Cuántos líderes de empresas medianas detectan el burn out en sus equipos y cómo lo gestionan

Más de 300 millones de personas padecen depresión en el mundo. La pandemia de coronavirus potenció esa epidemia silenciosa, silenciada e incluso estigmatizada. Un estudio revela cómo las empresas medianas en la Argentina gestionan el estrés laboral en tiempos de teletrabajo prolongado

El 13 de enero se conmemora el Día Mundial de la Lucha Contra la Depresión. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un trastorno mental tan frecuente que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. Además, es la principal causa mundial de discapacidad social y ausentismo laboral en su manifestación como  síndrome de burn out crónico.

Ahora, ¿cuál es la incidencia de la pandemia de coronavirus en esta epidemia silenciosa, silenciada e incluso estigmatizada? Y, principalmente, ¿cómo las empresas gestionan el estrés laboral en tiempos de teletrabajo tan inesperado como prolongado?

 

 

Entre octubre y diciembre, el International Business Report de Grant Thornton hizo un relevamiento en la Argentina que involucró a 77 líderes de empresas medianas, con el objetivo de evaluar, en términos de salud mental, el impacto del teletrabajo 'obligatorio' debido a la cuarentena por el Covid-19.

Como punto de partida, hay que considerar que, antes de marzo de 2020, casi la mitad (46%) de las compañías consultadas no tenían política activa de home office; 29% lo tenía habilitado para ciertas áreas; 13% lo ofrecía a toda su plantilla y otro 13% lo reservaba para posiciones jerárquicas.

Así, a la incertidumbre que generó la emergencia sanitaria todavía vigente, se sumó el estrés y la ansiedad disparados por la implementación súbita de una práctica laboral para la que muchas culturas organizacionales no estaban preparadas en aspectos tecnológicos, de flujo de trabajo y, fundamentalmente, de gestión del capital humano.

 

 

Según Mariana Amores, gerente de RRHH de Grant Thornton Argentina, plantea: "El home office que venimos haciendo hace ya 9 meses es más un office home. Toda nuestra realidad se juega en el mismo espacio: nuestro hogar. Familias con hijos, sin hijos, con adultos mayores a cargo y personas solas se han encontrado de un día para otro pasando 24 horas con exigencias múltiples e inmersos en un contexto de incertidumbre total. Sentimientos de angustia, soledad, miedo, frustración y trastornos del sueño han aflorado con mucho más ímpetu que en cualquier otra época. Y las organizaciones no son ajenas a esta situación .

Ante este panorama, ¿los líderes consultados consideran que sus equipos pueden acceder a alguna instancia de contención o asesoramiento dentro de la empresa? El 84% de los encuestados sostuvo que sí.

Hilando más fino, el informe revela que del total de los encuestados:

  • El 62% reconoce que su compañía asiste a todos sus empleados en el manejo del estrés, ya sea a través de programas de asistencia o grupos de ayuda
  • El 22% asume que no se ofrece ninguna contención formal
  • El 13% aclara que existe acompañamiento para ciertas áreas 
  • El 2% señala que se brinda contención sólo a ciertas posiciones jerárquicas

 

 

Para evaluar hasta qué punto los líderes participantes del estudio toman real conciencia de la dimensión de esta problemática, se les consultó si detectan cuándo un colaborador o colega está atravesando episodios de ansiedad, depresión, burn out u otra afección mental:

  • El 79% estuvo de acuerdo o muy de acuerdo en que sí son capaces de identificar esa situación
  • El 13% estuvo en desacuerdo o muy en desacuerdo
  • El 8% se mostró neutro

 

Amores concluye que "es por esto que la flexibilidad y la comunicación son factores fundamentales" en la organización del teletrabajo. Y enfatiza que "las compañías deben conocer las situaciones personales de sus colaboradores" porque una baja de rendimiento o determinadas reacciones no habituales son signos de alerta que conviene abordar a tiempo.

Aquí es donde la inteligencia emocional demuestra ser el atributo clave de los líderes. "Estar cerca significa ofrecer un espacio de confianza y contención para que los empleados puedan expresar lo que les está pasando. En Grant Thornton Argentina, por ejemplo, hemos ofrecido asistencia psicológica, ya sea a través de las prepagas y/o sumando algún servicio adicional, que incluya la contención del colaborador y en algunos casos también del grupo familiar conviviente , revela Amores. 

 

 

 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios