¿Mensaje para China? Brasil y Estados Unidos quieren duplicar su comercio bilateral en 5 años

El país norteamericano anunció también que otorgará u$s 800 millones en créditos para ayudar al gigante sudamericano a recuperar su economía, golpeada por la pandemia  

A dos semanas de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, las relaciones entre el gigante norteamericano y Brasil están muy activas: preocupado por el avance de China en el gigante sudamericano, el país envió una delegación comandada por Robert O'Brien, el asesor de la Casa Blanca en temas Seguridad Nacional, con el objetivo de aumentar la cooperación comercial entre ambos países.

“It was my honor to bring greetings from President @realDonaldTrump and the American people to President @jairbolsonaro. We are proud to work with Brazil as an ally on countless regional and international issues. – NSA Robert C. O’Brien pic.twitter.com/cxFhhOhVr4

— NSC (@WHNSC) October 20, 2020

La delegación norteamericana –que incluyó al vicerepresentante de Comercio, Michael Nemeika; la presidenta del Banco de Exportación e Importación de los EE.UU. (Exim Bank), Kimberly Reed; y la directora de la Corporación de Desarrollo Financiero (DFC), Sabrina Teichman– viajó a Brasil para una visita de dos días con una agenda cargada. 

La presidenta de Exim Bank y el ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, firmaron un memorándum de acuerdo por u$s 1000 millones para fortalecer la relación comercial entre ambos países. Estados Unidos y Brasil se comprometieron a "identificar áreas de cooperación mutua", especialmente en los sectores de energía, infraestructura, logística, minería, producción industrial y telecomunicaciones, en particular 5G.

El gigante sudamericano postergó la licitación de su red 5G para los primeros meses de 2021, y EE.UU. está buscando neutralizar la posición de China en un mercado que representa alrededor de 200 millones de usuarios. En este sentido, la directora de DFC, Teichman, afirmó que hay planes de financiación para las compañías de telecomunicación brasileñas (muchas de las cuales ya trabajan con Huawei) que quieran adquirir nueva tecnología. Según Teichman, el DFC dispone de hasta el 20% de su cartera (u$s 135.000 millones) para acuerdos comerciales con empresas en el marco del programa China y Exportaciones Transformadoras de la Administración Trump. El 5G, y Huawei en particular, es uno de los puntos del conflicto entre China y EE.UU.: el país norteamericano considera a la compañía como “una amenaza de seguridad nacional que podría usar su acceso a información privada en beneficio del gobierno chino, algo que Huawei niega.    

“Hemos instado a Brasil a tratar de trabajar juntos para asegurarnos de que observamos a China con cuidado con respecto a todo tipo de tecnología y la telefonía y 5G", dijo Larry Kudlow, el principal asesor económico de la Casa Blanca, en una videoconferencia de la  Cámara de Comercio Brasileña-Americana. "Esperamos que Brasil también mantenga una mirada cuidadosa y crítica sobre las inversiones chinas", agregó.

#EXIM Chairman Kimberly Reed: Great 1st day of meetings with @WHNSC @robertcobrien & largest U.S. #economic delegation to visit #Brazil in decades! Thank you @BolsonaroSP for our discussion on freedom, #exports, jobs, & prosperity. Big day tomorrow! https://t.co/Y97wQtwk1W pic.twitter.com/xzAXrxm3y2

— Export-Import Bank (@EximBankUS) October 20, 2020

En la misma línea, el secretario del Departamento de Estado de los EE.UU., Mike Pompeo, dijo que en la medida en que ambos países puedan aumentar su comercio bilateral, podrán encontrar maneras de “reducir la dependencia (…) para los artículos críticos que importan desde China. El Representante de Comercio de EE.UU., Robert Lighthizer, también se mostró preocupado por los estrechos lazos económicos entre Brasil y China, que es su mayor socio comercial, con u$s 28,8 mil millones en importaciones, principalmente soja.

El embajador estadounidense en Brasilia, Todd Chapman, dijo que los países buscan duplicar su comercio bilateral –que actualmente está en los u$s 100.000 millones– en los próximos cinco años.

Por su parte, la DFC dijo que disponía unos u$s 800 millones para financiar seis proyectos en Brasil, incluyendo dos créditos de u$s 400 millones y u$s 300 millones para el Banco Itaú y el BTG Pactual, respectivamente, para financiar líneas de créditos que apunten a los sectores más afectados por la pandemia, como jefas de hogar, población vulnerable y pymes.

El lunes, además, se firmó el protocolo del Acuerdo bilateral de Cooperación Económica y Comercial entre Brasil y Estados Unidos, que prevé medidas regulatorias para promover el intercambio comercial y las inversiones entre los dos países.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios