Afganistán: habló Biden sobre la caída de Kabul

El presidente de los Estados Unidos dio un rápido discurso en la Casa Blanca, donde defendió su posición y responsabilizó a gobierno y ejército afganos por la crisis. Dijo que el golpe fue más rápido de lo que esperaban pero ratificó su decisión de sacar las tropas.

Luego de que los talibanes tomaran el poder en Afganistán, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, pausó sus vacaciones en Camp David y volvió a la Casa Blanca, para dar un discurso en el que, lejos de verse apabullado por la caótica salida de EE.UU. del territorio, ratificó su decisión.

"Después de 20 años, he aprendido por las malas que nunca hubo un buen momento para retirar las fuerzas estadounidenses. Por eso seguimos allí", dijo Biden. Sin embargo, reconoció que "esto se desarrolló más rápido de lo que habíamos previsto".

"Los líderes políticos afganos se retiraron y huyeron del país. El ejército afgano colapsó, a veces sin tratar de pelear. En todo caso, los acontecimientos de la semana pasada refuerzan que la decisión de terminar ahora la participación militar estadounidense en Afganistán era la correcta", afirmó el presidente norteamericano. "Las tropas estadounidenses no pueden ni deben estar luchando y muriendo en una guerra en la que las fuerzas afganas no están dispuestas a luchar por sí mismas", agregó.

Qué pasa en Afganistán: claves para entender el rápido ascenso al poder de los talibanes

En este sentido, Biden dijo: "Hemos gastado más de un billón de dólares. Hemos entrenado y equipado a una fuerza militar afgana de unos 300.000 efectivos, increíblemente bien equipados, una fuerza con un mayor tamaño que la de muchos de nuestros aliados de la OTAN. Les dimos todas las herramientas que podían necesitar, les pagamos sus salarios, les proporcionamos el mantenimiento de su Fuerza Aérea, algo que los talibanes no tienen. Les dimos todas las oportunidades para forjar su propio futuro, lo que no pudimos proporcionarles fue la voluntad de luchar por su futuro".

Durante un discurso de poco más de veinte minutos, el demócrata ratificó de manera contundente su decisión de dejar Afganistán y responsabilizó al gobierno y al ejército afgano por la crisis.

"Cuando recibí al presidente Ghani y al jefe ejecutivo Abdullah, en la Casa Blanca en junio, y de nuevo cuando hablé por teléfono con Ghani en julio, tuvimos conversaciones muy francas. Hablamos de cómo Afganistán debía prepararse para luchar en sus guerras civiles después de que el ejército estadounidense se fuera, para limpiar la corrupción en el gobierno, de modo que éste pueda funcionar para el pueblo afgano", dijo Biden. Y continuó: "Hablamos extensamente sobre la necesidad de que los líderes afganos se unieran políticamente, algo que no han hecho. También les insté a que se comprometieran con la diplomacia, a que buscaran un acuerdo político con los talibanes. Este consejo fue rechazado rotundamente. El Sr. Ghani insistió en que las fuerzas afganas lucharían. Y obviamente se equivocó".

Videos de Afganistán: pánico y muerte en las frenéticas huidas en avión de Kabul tras la toma del poder de los talibanes

"No repetiré los errores que hemos cometido en el pasado. El error de quedarnos y luchar indefinidamente en un conflicto que no está en el interés nacional para los EE.UU.. De redoblar la apuesta en una guerra civil en un país extranjero. De intentar reconstruir un país mediante el despliegue interminable de fuerzas estadounidenses. Esos son los errores que no podemos seguir repitiendo".

Con respecto a qué se puede esperar en términos de ayuda internacional por parte de los EE.UU. en el futuro, el presidente Biden dijo sin demasiados detalles que: "Seguiremos apoyando al pueblo afgano. Lideraremos con nuestra diplomacia, nuestra influencia internacional y nuestra ayuda humanitaria, seguiremos impulsando la diplomacia regional y el compromiso para prevenir la violencia y la inestabilidad. Seguiremos defendiendo los derechos básicos del pueblo afgano, de las mujeres y niñas, al igual que lo hacemos en todo el mundo".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios