Salud mental

Amor al trabajo o amor propio: explican por qué no hay que sobreexigirse en el trabajo

Un experto en salud mental explicó que muchas veces confundimos la disciplina con sobreexigencia, algo que puede derivar en problemas tanto físicos cómo psicológicos.

No hay duda que la disciplina es un factor clave para progresar en cualquier ámbito de la vida, ya sea académico, deportivo o laboral, pero para un especialista en materia de salud mental el concepto que generalmente se tiene sobre este tema suele confundirse con el sobreexigirse, algo que según él es muy peligroso ya que deriva en problemas tanto físicos cómo psicológicos en el proceso de aplicarlo.

Esto fue afirmado por el especialista en bienestar mental Ron Yap, quien aseguró que muchas veces uno suele sobreexigirse con el objetivo de cumplir con los "objetivos" impuestos por nuestros jefes. "Trabajar hasta caer, quedando exhausto con el objetivo de complacer a nuestros superiores no es disciplina", explicó.

Ley de Talles y salud mental: por qué de eso no se habla

"Tampoco es disciplina ignorar lo que nos dice nuestro cuerpo", continúa diciendo el también influencer -actualmente tiene una página con más de 30.000 seguidores en Instagram donde habla sobre salud mental- en una de sus publicaciones más virales, mientras que agrega: "No es disciplina dejar de comer, dormir o descansar".

Por último, hace especial énfasis en que el concepto de disciplina nunca podría estar asociado a cosas cómo no comer, ni descansar, evitar hacer actividades de las que uno disfruta o básicamente cosas que tienen un impacto negativo en nuestra vida. "Muchas veces se nos dice que hay que sacrificar para conseguir cosas, pero hay un punto en el que esta mentalidad no es sana", explicó el oriundo de Singapur.

QUÉ ES LA DISCIPLINA SANA

En cuanto a la "disciplina sana", Yap asegura que cosas cómo la organización, el saber entender al cuerpo y una rutina estable son las bases de la disciplina. "Tener los horarios de descanso ya establecidos, la realización de pequeños cambios en la rutina diaria o el hecho de alimentarnos bien son todos hábitos de disciplina sanos", escribió en su instragram.

"No hay disciplina si es insalubre e insostenible", continúa su publicación, mientras que cerró asegurando: "El cambio y la mejora personal son buenos, pero este debe ser realizado a un ritmo en el que no se sacrifique nuestra salud mental. No dejen que la cultura tóxica de sobreexigencia los convenza de lo contrario".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.