Informe privado

Suba de tasas y Leliq: cómo impacta en la deuda del BCRA

El Banco Central ha estado convalidando fuertes aumentos de las tasas de interés, lo que incrementa los niveles de endeudamiento de la entidad.

El Banco Central está mostrando una posición más dura en su política monetaria para combatir la escalada de la inflación y las tensiones en el mercado cambiario. En lo que va del año, la entidad ha aumentado ocho veces las tasas de interés de los plazos fijos y Leliq y se prevé que esta semana autorice otro incremento.

Cómo adelantarse a la suba de tasas del BCRA: las inversiones que recomiendan los expertos

Pero estas subas de tasas, si bien tienen su efecto sobre el avance de los precios y en la plaza cambiaria paralela, también lo tiene en los niveles de endeudamiento del Central, que se van incrementando por los intereses que debe pagarle a los bancos que se suscriben a las Leliq y a los pases pasivos.

LA MITAD DE LA DEUDA CON EL FMI


Para poner dimensión al mayor endeudamiento, la Bolsa de Comercio de Córdoba indicó que por los sucesivos aumentos de tasas el Central deberá pagar este año a las entidades bancarias por intereses de las Leliq y pases más de la mitad de la deuda que tiene el Estado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En ese sentido, señaló que los intereses por esos instrumentos ascenderán este año a alrededor de $ 3,2 billones. Este monto es equivalente a unos u$s 22.500 millones (a precios de hoy del tipo de cambio oficial en el mercado mayorista). A la vez, representa cerca del 4% del Producto Interno Bruto (PBI) nacional.

El Banco Central sigue aumentando su deuda por las subas en las tasas de interés.

También destacó que este pago de intereses genera un desequilibrio equivalente a 1,6 veces la meta de déficit fiscal primario del 2,5% del PIB de este año. A la vez, este déficit "cuasifiscal" superará en 2022 a los montos correspondientes a los subsidios para la energía (3% del PBI) y el transporte (0,6% del PBI).

En su informe, destacó que el stock de pasivos remunerados del Central inició este año en $ 4,4 billones y ya supera los $ 7,2 billones. Medido en dólares con la cotización oficial mayorista, este monto representa aproximadamente u$s 50.500 millones y alrededor del 9% del PIB local.

MÁS INFLACIÓN A FUTURO


La Bolsa cordobesa sostuvo que el aumento de la deuda del Central "limita las políticas que puede instrumentar, lo que resulta particularmente preocupante en el actual contexto en el que buena parte de los fondos depositados en el sistema financiero se destinan a la compra de títulos del Tesoro o de deuda del Central".

"El acelerado crecimiento del stock (la 'bola de nieve') anticipa una mayor inflación a futuro, ligada a la impresión de pesos que generaría. Además, absorbe una masa creciente de fondos financieros que podrían destinarse al sector privado, genuino creador de actividad y empleo", resaltó.

Los datos indican que durante los primeros ocho meses del año el Central pagó intereses por estos pasivos por $ 1,4 billones. Para ello, emitió esos pesos y luego fueron absorbidos o esterilizados a través de los mismos instrumentos, lo que mantuvo vigente las presiones sobre la inflación y el tipo de cambio paralelo.

"La suba de tasas para llevarlas a valores asimilables a la inflación y evitar la huida del peso, sumada a la descripta endogamia monetaria (semanalmente, se emite para servir deuda asumida para absorber las emisiones previas), los intereses que quedan por pagar entre el corriente mes y diciembre -sin considerar nuevas emisiones de pasivos- se estiman en $ 1,8 billones", indicó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.