Perforaron otro umbral

Las reservas cayeron más de u$s 1000 millones en las últimas dos semanas y prevén más bajas

Desde finales del mes pasado, las reservas del Banco Central muestran una fuerte caída como consecuencia de varios factores. Los analistas esperan que el descenso continúe.

En las últimas dos semanas, el Banco Central (BCRA) acumula una pérdida de más de u$s 1000 millones en sus reservas internacionales brutas. En la última semana de julio, perforaron el umbral de los u$s 43.000 millones, el cual habían superado apenas unos días atrás, y ayer cayeron por debajo de los u$s 42.000 millones.

De esta manera, por ahora, se cortó la recuperación de divisas que la autoridad monetaria venía sosteniendo desde hace varios meses, de la mano de las elevadas compras que estuvo realizado en el mercado de cambios, en el marco de los fuertes ingresos de dólares por parte del campo y del cepo cambiario.

Este retroceso en las reservas obedece a varios factores. Uno de ellos es el pago de vencimientos de deuda a organismos internacionales, lo cual impacta en las arcas del Central. La semana pasada, el Gobierno le abonó cerca de u$s 345 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI) y la semana antepasada realizó también un pago al Club de París por unos u$s 220 millones.

Otro de los principales factores, según indican los analistas, son las constantes intervenciones que la autoridad monetaria realiza en el mercado de bonos a través de la venta de reservas, cuyo objetivo es contener las cotizaciones de los dólares financieros y, de esa forma, mantener la calma en los dólares no oficiales y evitar una mayor ampliación de la brecha cambiaria.

A esto se suma también que en las últimas dos semanas el BCRA redujo los niveles de compra de divisas en el mercado de cambios, debido en parte a una leve merma en las liquidaciones del campo y al incremento de la demanda autorizada de dólares de las empresas que necesitan hacer pagos relacionados con importaciones.

Hacia adelante


Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, estima que en la segunda mitad del año van a empezar a primar los factores negativos sobre los positivos en materia de reservas. Por un lado, indicó, porque la compra de divisas por parte del Central durante la segunda mitad del año se reducirá, producto de los menores niveles de liquidaciones por la finalización de la cosecha gruesa

"A la vez, es probable que durante los próximos meses aumenten las tensiones en la brecha cambiaria. Otro tema es que están previstos otros pagos de vencimientos al FMI: uno en septiembre y otro en diciembre. Habrá que ver si hay un arreglo antes de eso o no. También habrá otros vencimientos de intereses por u$s 600 millones", agregó.

Mauro Mazza, de Bull Market, señaló que en las próximas semanas se observará una importante disminución en las liquidaciones del agro, lo cual se extenderá por más de tres meses. En ese sentido, advirtió que durante ese período "los importadores van a sufrir mucho", en referencia a las limitaciones que tendrán para adquirir divisas en el mercado de cambios.

Por otro lado, los analistas señalaron que los u$s 4300 millones que el FMI le enviará muy pronto a Argentina en concepto de Derechos Especiales de Giro (DEG) impactarán positivamente sobre las reservas. Sin embargo, indicaron que sería transitorio, ya que luego están previstos los pagos de vencimientos a ese mismo organismo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios