Elecciones presidenciales en Estados Unidos 2020: Biden lidera Pensilvania y gana un estado clave para la presidencia

El demócrata está arriba de Donald Trump con una diferencia de sólo 5587 votos, pero se espera que la tendencia crezca en las próximas horas. Hay un creciente operativo de seguridad en el bunker de Biden en Delaware

Después de dar vuelta Georgia, el candidato demócrata Joe Biden, ahora lidera en Pensilvania sobre Donald Trump por apenas 5587 votos, acercándose dramáticamente a los votos electorales que necesita para quedarse con la presidencia de los Estados Unidos.  

De los 2.629.342 millones de votos enviados por correo en Pensilvania, todavía quedan alrededor de 130.000 por contar y, hasta ahora el 64% (1.702.207) de los votos por correo fueron emitidos por personas afiliadas al partido demócrata, por lo que se puede esperar que la diferencia a favor de Biden siga creciendo. Todas las miradas están puestas en el condado de Filadelfia,  el de mayor población y uno de los pocos bastiones demócratas que Hillary Clinton logró retener en 2016, a pesar de que perdió el estado.

 

Si Biden finalmente conquista Pensilvania, habrá logrado reconstruir el 'muro azul' de estados que, sumando a Wisconsin y Michigan, votaron tradicionalmente a candidatos demócratas hasta las elecciones pasadas, cuando Trump logró una victoria estratégica que lo llevó a la Casa Blanca.

Aunque también quedan votos por escrutar en estados claves como Georgia, Arizona y Nevada, los últimos resultados en Pensilvania lo dejan a Biden a un paso de la presidencia: con 264 votos electorales, si consolida su liderazgo en Georgia (16votos electorales) y Pensilvania (20 votos electorales), superara los 270 votos que necesita para ganar el Colegio Electoral.  De hecho, en el bunker de Biden en Wilmington (Delaware) se está registrando en estos momentos un aumento creciente de la seguridad. 

 

Sin embargo, Trump no está preparado para conceder la derrota sin una batalla. En su conferencia de prensa en la Sala Oeste de la Casa Blanca, Trump insitió con sus denuncias de fraude y afirmó que le querían robar la elección. El presidente pronosticó "muchos juicios" en los próximos días y precisamente Pensilvania, será uno de los estados más reñidos. Ayer, las autoridades electorales del estado le pidieron a la Corte Suprema de Pensilvania que intervenga en una demanda del equipo de Trump para poder observar más de cerca el conteo de los votos.

Por otra parte, el equipo de Trump le pidió a la Corte Suprema de los EE.UU. que decida sobre un fallo de la Corte Suprema de Pensilvania. En septiembre, el máximo tribunal del estado falló que Pensilvania podría seguir recibiendo votos hasta tres días después de los comicios (6 de noviembre). Los republicanos apelaron y le pidieron a la Corte Suprema de los EE.UU. que reviera el fallo de forma expeditiva, algo que no prosperó porque la Corte quedó empató 4 a 4, dejando firme la decisión de la Corte de Pensilvania.

 

Sin embargo, el ala conservadora de la Corte Suprema dejó entrever que había una "alta posibilidad" de que el fallo de la Corte Suprema de Pensilvania violara la constitución estadounidense y que la cuestión de fondo debería ser revisada, abriendo una oportunidad para que el fallo pueda ser tratado eventualmente.

Además, si bien la nueva jueza de la Corte Suprema, Amy Coney Barrett (conservadora, nominada por Trump) se abstuvo de participar en la primera resolución de la Corte, no está claro qué hará esta vez, teniendo en cuenta la importancia de Pensilvania para la reelección de Trump.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios