Brasil: Bolsonaro puso en duda la vacuna de China, porque el coronavirus "habría nacido ahí"

El mandatario afirmó que aunque la Coronavac sea considerada segura por los organismos reguladores, no será incorporada al calendario de vacunas

Contra la opinión de 24 gobernadores y de su propio ministro de Salud, Eduardo Panzuello, el presidente brasileño Jair Bolsonaro reiteró hoy que su gobierno no adquirirá vacunas de origen chino aunque sean aprobadas para funcionar por los organismos reguladores.

"Creo que podemos tener vacunas de otros países, incluso nuestras, que transmitan confianza a la población. La vacuna de China, lamentablemente, tiene un descrédito muy grande por parte de la población, sobre todo porque, como muchos dicen, el virus habría nacido en ese país", dijo Bolsonaro en declaraciones radiales a Jovem Pan.

Así, Bolsonaro optó por distanciarse de China –el principal socio comercial de Brasil desde 2009– y alinearse con el discurso de Donald Trump sobre la pandemia. El brasileño ya desautorizó a Panzuello quien, junto a 24 gobernadores, había anunciado el martes pasado que se iba a incluir a la vacuna Coronavac del laboratorio Sinovac, que desarrolla el paulista Instituto Butantan, en el calendario de vacunas para enero.

Ahora Bolsonaro fue más allá y dijo que incluso si la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) aprueba a Coronavac como segura y efectiva –algo que se espera para noviembre–, tampoco será incorporada al calendario de vacunas.  Bolsonaro acusó a su ministro de Salud (el tercero en la pandemia) de haberse "precipitado" a aprobar la vacuna adquirida por el gobernador de San Pablo, Joao Doria. San Pablo adquirió 46 millones de dosis de la Coronavac por u$s 90 millones que serán distribuidas por el Instituto Butantan, principal fábrica de vacunas de América Latina.

Sin embargo, Bolsonaro fue tajante: "De China no compramos, es una decisión mía", subrayó. Las declaraciones del brasileño se producen un día después de la visita del consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O'Brien, quien hizo campaña para que Brasil no adquiera la tecnología de la empresa china Huawei para la Intenet de Quinta Generación (5G).

De hecho, el director general del Instituto Butantan, Dimas Covas , le dijo a Folha de San Pablo que la fábrica ya está lista para comenzar la producción de la vacuna –el plan original era tener listas 6 millones de dosis en octubre y fabricar las otras 40 millones entre noviembre y diciembre– pero Anvisa está retrasando la autorización para importar la materia prima de Sinovac.

Brasil lleva registrados 5.298.772 casos de coronavirus, con 155.403 muertes.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios