CORONAVIRUS

COVID: hacer ejercicio aumenta la eficacia de la vacuna, según estudio

Caminar, trotar o montar en bicicleta después de recibir la dosis de refuerzo potencia la respuesta inmune del cuerpo al suero.

Tras los récords registrados a mediados de enero por la irrupción de la variante Ómicron, la curva de contagios en la Argentina comenzó a disminuir paulatinamente. Este jueves la media móvil se situó en 26.450 casos, muy por debajo de 55.180 positivos en los que se ubicaba el primer día de febrero. 

En paralelo, más de 14,8 millones de personas ya recibieron la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus, y más de 35,6 millones ya tienen el esquema de dos dosis completado, según los datos del Monitor Público de Vacunación.

Vacuna pancoronavirus: cómo es la estrategia que propone la OMS para acabar con el COVID

COVID y tercera dosis: cuánto hay que esperar para darse la vacuna después del contagio

Hacer ejercicio aumenta la eficacia de la vacuna contra el COVID

En este contexto, un nuevo estudio publicado en la revista Science reveló que hacer ejercicio después de ser inoculado ayuda a aumentar la eficacia del suero contra el Covid-19.

La investigación, que monitoreó a 70 personas recién vacunadas, fue realizada por especialistas de la Universidad del Estado de Iowa, en Estados Unidos, quienes midieron el nivel de antígenos después de que los participantes recibieran la vacuna contra la influenza o la dosis del suero de Pfizer. Los investigadores encontraron que quienes habían hecho ejercicio durante 90 minutos después de ser inoculados producían más anticuerpos que quienes se quedaron en reposo.

Aunque el beneficio del ejercicio ya había sido establecido por estudios anteriores, el valor de esta investigación es que ofrece el tiempo y el tipo de ejercicio que mejor potencia los efectos de las vacunas

Quienes habían hecho ejercicio durante 90 minutos después de ser inoculados producían más anticuerpos que quienes se quedaron en reposo.

Para saberlo, los expertos reclutaron a un grupo de personas que iban a recibir la vacuna contra la influenza o el coronavirus. Previo a la inoculación, les tomaron muestras de sangre para analizar sus niveles de antígenos. Tras la inoculación, los expertos invitaron al azar a unos a sentarse, mientras que a otros les pidieron que hicieran ejercicio durante 90 minutos.

COVID: la importancia de definir el tiempo de ejercicio

El lapso de 90 minutos se escogió porque existe evidencia previa que sugería que con ese tiempo se lograba aumentar el interferón alfa en la sangre y eso estimula la creación de células inmunitarias. En efecto, los expertos encontraron que quienes hicieron ejercicio después de recibir la vacuna durante ese lapso produjeron más antígenos que quienes permanecieron en reposo.

Aunque la muestra usada es muy pequeña, se trata de una noticia muy positiva para todos aquellos que están recibiendo por estos días la dosis de refuerzo. Pero también, como lo mencionó The New York Times, porque confirma una vez más que el ejercicio es el mejor medicamento para prevenir infecciones o para hacerlas menos severas en caso de que sucedan.

Qquienes habían hecho ejercicio durante 90 minutos después de ser inoculados producían más anticuerpos que quienes se quedaron en reposo.

El antecedente

En un estudio publicado el año pasado en el British Journal of Medicine, científicos de la Universidad de San Diego encontraron que, en una muestra de casi 50.000 personas de California que habían tenido coronavirus, los que habían hecho ejercicio antes de su diagnóstico tuvieron la mitad de riesgo de terminar hospitalizados y con enfermedad severa, frente a aquellos que se infectaron y raramente entrenaban. 

Ante ese hallazgo, los expertos recomendaron a los gobiernos incentivar la actividad física como estrategia de salud pública para mejorar las posibilidades de la población en caso de sufrir de Covid-19.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA VARIANTE ÓMICRON

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.