Crisis global y local

Sube el riesgo país y se complica el contexto internacional para la Argentina: ¿hasta cuándo?

Cayeron los bonos y bolsas en el mundo y en la Argentina, como siempre, el impacto es mayor. Las bajas de los títulos llegaron al 4,5% muy por encima del resto de los emergentes latinoamericanos.

El clima financiero internacional se siguió agravando en el inicio de la semana con impacto inmediato en los mercados emergentes y aún más en la Argentina.

La certeza de que se avecinan nuevas y fuertes subas de tasas de la Reserva Federal y en realidad de los principales bancos centrales del planeta gatilló nuevas salidas de inversores de las posiciones en activos de riesgo.

El riesgo país, camino a subir otro escalón en un mercado golpeado por la suba de tasas

Preludio

Ayer, en Nueva York el S&P mostró caída de 1%, la quinta consecutiva. Los analistas de Wall Street asignan una probabilidad de 98% a que Estados Unidos entre en recesión.

Los rendimientos de los bonos en el mundo van en aumento anticipando la suba de tasas: en Gran Bretaña, a 10 años, llegó a 4,2%, el mayor en más de una década. Los del Tesoro norteamericano se acercaron a 3,9 por ciento.

Dólar: otra fuerte compra del Central por masivo ingreso de divisa de los sojeros

Las perspectivas no son alentadoras: la titular de la Fed de Boston, Susan Collins, anticipó que hará falta una suba adicional de tasas para controlar la inflación.

La titular de la Fed de Boston, Susan Collins, anticipó que hará falta una suba adicional de tasas para controlar la inflación.

Su par de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, afirmó que hay mucho camino por delante por recorrer para frenar la inflación.

Elecciones brasileñas

En este contexto, los emergentes no podían permanecer inalterados. El dólar en Brasil, reflejo de la salida de fondos extranjeros, trepó a 5,38 reales, con un alza en el día de 2%.

En la Argentina, esa tendencia no se reflejó acabadamente por la fuerte intervención oficial en el dólar MEP y "contado con liquidación".

Cae el dólar blue pero la tensión en el mercado no desaparece

Pero en lo que respecta a los bonos domésticos no se pudo camuflar el clima internacional con el riesgo país trepando 3% a 2.596 puntos.

Si bien el impacto de la caída internacional afectó a toda la plaza emergente, como siempre sucede, las variaciones porcentuales se magnifican en los papeles argentinos.

En caída

Las caídas promediaron el 3,5% con el bono al 2038 perdiendo 4,5%. Los papeles a 10 años de Brasil 2030 cedieron 1,8%, mientras que los de Ecuador y Colombia a plazo similar retrocedieron dos por ciento.

El riesgo país a casi 2600 puntos se ubica igualmente lejos de los casi 3000 puntos a los que se encaminó durante la gestión de Silvina Batakis en el Ministerio de Economía.

¿Qué anticipan los inversores sobre el rumbo de la deuda argentina? El riesgo país en definitiva no es más que una medida de la probabilidad de default incluída en los rendimientos de los papeles domésticos.

La decisión de Sergio Massa de lanzar el dólar soja a $ 200 en septiembre hizo robustecer las reservas del Banco Central y en definitiva reducir la probabilidad de default en el corto plazo para la Argentina.

Corto plazo

Pero sólo en el corto plazo. Los vencimientos de la deuda argentina se centran en enero y julio próximos y con reservas en mínimos niveles, existían dudas entre inversores sobre la capacidad de pago de esos vencimientos durante la gestión de Alberto Fernández.

Importaciones: Sergio Massa prepara batería de restricciones para bienes terminados

El giro de los mercados internacionales en realidad no cambió esa probabilidad baja de default de corto plazo, en el 2023, pero las caídas igual se produjeron por simples decisiones de fondos e inversores de reducir posiciones en activos de riesgo.

Los rendimientos de los papeles argentinos ahora se acercan al 40% anual en dólares, siempre y cuando se cumplan con los pagos en forma puntual. Las paridades una vez más se acercan al 20%.

No hubo ningún análisis puntual sino más bien la decisión de "risk off", es decir, apagar las apuestas a activos de riesgo.

Lo mismo se replicó en las acciones argentinas en Nueva York.

Los rendimientos de los papeles argentinos ahora se acercan al 40% anual en dólares, siempre y cuando se cumplan con los pagos en forma puntual. Las paridades una vez más se acercan al 20%.

A diferencia de otras caídas en mercados, en esta ocasión da la sensación de que va a demorar varias semanas en que nuevamente resurja el "risk on", es decir, el apetito por el riesgo.

Tiempos difíciles en lo financiero para el país por la nueva tendencia externa que agrava los problemas de cabotaje. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.