Merkel, ¿se irá la CDU del poder?

Si las encuestas no fallan, las elecciones de este domingo marcarían un giro a la izquierda en Alemania. Tras 16 años del liderazgo de Angela Merkel, el país afrontaría otro cambio, ya que es probable que su partido (CDU) quede relegado en la toma de decisiones. El candidato favorito es el socialdemócrata (SPD), Olaf Scholz, quien durante la campaña evitó todo tipo de pelea con sus contendientes y se convirtió en un candidato que representa estabilidad, una cualidad que se valora en Alemania.

El domingo se conocerá la tendencia que, según las encuestas, marca un triunfo de la SPD, con alrededor del 25% de los votos. Su candidato a canciller, Scholz, representa una posición de centroizquierda y se lo considera moderado. También su candidatura muestra experiencia ya que fue parte del gobierno federal en los últimos años, como ministro de Finanzas.

Olaf Scholz

En tanto, la CDU de Merkel (Unión Demócrata Cristiana) por ahora queda relegada, con encuestas que le dan entre 19% y 24% de los votos. Su candidato Armin Laschet también es reconocido ya que preside una de las provincias más importantes, como Renania del Norte-Westfalia, y se lo asocia principalmente con su capacidad para gestionar la economía.

El argentino que llevó las empanadas a Alemania y le hizo un asado en la calle a Merkel

Tras años de coalición entre la CDU (Unión Demócrata Cristiana) de Merkel y la SPD, esta elección puede marcar el fin de esa sociedad. 

Pero la economía no es el tema principal de discusión en Alemania. Como en todo el mundo, el tema del momento es la pandemia. Pero más allá de la coyuntura, el otro tema que asoma en la agenda es el cambio climático. En las reuniones sociales es común discutir sobre el consumo de carne o cómo reducir el uso de plástico, por ejemplo.

Armin Laschet, en un acto de campaña junto a Merkel

De ahí, que el partido Verde también tendría una buena porción de votos este domingo. De hecho, su candidata a canciller, Annalena Baerbock, lideró durante primera parte del año las encuestas y era la revelación para estos comicios. Sin embargo, una serie de escándalos públicos, como errores en su currículum vitae, o apropiarse de ideas ajenas en sus publicaciones, sin citar la fuente, afectaron su imagen.

Annalena Baerbock

Ya en campaña, tanto Baerbock como Laschet se dedicaron a debatir frontalmente. En tanto, Scholz se mantuvo a resguardo y evitó este tipo de confrontaciones, mientras las encuestas le daban cada vez mejores números. Otro punto a su favor es que también puede ofrecerle un programa de gobierno más amplio a los votantes de izquierda que optan por los Verdes, pero que dudan por la falta de experiencia de ese partido en temas cotidianos, como vivienda, o sobre economía.

Adiós a Merkel: 5 claves de las elecciones del domingo en Alemania

La próxima coalición de Gobierno en Alemania

Con los resultados de este domingo, Alemania entra en una discusión parlamentaria sobre cómo se formará la próxima coalición de gobierno. Esta deliberación puede demorar meses. Es común que el partido más votado sea el que elija al canciller. Pero también debe buscar formar una coalición de gobierno con los otros partidos que representan la mayoría en el parlamento.

Tras años de coalición entre la CDU (Unión Demócrata Cristiana) de Merkel y la SPD, esta elección puede marcar el fin de esa sociedad.

Angela Merkel

Según lo que distintos analistas y medios perciben, es probable que los socialdemócratas busquen formar una coalición de gobierno con el partido Verde y la Izquierda. Hasta la candidata verde, Baerbock, suele repetir que es hora de que los conservadores sean "oposición".

También es probable una alianza con los verdes y los liberales (FDP), que ideológicamente se encuentran más cerca de la CDU. A esta alianza, en Alemania la llaman "semáforo" por los tres colores de los partidos (rojo, verde, amarillo).

Pasó de ministro en Afganistán a "bici delivery" en Alemania, pero Sadaat ya consiguió un ascenso

Pero todo dependerá de lo que digan las urnas este domingo. En 2005, la CDU ganó apenas por un punto a la SPD, y así comenzó el liderazgo de Angela Merkel, con los socialdemócratas como socio menor.

Este domingo puede darse vuelta la tortilla y que la CDU se convierta en el hermano menor, después de 16 años. En ese caso, podrían entablar una coalición llamada "Kenia": SPD, Verdes, CDU (rojo, verdes, negros).

Ante un futuro político variopinto, la certeza es que Alemania afronta el final de una autoridad que goza en el plano internacional, y que nadie sabe si mantendrá. Tal es el legado que deja Angela Merkel.

Tags relacionados

Comentarios

  • G

    GDLL

    Hace 9 días

    Se va la discípula de Adolfo.

    0
    0
    Responder