Mejorá tu calidad de vida

Nadar a los 50 años: los beneficios de practicar uno de los mejores deportes para el cuerpo y los consejos para tirarse a la pileta

Conocé los beneficios de sumergirse en uno de los deportes más saludables para el cuerpo y recomendaciones para disfrutar de la experiencia en la pileta.

En esta noticia

Nadar a los 50 años es mucho más que una actividad recreativa; es una decisión que trae consigo una serie de beneficios físicos y mentales. Para quienes se tiran a la pileta por primera vez existen una serie de consejos para realizar este deporte,  considerado uno de los mejores para el cuerpo. 

 En esta nota, exploraremos los múltiples beneficios de hacer natación a los 50 años, así como algunos consejos clave para aprovechar al máximo este deporte, revelados por los expertos de Mejor con Salud. 

El desayuno proteico de avena y semillas de chía: cómo se prepara y con qué otros ingredientes lo podés mezclar 

En cuánto tiempo hay que hacer un kilómetro para bajar de peso con una rutina de caminatas al aire libre

Beneficios de nadar a los 50 años: mejorá la salud del corazón

 Sumergirse en la natación a partir de los 50 años implica un ejercicio placentero, además de una poderosa herramienta para fortalecer el corazón.  

Estudios indican que esta práctica contribuye a mejorar la resistencia cardiovascular, controlar la presión arterial y potenciar la circulación sanguínea, reduciendo así el riesgo de enfermedades pulmonares. 

Estudios respaldan que nadar a partir de los 50 años contribuye significativamente a regular la presión arterial, mejorando la salud cardiovascular en general. (Foto: Freepik)

Aumentá la flexibilidad y mejorá la movilidad 

Nadar también ofrece un impulso significativo a la flexibilidad y movilidad del cuerpo. Este ejercicio acuático puede ayudar a incrementar la flexibilidad en áreas clave como caderas, piernas, brazos y cuello, al tiempo que mejora la postura y alivia el dolor de espalda. 

Además, la mecánica de la natación facilita el movimiento articular, ya que el agua proporciona un entorno menos restrictivo que el ambiente terrestre, permitiendo una mayor amplitud de movimientos sin ejercer presión excesiva sobre las articulaciones.

Beneficios de nadar a los 50 años: aumenta la fuerza

 Hacer natación impulsa el desarrollo de fuerza y tono muscular. Este deporte, reconocido por su eficacia como entrenamiento de resistencia, se destaca por la capacidad de fortalecer los músculos de manera integral. 

El truco para entrenar la memoria y dejar de olvidar dónde dejamos las cosas que usamos a diario

Las diferencias entre el arroz blanco y el arroz integral: cuáles son los beneficios y las vitaminas que aporta cada uno al organismo

Mejora la salud mental 

 Esta práctica acuática demostró ser una poderosa aliada para reducir los niveles de estrés, mejorar el estado de ánimo y potenciar la función cerebral. 

Además, la natación ofrece un espacio social invaluable, ayudando a combatir los sentimientos de aislamiento y soledad que a menudo afectan a las personas mayores. 

Nadar no solo ejercita el cuerpo, sino que también estimula la función cerebral, promoviendo una mente más aguda. (Foto: Freepik) 

Consejos para aprender a tirarse a la pileta después de los 50 años 

  • Aprender a nadar con un monitor especializado: aunque natación es un ejercicio beneficioso, es esencial aprender con la guía de un monitor especializado para garantizar la seguridad en el agua y maximizar los beneficios. 

  • Importancia de la técnica: en natación, al igual que en cualquier deporte, la técnica es fundamental para obtener resultados óptimos. Una buena técnica asegura que se aprovechen al máximo los beneficios del ejercicio y se reduzca el riesgo de lesiones. 

  • Adaptar los estilos de natación: no todos los estilos de natación son adecuados para todas las personas. Es importante adaptar los estilos de natación según las necesidades y limitaciones individuales.

  •  Corregir errores comunes de técnica: errores como respirar siempre hacia el mismo lado o una batida de piernas desequilibrada pueden provocar desbalances musculares y tensiones

Temas relacionados
Más noticias de Salud
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.