Alerta

Ahora hay que prestar atención a estos detalles para salvar todas las tarjetas y cuentas bancarias

Avanzan las estafas por páginas o aplicaciones fraudulentas pero existen trucos para identificar este tipo de engaños. ¿Qué hay que saber?

Los estafadores están al acecho y, en línea con el avance tecnológico, encuentran nuevas maneras de generar fraudes más elaborados y verosímiles; al punto de crear páginas web y aplicaciones fraudulentas cuyo último fin es robar datos personales como claves de acceso y números de tarjetas. 

Según revela la empresa de ciberseguridad Kaspersky, las víctimas son atraídas a dichos sitios fraudulentos mediante correos electrónicos de phishing, chats de mensajería e incluso anuncios pagados. 

Sea por el diseño o la eficiencia de la página, a menudo los usuarios no se dan cuenta que están sobre terreno peligroso. Sin embargo, existen algunos trucos para identificar las direcciones maliciosas. A continuación, todos los detalles. 

¿Cómo evitar una estafa virtual?

Un ejemplo clásico de estafa por phishing es cuando el ciberdelincuente se hace pasar por una entidad o persona de confianza, se contacta con la víctima a través de un correo electrónico y, por medio de un enlace, la redirige a una página web fraudulenta para incentivarla a compartir su información personal. 

Para no caer en este engaño, lo primero que destaca Kaspersky es identificar si hay una falta de coincidencia entre el nombre y la dirección del sitio. 

"Si se trata de un sitio pirateado, la discrepancia estará ante usted. El nombre del servicio que el sitio falso pretende ser puede aparecer en algún lugar de la ruta del directorio, pero el nombre de dominio será completamente diferente; por ejemplo: www. ayudantes-médicos24 .dmn/wp-admin/js/js/ Netflix /home/login.php . Sabes perfectamente que Netflix vive en netflix.com", escribió la compañía especializada en seguridad informática. 

Otro signo de falsificación puede estar en el diseño de la página web. Ante la sospecha de un sitio falso, los usuarios pueden corroborar su intuición al eliminar la cola de la URL, dejando solo el nombre de dominio. 

"Esto puede abrir la página del verdadero propietario del sitio, que será totalmente diferente a la página de phishing tanto en tema como en diseño. Incluso podría estar en un idioma diferente", explicaron desde Kaspersky. 

Ante todo, la firma previamente mencionada sugiere acceder a las direcciones no desde un hipervínculo que puede llegar por mail o por mensaje, sino a través de marcadores o escribiéndolas manualmente en el buscador. De esta manera, es más probable que el usuario acceda al sitio oficial y no a uno que hayan compartido los ciberdelincuentes. 

Temas relacionados
Más noticias de estafa

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.