Inversiones en Cedears

Wall Street en máximos históricos: ¿qué sectores aún se ubican lejos de sus picos?

Mientras las acciones siguen alcanzando nuevos máximos históricos, todavía hay sectores que permanecen lejos de sus picos tanto de corto como de largo plazo.

Wall Street está en máximos históricos. Ha quebrado una y otra vez sus récords, gracias a que la liquidez global empuja a las acciones a seguir subiendo. Sin embargo, no todo brilla en Nueva York ya que hay sectores que siguen muy lejos de sus máximos. La pregunta clave es si estos sectores se encuentran adelantándose a una corrección, o si, por el contrario, representan una oportunidad.

El rally luce imparable. En lo que va del año, el S&P500 sube 20,6% mientras que el Nasdaq gana un 19,8%. 

Entre los sectores que mayores ganancias acumulan en el año se destacan el de extracción de petróleo (XOP) que gana 37%, el sector financiero (XLF), con subas del 31%, el energético (XLE) que sube 28%, y entretenimiento y hotelería (PEJ) que avanza 22%.

Le siguen las acciones de baja capitalización bursátil, con un avance de 21,3% y tecnología (XLK), que gana un 21%.

Debajo del S&P500 se encuentran el resto de los sectores. Salud avanza 19%, materiales e industriales un 18%, consumo discrecional un 13% y aerolíneas un 3,6%. En terreno negativo en lo que va del año se encuentran el sector de mineras (GDX), que pierde un 12%.

Hay muchos sectores que se encuentran en máximos históricos o muy cerca de ellos. Tanto el S&P500 como el Nasdaq opera en máximos. Misma dinámica se encuentra en el sector financiero e industrial que se ubica cerca de sus valores mas altos.

El sector de salud, real estate, materiales, también operan en zona de máximos históricos.

Luego aparecen otros sectores de la economía norteamericana que se ubican todavía lejos de sus techos reciente y también muy lejos de sus valores históricos.

Uno de ellos es el sector energético, así como también el de extracción de petróleo. El sector de energía (XLE) se ubica un 52% debajo de sus máximos históricos de 2014 así como también un 14% debajo de sus máximos recientes.

El sector de extracción de petróleo (XOP) muestra una dinámica similar, operando un 75% debajo de sus máximos históricos y un 21% debajo de sus picos recientes.

Similar es el caso del sector de aerolíneas. Este se ubica cerca de un 33% debajo de sus máximos históricos y un 20% debajo de sus máximos recientes.

Este fue claramente uno de los sectores más afectados por la pandemia ya que los viajes en avión se suspendieron a nivel global en medio del peor momento de la crisis de coronavirus y la movilidad global no logró recuperarse del todo. En el año, las aerolíneas apenas ganan un 3%.

Finalmente, el sector de mineras es también uno de los mas golpeados y que permanece muy lejos de sus máximos históricos. 

Este se encuentra cerca de un 52% debajo de sus máximos históricos de 2012 y un 31% debajo de sus máximos recientes de 2020.

Por otro lado, hay otros sectores que, si bien se ubican cerca de sus máximos históricos, han generado una baja reciente.

El sector de hotelería y ocio cae un 11% desde sus máximos, el de materiales opera un 5% y materiales básicos un 6% debajo de sus máximos recientes, el de construcción de casas un 4%.

Manuel Carpintero, head portfolio manager de Nash Inversiones, explica que si bien la mayoría de los sectores se encuentran en máximos (o muy cerca de ellos), todavía se encuentran algunas excepciones como el sector energía (con un fuerte componente de empresas vinculadas a la extracción de petróleo) y las aerolíneas. Ambos entre un 10% y un 20% por debajo de máximos.

"Por el lado de las petroleras, es un buen sector para subirse a un trade inflacionario. Estas suelen tener a su vez correlación con el crudo. Respecto a las aerolíneas, lo vemos como sector ideal junto con hoteles, para acompañar el view de que la apertura post-covid continuaría por buen camino y que la variante delta no representa amenaza de nuevos cierres", comentó.

Por su parte, Juan S. Dalton, financial advisor de IEB, remarcó que si bien en el acumulado del año todos los sectores se encuentran en terreno positivo, el sector financiero y de real state han tenido una performance superior al resto y por el contrario tanto consumo discrecional y materiales vienen siendo los más rezagados.

El especialista de IEB remarcó que la atención hacia adelante para el mercado en general radica en determinar cual va a ser el futuro de la política monetaria de la Fed y de los demás bancos centrales del mundo. 

La asistencia monetaria ha sido histórica y ello ha generado un rally en las acciones y un histórico bullmarket.

En este sentido, mirando hacia delante, Dalton entiende que luce probable que haya una cierta lateralización de los mercados a la espera de mayores detalles por parte de la Fed respecto al tapering.

"La próxima charla del presidente Jerome Powell será el 27 de agosto, pero la atención estará a fines de septiembre cuando tenga lugar la reunión de la FOMC. La expansión económica norteamericana batiendo las expectativas y una notable recuperación del empleo nos hacen pensar que el tapering es un hecho y que tendrá su inyección de volatilidad, especialmente en las empresas más apalancadas y con mayores promesas de crecimiento sugiriendo prudencia a la hora de seleccionar activos", indicó. 

"Por este motivo entendemos que las oportunidades de compra se verán en el último trimestre del año dada una posible rotación de carteras a partir de las nuevas definiciones del banco central norteamericano", agregó.

¿Oportunidad o cautela?

La pregunta que surge a la hora de analizar la dinámica de los sectores que se encuentran operando con bajas en los últimos meses es si éstos se encuentran adelantándose al ciclo correctivo en Wall Street.

Con una suba de más de 100% desde el piso de marzo de 2020 y ganancias del 20% en lo que va del 2021, el riesgo de ver una corrección en el mercado está latente y la pregunta es si estos sectores se adelantaron a dicho proceso.

Gustavo Domínguez, CIO de AdCap, entiende que la caída en los sectores que se encuentran transitando una baja no implica que estén mostrando el camino hacia una corrección. Para Domínguez, la caída en los sectores de energía, petróleo y aerolíneas es, de hecho, una oportunidad.

"No creo que se hayan adelantado en la baja los sectores que más han sufrido. En realidad, creo que hay oportunidades a mediano plazo porque el retraso ha sido por la vuelta de una rotación, con los temores al efecto que tendrían en los consumidores -lo que se vio reflejado en la baja de las ventas al consumidor en el último mes-, los contagios de la variante delta, que se ha expandido mucho en los Estados Unidos", afirmó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios