Trump viajaría a China en septiembre para destrabar guerra comercial

Pese a la decisión de Beijing de suspender las compras de productos agrícolas estadounidenses y al tono desafiante de Trump, el asesor económico de la Casa Blanca anunció que se mantiene el plan de realizar una nueva ronda comercial bilateral en septiembre.

En plena escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Larry Kudlow, anunció hoy que el presidente Donald Trump quiere llegar a un acuerdo con el país asiático e incluso se refirió a que el mandatario viajaría con su equipo negociador a China para la ronda bilateral de septiembre.

"El presidente y nuestro equipo están planeando una visita a China en septiembre", dijo Kudlow a CNBC.

Larry Kudlow

"Estamos dispuestos a negociar. Movimiento hacia un buen acuerdo sería muy positivo y podría cambiar la situación arancelaria. Pero, de nuevo, tal vez no lo sea", añadió luego de que el presidente anunciara días atrás que a partir del 1 de septiembre, impondrá nuevos aranceles (de 10%) a productos chinos por valor de u$s 300.000 millones. 

Kudlow aclaró que por ahora, el gobierno de Estados Unidos no considera tomar otras decisiones respecto a las medidas cambiarias que tomó China ayer y que habían llevado a Trump a calificar a Beijing como un manipulador de monedas: Wall Street registró el lunes su peor día de 2019.

China contraataca

Pero eso no es todo: Beijing pasó a la ofensiva en esta etapa del conflicto comercial. Para que no haya dudas al respecto, hoy hizo un anuncio que golpea a Trump donde más le duele: las importaciones agrícolas.

El jueves pasado, cuando Trump anunció los nuevos aranceles a productos chinos, alegó que China no estaba cumpliendo  sus promesas de comprar productos agrícolas estadounidenses.

El viernes, Beijing prometió "contramedidas" y ayer afirmó que "millones de toneladas de soja han partido de EE.UU. a China desde el 19 de julio" y que las firmas chinas habían retomado también las compras de algodón, cerdo y sorgo estadounidenses. 

Pero hoy, el Ministerio de Comercio chino reveló que no sólo se han suspendido las compras de productos agrícolas estadounidenses por parte de empresas chinas, sino que no se descarta que se apliquen gravámenes a la importación de los bienes de este tipo adquiridos después del 3 de agosto.

En su página web, el ministerio lamentó la subida arancelaria que consideró "una grave violación" de la tregua comercial pactada en junio por Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, en la cumbre del G20 en Osaka.

La institución china también le recordó a Trump la "enorme capacidad de mercado" del país asiático y se arrogó "unas perspectivas brillantes para la importación de productos estadounidenses agrícolas de alta calidad", que condicionó a que Washington respete las condiciones del pacto suscrito por Trump y Xi.

En todo caso, hoy Trump descartó las preocupaciones sobre una prolongada guerra comercial con China, diciendo que su país está "en una posición muy sólida". Y con sus tuits buscó apaciguar a los agricultores de su país.

"Nuestros grandes agricultores estadounidenses saben que China no podrá dañarlos porque su presidente ha estado con ellos y hecho lo que ningún otro presidente haría. ¡Y lo haré de nuevo el próximo año si es necesario!".

As they have learned in the last two years, our great American Farmers know that China will not be able to hurt them in that their President has stood with them and done what no other president would do - And I’ll do it again next year if necessary!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) August 6, 2019

El gobierno estadounidense ya ofreció a sus agricultores un paquete de ayuda por u$s 16.000 millones para que se recuperen de las pérdidas generadas por la guerra comercial.

Enormes cantidades de dinero de China y otras partes del mundo están llegando a Estados Unidos por razones de seguridad, inversión, y tasas de interés! Estamos en una posición muy sólida. Las empresas también están llegando a Estados Unidos en grandes cantidades. ¡Es algo hermoso de ver!", insistió Trump.

Massive amounts of money from China and other parts of the world is pouring into the United States for reasons of safety, investment, and interest rates! We are in a very strong position. Companies are also coming to the U.S. in big numbers. A beautiful thing to watch!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) August 6, 2019

 

Tags relacionados