Dólares financieros

Súper cepo al dólar: cuáles fueron los primeros efectos de las restricciones al CCL

Entre otros cambios, se desplomaron los volúmenes operados en la especie C de AL30 y GD30 y el mercado empezó a virar hacia Ledes o al Segmento de Negociación Bilateral (Senebi).

El endurecimiento del cepo al contado con liquidación, tras las medidas dictadas por la Comisión Nacional de Valores  (CNV) y el Banco Central de la República Argentina (BCRA) el sábado 10 de julio, ya muestra efectos en los mercados de cambios financieros.

Así, gran parte de las operaciones que antes se realizaban con los bonos 2030 ahora se hacen a través de letras del Tesoro mientras que otros operadores se mudaron del segmento Prioridad Precio Tiempo (PPT) al Segmento de Negociación Bilateral (Senebi).

Los efectos en los primeros cinco días de regulaciones:

  • Cambios en los volúmenes operados en los bonos 2030: Un informe de la sociedad de Bolsa Buenos Aires Valores (BAVSA) destaca como primer efecto de las normativas es una disminución en el volumen de AL30C (el cual tiene movimiento cuando hay intervenciones oficiales). En la última semana hubo un promedio de 6,5 millones de nominales contra 45 millones en la última semana de junio y 22 millones en las dos primeras semanas de julio.

Esta reducción del volumen operado en especie C muestra que la cantidad de dólares cable que el BCRA inyectó en el mercado se restringió fuertemente durante la semana.

En tanto, un informe de la consultora 1816 destacó: "Se achicó abruptamente el volumen de AL30C y, sobre todo, de GD30C. Este último, pasó de operar cerca de u$s 30 milones de nominales en el segmento Prioridad Precio Tiempo T+2 a apenas u$s 1 millón en las últimas tres jornadas). Esto le permitirá al Central, con montos más chicos, manejar el contado con liqui regulado". 

  • Cambio de estrategia del BCRA. Desde BAVSA marcaron como otro de los resultados más destacados del "súper cepo" que mientras que en las semanas previas a las nuevas regulaciones una fuerte venta de AL30 contra pesos, ahora se puede vislumbrar una reducción relativa del volumen operado en pesos y un incremento relativo del volumen operado con dólar MEP. 

      "La intervención oficial modificó su estrategia: en lugar de incrementar                  fuertemente la venta de AL30 contra pesos para regular el precio del dólar              MEP, ahora lo hace principalmente comprando AL30D", destacaron. Y                    añadieron que el viernes 16 el viernes el AL30D en el plazo de 48 horas            operó el segundo mayor volumen de su historia (medido en nominales).

  • Desplazamiento. Un tercer punto que remarca el informe de Buenos Aires Valores es que la operatoria de divisas (principalmente la de dólar cable) se trasladó de plaza hacia las Letras de Descuento (Ledes) y hacia el Senebi. En cuanto a las letras, el informe sostiene: "El volumen promedio operado contra cable en las primeras semanas de julio no llegó a u$s 1 millón, mientras que durante la semana post regulaciones llegaron a operarse más de u$s 5 millones por día".

      

  • En cuanto a los efectos en precios, se profundizó la multiplicidad de precios posibles para el contado con liquidación. Con las nuevas normas de juego, el dólar implícito en el GD30 deja de ser una referencia, ya que para los grandes operadores los valores disponibles son menores y tienen que pasarse a otros instrumentos. "Esta multiplicidad de precios, sumado a un aumento de volumen en operaciones bilaterales, crea un mercado menos transparente", advirtieron desde BAVSA. 

  • Otro efecto en precios fue la presión alcista en el precio del canje (conversión dólar MEP a CCL). 

  • El Banco Central volvió a incrementar sus compras de dólares gracias a la Comunicación A 7327, la cual establece mayores requisitos para acceder al MULC (no se pueden realizar canjes de títulos locales por títulos externos y quienes tengan control sobre una persona jurídica no pueden vender títulos contra dólares para que esa persona jurídica pueda acceder al mercado de cambios). De esta forma, la autoridad monetaria se hizo de u$s 528 millones limpios tras la primera semana de regulaciones y unos u$s 60 millones más en la rueda de ayer.  

Qué espera el mercado 

"Bajó el volumen de intervención del Banco Central respecto de la segunda quincena de junio y la primera semana de julio, pero sigue habiendo intervención", señaló Federico Furiase, director de la consultora Anker Latinoamérica. 

Y añadió: "Más allá de las regulaciones en la operatoria, el Banco Central va a seguir interviniendo, aún en un mercado más chico, porque es la manera que tiene para controlar el dólar financiero de pantalla en el segmento PPT y porque además termina siendo un mecanismo de esterilización del excedente de pesos al dólar CCL". 

Además, Furiase amplió: "No descarto que ahora que se intervino con regulaciones a los Globales, el Banco Central aproveche para empezar a vender GD30 contra pesos y comprar GD30 contra dólares. Esto permitiría mantener el CCL en la misma foto tanto en AL30 como en GD30. De todas formas, esto serviría para el dólar pantalla, pero aún en ese caso la presión seguiría en el Senebi". 


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios