ExpectativasExclusivo Members

Devaluación: el mercado ya anticipa cuándo el dólar oficial llegará a $ 1000

La baja de tasas de interés del BCRA promete un crawling peg más lento. El mercado se convence de eso y las tasas de devaluación esperadas en Rofex se desploman.

En esta noticia

La baja de tasas de interés del BCRA promete un crawling peg más lento. El mercado se convence de eso y las tasas de devaluación esperadas en Rofex se desploman.

Los inversores ven un crawling peg del 2% por más tiempo. De esta manera, se demora la llegada del dólar oficial a los 1000 pesos.

Créditos con nueva tasa: qué escenario se abre para las fintech

Baja de tasas y menos devaluación esperada

El BCRA volvió a bajar la tasa de interés de referencia al 50% desde el 60% previo. Se trató de la quinta baja de tasas en la actual gestión. 

Así, el Banco Central alinea las expectativas devaluatorias hacia un menor ritmo, haciendo que la nominalidad de la macro camine a una velocidad más lenta.

Esto se pudo percibir rápidamente en la curva Rofex, la cual evidenció en las últimas jornadas una fuerte contracción a la baja.

Actualmente las tasas de devaluación implícitas se ubican en niveles de 38% (TNA) para los meses de mayo a agosto y rebotan apenas hasta el 47% y 50% (TNA) para noviembre y diciembre.

Esto marca una baja respecto de la curva que se evidenciaba la última semana de abril, en la que las tasas cortas se situaban por encima de 40% (TNA) en el extremo más corto, saltando a 50% (TNA) en junio y finalizado el año en niveles por encima del 60% (TNA).

Crawling del 2% por más tiempo

El BCRA viene devaluando al 2% mensual, tal como lo establecido por el actual equipo económico desde el salto cambiario de diciembre de este año.

De esta manera, con la merma en la tasa de interés, la expectativa es que el crawling peg del 2% se mantenga por más tiempo.

Observando las nuevas tasas de devaluación mensual implícitas en el mercado de dólar futuro se puede ver una merma en el ritmo cambiario esperado por el mercado, el cual está convergiendo al 2% que plantea el BCRA.

El mercado espera una devaluación del 3,2% para mayo y del 2,8% mensual para junio.

Luego vuelve a saltar levemente al 3% mensual para los meses de julio y agosto de este año y finalizando el último cuatrimestre del año con una devaluación promedio del 4,3% mensual.

Estas son tasas de devaluación mensual esperadas menores a los que se evidenciaban antes de la baja de tasas, ya que las mismas se situaban en valores de entre 4% y hasta 8% mensual.

Los analistas de Facimex Valores anticipan un crawling peg del 2% por más tiempo, en línea con lo que está marcando la dinámica cambiaria en la curva de futuros de dólar.

"Esperamos que el BCRA mantenga el crawling peg al 2% (TEM) para poder seguir bajando tasas a medida que se desacelere la inflación, en un contexto en el que la (demorada) cosecha gruesa permitirá sostener las compras de divisas", dijeron.

Con este ritmo cambiario, la llegada del dólar oficial en $1000 se demora.

Si bien el BCRA había prometido que el crawling peg del 2% había llegado para quedarse, el mercado siempre especuló con un nuevo ritmo cambiario que acerque al tipo de cambio oficial a los $ 1000.

De esta manera, a comienzo de año se esperaba que el dólar oficial alcance el $ 1000 para abril o mayo.

Sin embargo, con los recortes de tasas del BCRA y la inflación apuntando también hacia abajo, sumado a los comentarios del equipo económico sobre la permanencia del crawling peg del 2%, los $1000 para el dólar oficial se demoraron en el tiempo.

Con estos niveles de tasas, el mercado ve que el tipo de cambio oficial alcanzaría los $960 en julio, saltando a los $988 en agosto y recién alcanzaría los $ 1000 durante septiembre.

Por último, con el actual ritmo cambiario, el oficial finalizaría el año en $ 1169.

