Quién es el socialista Pedro Sánchez, nuevo presidente español

Tiene 46 años. Se enfrenta a una situación de debilidad inédita ya que sólo cuenta con 84 diputados propios en el Congreso. 

Con una carrera política corta pero intensa, Pedro Sánchez fue elegido hoy como nuevo jefe del Gobierno español tras echar al conservador Mariano Rajoy de La Moncloa gracias al apoyo de grupos dispares entre los que hay izquierdistas de la nueva ola e independentistas vascos y catalanes.

A sus 46 años, Sánchez se enfrenta a una situación sin precedentes en España, con sólo 84 diputados socialistas de los 350 que tiene el Congreso y varios frentes abiertos en el país, como la crisis abierta en Cataluña por el proceso separatista.

Derrotado en las últimas dos elecciones y luego expulsado del liderazgo de su partido, ahora vuelve al ruedo por la puerta grande. Sin ser especialmente carismático, en 2016 se ganó el respeto de buena parte de los militantes de su Partido Socialista (PSOE) por oponerse a facilitar la investidura de Rajoy como jefe del Gobierno pese a las presiones de la vieja guardia de la formación centenaria.

Su debilidad legislativa obligará a Sánchez, quien no es diputado, a pactar con la izquierda radical de Podemos, los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos. Una mayoría tachada como "coalición Frankenstein" por el PP.

Ahora, su debilidad legislativa obligará a Sánchez, quien no es diputado, a pactar con la izquierda radical de Podemos, los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos. Una mayoría tachada como "coalición Frankenstein" por el PP.

El líder socialista cuenta con adoptar medidas sociales rápidamente para "impulsar la popularidad del PSOE", indica Antonio Barroso, analista del gabinete Teneo Intelligence, para llegar fortalecido a unas elecciones anticipadas, en las que los sondeos dan como ganador a Ciudadanos.

"Es un político audaz y no excesivamente reflexivo y que piensa más en términos de corto plazo", señala Vallespín.

Nacido el 29 de febrero de 1972 en Madrid, creció en una familia acomodada, de padre empresario y madre funcionaria. Al tiempo que le dedicaba muchas horas al baloncesto (mide 1,90 metros), estudio Ciencias Económicas, primero en su ciudad y luego en Bruselas.

Amante de la política desde joven, según sus compañeros de clase, fue concejal municipal en Madrid de 2004 a 2009, cuando se convirtió en diputado y su carrera despegó.

Propulsado en 2014 a la cabeza de un PSOE debilitado gracias a las primeras primarias del partido, llegó por detrás de Mariano Rajoy en las elecciones de diciembre de 2015. Intentó formar gobierno con los partidos emergentes de Podemos y Ciudadanos, pero la iniciativa se vino a pique.

Sánchez, que no es diputado, deberá negociar con varios partidos que apoyaron su moción de censura.

En la repetición de elecciones en junio de 2016, el PSOE registró su peor resultado desde el restablecimiento de la democracia española en 1977. 

Pedro Sánchez fue defenestrado por una rebelión interna de su partido, que lo culpaba de los malos resultados en las urnas.

Sin embargo, retornó por la puerta grande en mayo de 2017, cuando los militantes lo devolvieron a la cabeza del partido.

Tras dos derrotas, Sánchez llega finalmente a la presidencia española.
Un Judas para la derecha

Pese a que hizo frente común con Mariano Rajoy en los últimos meses frente a la tentativa independentista en Cataluña, Pedro Sánchez será recordado por el PP por lograr la caída de un jefe de gobierno que había sobrevivido a numerosas crisis.

"Pasará a la historia de España como el judas de la política", lanzó recientemente Fernando Martínez-Maillo, número tres de la formación conservadora.

Rajoy le reprochó el jueves en el Congreso de los Diputados llevar a cabo "un ejercicio de oportunismo al servicio de una ambición personal".

Tags relacionados

Más de Internacionales