Alerta roja

Hay 544 ataques de phishing por minuto en América Latina: cómo protegerse

Según un informe de la empresa de ciberseguridad Kaspersky, los sectores de gobierno y finanzas fueron los más afectados, al igual que los internautas.

Si bien la delincuencia callejera es un tema candente en toda América Latina, existe una amenaza que crece a mayor velocidad pero que no obtiene la misma visibilidad. Estamos hablando de los ataques informáticos contra computadoras y dispositivos móviles; especialmente, a través de las modalidades de phishing o con troyanos bancarios.

El primer concepto alude a la técnica de ingeniería social más común para engañar, que se basa plenamente en la suplantación de identidad. En tanto, los delincuentes envían correos electrónicos haciéndose pasar por una entidad o persona de confianza para incentivar a la víctima a compartir datos personales como claves de acceso o los números de la tarjeta.

Un caso ejemplar de phishing es el envío de una supuesta alerta por parte de algún banco. Los cibercriminales se comunican con una persona haciéndose pasar por su entidad financiera de confianza y le avisan que algo anda mal con su cuenta personal. Para resolverlo, debería verificar su identidad a través del link que adjuntan en el cuerpo del mensaje. Lo que los usuarios desconocen es que, una vez que ingresen en el sitio falso y completen los datos, darán rienda libre a los estafadores para que se infiltren en sus homebanking.

De acuerdo al reciente informe "Panorama de Amenazas para América Latina" de la firma especializada en seguridad informática Kaspersky, la actividad delictiva en la región se mantuvo estable mientras que los ataques por phishing experimentaron un aumento del 617%; esto es en relación a un análisis que va de junio de 2022 a julio de 2023.

En total, Kaspersky registró 286 millones de bloqueos de intentos de phishing en los últimos 12 meses, lo que se traduce en un promedio de 544 ataques por minuto.

"Considerando los temas utilizados en los mensajes, 4 de cada 10 intentos de phishing se dirigen a datos financieros (42,8% - 28,40% temas bancarios, 9,40% medios de pago, 2,70% servicios financieros y 2,30% criptomonedas). Las empresas de servicios de Internet (14,70%) y las tiendas en línea (14,70%) completan el ranking", detallaron desde la compañía de ciberseguridad.

Mapa de los países más atacados por mensajes falsos (phishing). Fuente: Kaspersky.

Sin embargo, la estafa por suplantación de identidad no fue el único delito que se disparó en el último año. Los troyanos bancarios también cobraron mayor popularidad. Se trata de softwares maliciosos que, tal como hicieron los soldados en el relato griego, se esconden detrás de una estructura que aparenta ser inofensiva para desatar una agresión significativa.

Pero en vez de un caballo de madera, este tipo de malwares se refugian en aplicaciones, archivos o enlaces que parecen confiables a simple vista pero que en realidad sirven para infectar los dispositivos y robar las credenciales de acceso a las cuentas bancarias.

En cuanto a este delito, "América Latina registra 7.160 ataques diarios, lo que supone un promedio de 5 intentos de infección por minuto", según expresó el informe; esto representa un crecimiento del 50% en comparación al año pasado.

"En el contexto de los troyanos bancarios, Latinoamérica se está consolidando como una de las principales víctimas de este tipo de ataques y, paralelamente, como el principal exportador de esta amenaza a nivel global", agregó Fabio Assolini, director del Equipo Global de Investigación y Análisis para América Latina de la compañía especializada en ciberseguridad.

Si bien es imposible escaparle al celular o a la computadora en un mundo cada vez más digitalizado, existen ciertos recaudos que pueden tomar los internautas para evitar ser víctimas de phishing o troyanos bancarios. Algunos de los que destaca Kaspersky incluyen: desconfiar de los mensajes que ofrecen ventajas exageradas, grandes descuentos u ofertas "gratuitas"; priorizar siempre las páginas oficiales o las tiendas de Google y Apple; tener instalado un antivirus y comprobar la dirección de cualquier sitio web, así como buscar errores gramaticales o el uso de términos genéricos.

De acuerdo a los cálculos, en el tiempo que llevó leer esta nota se produjeron más de 1.088 intentos de ataques por phishing y 10 estafas a partir de troyanos bancarios.

Temas relacionados
Más noticias de estafa

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.