Los analistas de Research Mariva remarcaron que "el recorte de la tasa de política monetaria redujo la probabilidad de que se levanten los controles de capital en el corto plazo y, con ello, las expectativas de devaluación, lo que indica que el crawling peg podrá durar más de lo esperado".  

Lenta liquidación del agro y riesgos cambiarios

La estrategia de mantener un crawling peg debajo de la inflación no está exenta de riesgos.

En otras palabras, implica una apreciación del tipo de cambio real, en un escenario en el que la inflación sigue en niveles bastante por encima del ritmo de devaluación actual.

Esa apreciación cambiaria podría desalentar al campo a tener que liquidar y por lo tanto podría complicar al BCRA a que se acumulen reservas.

Por esta razón, la lenta liquidación del agro durante abril puso el ojo sobre la dinámica cambiaria y las chances de que la misma se acelere.

Pese a ello, el mercado sigue esperando que el crawling actual se sostenga.

Nicolás Cappella, Sales Trader Grupo IEB, agregó que las constantes lluvias están haciendo muy difícil recolectar la cosecha, lo que se traduce en una menor liquidación de divisas en el MULC.

Por lo tanto, no ve un impacto en el ritmo devaluatorio.

"Creemos que la baja acumulación de divisas es más bien algo estacional y externo, que no necesariamente tiene un correlato el crawling peg. Asimismo, el Gobierno ya se ha pronunciado sobre que en el corto plazo no tiene pensado mover mucho el crawling y siendo que la desinflación viene siendo el pivot central de comunicación. De esta manera, acelerar el crawling hoy por hoy iría en contra de sus planes", comentó.

Hacia adelante, agregó que "restará ver si, superado el tema climático y la carga de camiones, que nivel de liquidación de divisas hay para ver si hace falta retocar el crawling o no".

Con una visión similar, Javier Casabal, Estratega de Renta Fija de Adcap Grupo Financiero, señaló que este menor nivel de compras del Central se explica en gran medida porque se comenzó a pagar el 100% de las importaciones.

En esa línea, Casabal estima que la dinámica cambiaria se mantendrá por ahora.

"Por el momento, creemos que el Gobierno mantendrá el crawling en 2% a fin de consolidar la desaceleración de la inflación. Y dado que ya no esperamos un salto cambiario (porque interrumpiría la desaceleración). Buena parte del mercado ya imagina un breakeven debajo de 4% de inflación mensual para fin de año. Si bien esperamos que el proceso de desinflación continúe, creemos que ese target puede ser demasiado optimista y preferimos mantener cobertura contra inflación", estimó.

Tipo de cambio apreciado

La apreciación cambiaria es un hecho y es un tema recurrente entre los analistas del mercado.

La Argentina perdió al 70% de la competitividad ganada tras la devaluación a $ 800 en diciembre.

Los analistas de Cohen señalaron que el mercado se muestra cada vez más confiado en el plan del Gobierno para ordenar la economía con eje en la política fiscal, la recuperación de reservas internacionales y el control de la inflación que espera una fuerte desaceleración para los próximos meses.

"Si bien el control de cambios continúa y es poco probable que se relaje en lo que resta del año, la brecha cambiaria continua muy cerca de la banda inferior y estable. Además, las perspectivas de devaluación siguen ancladas y no se esperan grandes movimientos, confiando en que el BCRA no se moverá de la política cambiaria que viene llevando adelante y que el atraso del tipo de cambio no será un factor de riesgo", dijeron.

Finalmente, Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, advirtió que con el actual ritmo cambiario se mantuvo la apreciación cambiaria.

"El TCR siguió apreciándose en abril y el propio ministro Luis Caputo apuntó recientemente a que vamos a convivir con un TCR más apreciado. Creemos que este será uno de los puntos clave a seguir durante las próximas semanas, con pagos de importaciones bajo el esquema vigente desde diciembre que empiezan a completarse, atenuados en parte por menores importaciones devengadas por la recesión", anticipó.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.