Ley de Talles y salud mental: por qué de eso no se habla

En la Argentina, el 65% de la personas tiene dificultades para encontrar su talle de ropa. Cuáles son los efectos de este número y qué se está haciendo para cambiarlo?

¿Por qué comprar ropa en la Argentina es tan difícil? ¿Por qué un par de zapatos femeninos número 42 no se encuentra sin dar vueltas? ¿Por qué el talle único parece reinar cada vez en más locales? ¿Por qué si en un comercio un jean talla 38 va bien, en el de al lado es necesario comprar dos números más? ¿Por qué la gente con sobrepeso parece 'condenada' a recurrir a locales 'especiales'? Porque en el país no hay un sistema unificado de talles.

 No existe, por lo pronto, un esquema que posibilite prever la talla personal y guiarse únicamente por esta y, como consecuencia, queda excluido del acceso a gran parte de las prendas el 65% de los argentinos, quienes no encajan en los estándares normativos con los que se rige la industria textil, donde existe una suerte de ley de la selva que le permite a cada marca establecer sus propias referencias de medidas, sin correspondencia con el patrón antropométrico.  

El Gobierno les puso otra piedra en la zapatilla a marcas como Nike, Adidas y Puma

Este es el problema que se propone resolver la Ley N°27.521, conocida como Ley de Talles. Fue sancionada en noviembre de 2019 y establece la creación de un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (Suniti), "correspondiente a medidas corporales estandarizadas con destino a la fabricación, confección, comercialización o importación de indumentaria destinada a la población a partir de los 12 años".  

 La normativa compromete, entonces, a "todo comerciante, fabricante o importador de indumentaria" a identificar cada prenda según el sistema único establecido a través de un estudio antropométrico, es decir, una "investigación que permite relevar las medidas y proporciones de los ciudadanos", el cual debe ser aprobado por su autoridad de aplicación, en este caso, la Secretaría de Comercio Interior, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo.  

Tras más de un año de ser sancionada, el Gobierno reglamentó la Ley de Talles

Sin embargo, aunque la ley promulgada establece que "el primer estudio antropométrico debe estar finalizado dentro del período de un año de sancionada la presente ley", al 20 de noviembre del 2020 -un año luego de la sanción de la norma- no existía reglamentación.

Recién fue publicada en el Boletín Oficial a principios de junio de 2021, cuando efectivamente comenzó el estudio que considerará cuerpos de todo tipo para definir un índice de talles más inclusivo.

 El Suniti se aplicará no sólo a los talles de indumentaria convencional sino también al calzado y a los uniformes de trabajo. En contraste, se excluirá de la escala a las prendas de alta costura o de diseño de autor, las confeccionadas a medida, los accesorios y los implementos destinados a la protección personal en tareas laborales.   

El relevamiento, que utiliza tecnología 3D, ya analizó la contextura de unos 10.000 voluntarios y se espera llegar, al menos, a los 15.000 para establecer una muestra representativa de la población argentina. Hasta el momento, ya hay un 60% de la muestra nacional, y la última etapa comenzó a fines de julio. 

Ley de talles en Argentina: convocan a voluntarios para definir el sistema unificado de medidas de ropa, ¿cómo participar?

Ley de Talles y salud mental: de eso también hay que hablar

Según la encuesta de talles realizada durante 2020 por la ONG Anybody Argentina entre 8025 encuestados, un 65% manifestó tener problemas para encontrar talle frecuentemente. Y más del 80% afirmó encontrar siempre o con frecuencia prendas que querrían comprar solo en "talle único".

Sin embargo, la respuesta más preocupante da cuenta de que "el sentimiento más recurrente entre las personas con dificultades para encontrar talles es la tristeza porque sus cuerpos no encajan en la ropa deseada (44,7%) y el cuestionamiento del propio cuerpo (46,9%).

Polémica por la tapa de Caras: cuerpos hegemónicos y gordofobia

Según los especialistas en salud mental, un sistema de talles acorde a los cuerpos reales y respetuoso de su diversidad es clave para que 'entrar' en un jean no sea una utopía en pos de la cual las personas, especialmente en la adolescencia, vean afectada su autoestima e incluso su bienestar físico.

La existencia de talles, números y medidas irreales para más de una tipología de cuerpo llevan a distorsiones individuales: el 62,7% de los encuestados por Anybody afirmó que su "talle ideal" es uno (14,99%), dos (22,72%) o más de dos (24,96%) menos del que tenían al momento de contestar la encuesta.

Forever 21 señalada como "gordofobica" por regalar barras dietéticas en ventas web

Es así como una Ley de Talles que tenga en consideración cuerpos de niños, jóvenes, adultos y ancianos, hombres y mujeres de todo el país para la elaboración de un índice de medidas de ropa acorde a la realidad es un gran paso hacia la deconstrucción de la idea del "cuerpo perfecto" y en pos del cuidado de la salud mental de los grupos etarios más vulnerables por ser permeables a la influencia de medios, redes sociales y sus propios pares.





Tags relacionados

Comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
  • CLA

    Cecilia Laura Alonso

    08/10/21

    En Argentina es muy difícil conseguir calzado de mujer más grande que 41. En otros países del mundo hay hasta 45 y son calzados muy lindos.
    Aquí debemos hacer cola en las tan pocas fábricas que hacen 41, 42, 43 y 44, y encima los modelos son muy diferentes a los de los talles más chicos..
    Nos dicen que es porque no hay suelas de mujer más grandes que 41.
    Espero que con esta ley dejen de discriminar a todas las que calzamos más de 40.

    0
    0
    Responder