Salud

Cálculos en la vesícula: la opinión de los especialistas acerca de la "limpieza" con aceite de oliva y jugo de limón

Esta es la opinión de los expertos acerca de los tratamientos naturales para la colelitiasis.

En esta noticia

La presencia de cálculos en la vesícula es un problema común que afecta a muchas personas. La "limpieza" del hígado y la vesícula mediante el consumo de aceite y jugo de limón se propone comúnmente como un método natural para eliminar estas piedras. Sin embargo, esta opción carece de respaldo científico.

La vesícula biliar, ubicada debajo del hígado, almacena la bilis necesaria para la digestión de las grasas. La formación de piedras en este órgano, conocida como colelitiasis, puede requerir intervención quirúrgica en casos graves. 

La prevención y el tratamiento adecuado, guiados por profesionales de la salud, son fundamentales para evitar complicaciones y mejorar la calidad de vida.

El mejor país del mundo para jubilarse: queda en Latinoamérica y estos son los requisitos para mudarse a los 60 años

El mineral que no te puede faltar para tener una buena memoria: estos son los alimentos donde podés encontrarlo

¿Qué opinan los especialistas sobre la "limpieza" de vesícula con aceite de oliva y jugo de limón?

Acorde al portal Cuidate Plus, los expertos desaprueban los supuestos consejos naturales que circulan en redes sociales y algunas páginas web. Una de las sugerencias más populares es el consumo de una mezcla de aceite de oliva, jugo de limón y ciertas hierbas medicinales

Sin embargo, no existe respaldo científico que valide la eficacia de estos métodos, y el uso excesivo de estos preparados puede resultar perjudicial.

 La "limpieza" de la vesícula con aceite de oliva y jugo de limón es un remedio popular, pero carece de respaldo científico (Foto: Freepik) 

Médicos y nutricionistas coinciden en que las supuestas limpiezas de hígado y vesícula no reparan los daños causados por el consumo excesivo de alcohol o una dieta deficiente. El cuerpo humano posee sus propios mecanismos de desintoxicación, y la clave está en adoptar hábitos saludables y elegir alimentos que favorezcan la salud de estos órganos.

En presencia de cálculos biliares, es fundamental que el tratamiento sea determinado por un médico. Además, los nutricionistas pueden proporcionar valiosas recomendaciones dietéticas para apoyar la salud del hígado y la vesícula.

El signo del zodíaco que mejor besa, según la Astrología: ¿en qué puesto del ranking está el tuyo?

La hierba medicinal originaria de China que alivia los síntomas del tinnitus y mejora la circulación sanguínea

¿Cuáles son los tratamientos existentes para los cálculos en la vesícula?

Según el portal Cuidate Plus, expertos de la Federación Española de Aparato Digestivo (FEAD) coinciden en que el tratamiento de los cálculos en la vesícula varía según si presentan síntomas o no.

 Cambiar hábitos alimenticios y evitar comidas grasas puede ayudar a prevenir la formación de cálculos en la vesícula. (Foto: Freepik) 

Cuando las piedras en la vesícula no generan síntomas, se puede mantener una dieta normal y variada, aunque es aconsejable moderar el consumo de alimentos grasos para prevenir cólicos biliares. Los alimentos que conviene minimizar incluyen:

  • Embutidos y carnes grasas.

  • Leche entera, manteca, margarina, crema.

  • Flanes, chocolate.

  • Huevos.

  • Aceitunas.

  • Frutos secos.

  • Aceite.

  • Comidas precocinadas.

Los cólicos causados por cálculos sintomáticos en la vesícula, se manifiestan con dolor intenso en el lado derecho del abdomen, irradiado hacia la espalda y el hombro derecho, acompañado de náuseas y vómitos.

El tratamiento inicial incluye analgésicos, pero si los cólicos persisten o se presentan complicaciones, se recomienda la cirugía.

Las recomendaciones nutricionales para casos sintomáticos son más detalladas y buscan reducir el dolor y evitar la estimulación de la vesícula:

  • Seguir una dieta saludable y variada.

  • Evitar comidas abundantes; comer en pequeñas cantidades varias veces al día.

  • Comer despacio y en un ambiente tranquilo.

  • Reposar sentado hasta media hora después de las comidas.

  • Tomar líquidos en pequeñas cantidades y asegurarse de ingerir al menos 2 litros de agua al día.

  • Optar por métodos de cocción sencillos y evitar frituras.

  • Evitar alimentos estimulantes como café, gaseosas y alcohol.

  • En caso de obesidad, procurar perder peso.

Antes de realizar o modificar un plan alimenticio o de rutina, se recomienda consultar con un especialista.


Temas relacionados
Más noticias de Salud
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.