CAYÓ PRESO

Igual que en 9 reinas: el "estafador de la virulana" y su modus operandi que usó durante años para comer y vestirse gratis

"El estafador de virulana": quién es, cuál es su modus operandi y como fue capturado por la policía bonaerense.

El lunes pasado fue detenido Alejandro Daniel Comesaña, un hombre de 63 años también conocido como "el estafador de virulana". El potencial delincuente se manejaba con la famosa modalidad de cuento del tío, pero en esta ocasión cambió su modus operandi, implementó otra estrategia y cayó en manos de la justicia.

Alejandro Daniel Comesaña

POR QUÉ "ESTAFADOR DE VIRULANA": SU MODUS OPERANDI

Otra que Nueve Reinas, usaba la famosa modalidad del cuento del tío para completar sus estafas: la estrategia de Comesaña consistía en ingresar a locales gastronómicos, principalmente en la zona de Nuñez y Belgrano, y mostrar restos de esponjas de acero, o virulanas, que supuestamente había encontrado en la comida que compró en el lugar. La idea era que, frente al inconveniente causado al cliente, el comercio le regalara comida o, en su defecto, le devolviera el dinero. Un estafador de manual.

Comesaña entregandole un trozo de virulana a su victima

Por ejemplo, en un caso reciente en el local de Betos Lomitos, Comesaña le dijo al empleado que su nieto se había intoxicado por consumir un pedazo de virulana que se encontraba en la comida que había comprado en el lugar. Sin embargo, el empleado del comercio recordó que en un grupo de Facebook de la zona habían advertido sobre este modus operandi, entonces dio aviso a la Policía y la estafa quedó trunca, aunque el delincuente no fue detenido.

CAMBIÓ SU ESTRATEGIA Y LE SALIÓ MAL: CÓMO FUE DETENIDO EL ESTAFADOR DE VIRULANA

El lunes, alrededor de las 11 de la mañana, Comesaña se encontraba en el local de Kevingston de Av. Córdoba y Aráoz, en Palermo. Luego de probarse un par de camperas, decidió esconder una entre su ropa y se retiró del local con toda la intención de robar la prenda. Sin embargo, su plan falló cuando Franco Pascuccio, encargado del local, se dio cuenta de lo sucedido y salió corriendo tras él.

Pascuccio advirtió la presencia del personal de la Comisaría Vecinal 15 B de la Policía de la Ciudad en la intersección de Av. Córdoba y Scalabrini Ortiz y les comunicó la situación. Con la descripción del vendedor, los oficiales comenzaron la persecución y lograron detener a Comesaña en Av. Córdoba al 4500, con la presencia de dos testigos.

Tras corroborar sus datos se comprobó que era la misma persona que, semanas atrás, intentó estafar a comercios gastronómicos de Núñez y Belgrano. El "estafador de virulana" fue detenido y trasladado a la Alcaidía 10, donde se le abrió una causa por tentativa de hurto que quedó a cargo del Juzgado Nacional Criminal y Correccional N° 18, en manos del doctor Raúl Ormaechea.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios