Emisión

Por qué el pago de intereses del BCRA complica al Gobierno de cara a 2022

Un estudio privado señala que si se toma el resultado financiero total del Estado se observa que cuatro de cada diez pesos del déficit vienen por el lado de la autoridad monetaria. El dilema de subir o no las tasas.

La abultada expansión monetaria que llevó a cabo el Banco Central (BCRA) en 2020 para ayudar al Tesoro a solventar los gastos de la pandemia obligó a una consecuente colocación de Leliq y pases para absorber toda esa masa de pesos que estaban dando vueltas. Actualmente, la suma de pasivos remunerados llega a los $ 4,2 billones. 

El gran problema que tiene este tipo de esterilización es su emisión endógena: es decir, el BCRA tiene que emitir más pesos para pagar los intereses que generan. 

Y un informe reciente de Ecolatina destacó que el pago de intereses que realiza el BCRA llevaría al déficit cuasifiscal a la zona del 3% del PBI.

Emisión: el Tesoro le devolverá al BCRA $ 75.000 millones del último adelanto transitorio

"Mientras que el año pasado el rojo del Banco Central explicaba menos de un cuarto del déficit financiero ampliado (fiscal consolidado + cuasifiscal), en el 2021 representaría 4 de cada 10 pesos de este", destacó la consultora.

El incremento del rojo en las cuentas del Banco Central le trae un problema extra al Gobierno: la principal fuente de financiamiento del Tesoro vienen siendo los giros del BCRA y, más puntualmente, las utilidades. Y esto podría verse afectado por el número negativo. 

"Esta suba en el pago de intereses motivaría que en 2022 la autoridad monetaria no pueda remitir utilidades al Tesoro", añade el informe. 

Ya es oficial el nuevo cepo al dólar Bolsa: punto por punto, qué dice la resolución de la CNV

Por otro lado, Ecolatina destacó: "En los últimos doce meses, el pago de intereses de Leliq y pases fue equivalente al 90% de la asistencia del BCRA al Tesoro". 

"Estos intereses representaron, en el mismo lapso, más del doble del aumento total de la base monetaria (que se vio compensada con otras cuentas en signo inverso, por ejemplo, más esterilización)". 

Además la consultora subrayó que en este período "la inflación superó el 50%, y la tasa de interés se ubicó por debajo de la inflación mensual el 91% del tiempo, desincentivando la tenencia de pesos y alentando la compra de divisas oficiales y financieras".

A partir de aquí se abre el gran dilema del Banco Central, señala Ecolatina: "Si el Banco Central achicase el monto de Leliq habría una gran masa de dinero en la calle que pondría presión al dólar y a los precios. Además, si disminuyese lo que paga por estos instrumentos, el ahorro en pesos sería menos atractivo aún"

Ahora bien, si se focalizara en frenar la la inflación y la demanda de divisas y, por ende, incrementara la tasa, se encarecería el crédito al sector privado y habría un mayor pago de intereses cuasifiscales.

"La solución estructural a este dilema requiere acotar la asistencia del BCRA al Tesoro y generar las condiciones para que se incremente la demanda de moneda local, reduciendo consistentemente las expectativas de devaluación e inflación", sostiene Ecolatina. 

Respecto de esta problemática, el analista de Econviews Víctor Ruilova consideró: "El crecimiento del stock de pasivos remunerados es el reflejo de la dominancia fiscal de la política monetaria. El BCRA financia al Tesoro y luego sale a reabsorber el exceso de pesos del balance monetario vía Leliqs/Pases. Está impedido de hacer política monetaria genuina, por ejemplo, para morigerar la inflación a través de una suba de tasas, porque eso implicaría complicarse la vida en términos de la factura que hay que pagar".

Por último, Ruilova indicó: "Esto se hace todavía más preocupante, porque la presión en el mercado de cambios continúa y las reservas líquidas del BCRA con exiguas, por lo que difícilmente no se de una corrección del tipo de cambio en el corto plazo. Ahora, si esta corrección se da sin un ancla, como por ejemplo una suba de tasas, la dinámica de los precios puede tornarse vertiginosa".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios