Nuevo estudio

La función de WhatsApp que todos usan pero te arruina el cerebro: qué hace

Esta popular función de WhatsApp sería extremadamente peligroso para el cerebro, especialmente en las personas jovenes.

Desde que WhatsApp agregó la opción de mandar audios desde la aplicación, la forma de chatear en la app cambió para siempre, con sus usuarios divididos entre amar u odiar la función.

Al ser una función tan usada, WhatsApp decidió mejorar los audios con la opción de poder aumentar la velocidad en la que escuchas los mensajes con tres opciones: 1x, 1.5X y 2X. La velocidad 1x es la velocidad estándar, mientras que la 2x reproduce las notas de voz al doble de velocidad. Solo con tocar el icono del audio podemos ir cambiando las diferentes velocidades.

Muchos usuarios aseguran que esta función les permite "ganar tiempo" pero esta rapidez en la información lo que hace en realidad es que solo te quedes con la información esencial. Aunque parezca que es la forma más eficiente de escuchar estas notas de voz, en realidad puede que estemos obviando información o detalles importantes.

Cómo los audios de WhatsApp afectan al cerebro


Un estudio investigó sobre los hábitos del uso de WhatsApp entre los adolescentes y como las distracciones de la mensajería instantánea afectaba en el rendimiento de la memoria de trabajo

Los datos indicaron que las distracciones a través del uso del teléfono y aplicaciones como WhatsApp estaban disminuyendo la llamada memoria de trabajo. La memoria de trabajo, también denominada memoria operativa, debe entenderse como el conjunto de estructuras y procesos que permiten a los animales mantener temporalmente la información activa, posibilitando el procesamiento y la manipulación de esos inputs cuando ésta ya no está accesible a los sentidos.

Las distracciones y el "apuro" en escuchar los audios, según el estudio, disminuía también la eficacia del aprendizaje. Los cambios constantes en la tecnología, han contribuido a una forma de vida basada en la multitarea y la atención limitada constante.

Si bien parece, a simple vista, que escuchar los audios más rápido permite ganar tiempo la realidad es que se genera una menor comprensión y una menor atención a las sutilezas y los detalles, lo cual deviene un menor entendimiento.

Tags relacionados

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios