MERCADO CAMBIARIO

Cepo al dólar, pasajes aéreos y un laberinto de regulaciones: las últimas 5 medidas para cuidar las reservas

El BCRA y la CNV fueron dificultando el acceso al mercado cambiario para cuidar los dólares. Hay regulaciones que luego de impuestas fueron flexibilizadas. La prohibició de pagar en cuotas los gastos de turismo en el exterior es la última norma de una saga más amplia.

El cepo al dólar suele ser un camino de ida. Una vez que se impone, las siguiente regulaciones van en una sola dirección orientadas a generar mayores restricciones con el objetivo final de cuidar los dólares, meta por la cual se suele imponer inicialmente el cepo.

El Banco Central se queda sin dólares y el mismo directorio del BCRA lo sabe. Semana a semana, la entidad monetaria innova con nuevas medidas para contener la sangría de divisas y hace cada vez más difícil el acceso al mercado cambiario

Un síntoma de la falta de divisas es también la imposición de medidas para luego ir marcha atrás, o bien, el establecimiento de normas para luego hacerlas mas rígidas que las inicialmente establecidas.  

Así, el mercado cambiario es un laberinto de regulaciones. 

En un repaso de las medidas del BCRA queda clara la orientación de los directores del BCRA en buscar regular cada vez más el mercado cambiario para preservar las reservas.

Por ahora, no ha sido del todo exitosa la estrategia ya que, pese a que el BCRA impuso más y más controles, la sangría de divisas continuó. De hecho, según distintas estimaciones, las reservas líquidas se ubican en negativo y el Central se quedaría sin billetes entre enero y marzo próximo.

Hay una maraña de regulaciones que genera una dificultad al operador y al ahorrista acceder al dólar de una u otra manera.

1. Pasajes al exterior

En su última medida. el Directorio del Banco Central dispuso nuevos controles sobre los viajes al exterior, asi como también en hoteles y demás servicios. 

El turismo en el exterior no podrá pagarse en cuotas y deberá financiarse con préstamos personales o pagando el mínimo de la tarjeta, que tiene una tasa de 43%.

Concretamente, el Banco Central (BCRA) prohibió a los emisores de tarjetas de crédito financiar en cuotas los pasajes de avión al exterior y los demás servicios turísticos del exterior para desincentivar la salida de dólares del país y cuidar las reservas.

Por lo tanto, quien quiere comprar algún pasaje en el exterior o bien, contratar servicios turísticos por fuera del país, deberán optar por hacerlo en un pago o bien, pedir un préstamo personal debiendo pagar tasas cercanas al 80%.

2. Se extiende la norma sobre posición extranjera de los bancos

La entidad que preside Miguel Pesce informó que, con modificaciones, extenderá la norma que impide a bancos aumentar su posición en dólares para el próximo mes.

A solo tres semanas de haber anunciado que las entidades financieras no podrían aumentar su posición global en moneda extranjera hasta que finalice el corriente mes, ahora el BCRA determinó que esa disposición continuará vigente en diciembre.

De esta manera, la Posición Global Neta en moneda extranjera de las entidades financieras no podrá superar el importe equivalente a la Responsabilidad Patrimonial Computable del mes anterior al que corresponda. 

Con dicha medida, el Central buscará equilibrar la posición entre entidades.

Hasta entonces, dicha posición podía superar en hasta 4% a la Responsabilidad Patrimonial Computable. Ante esta modificación, algunas entidades deberán reducir su posición y otras -que tenían una Posición Global Neta menor a su RPC- tienen margen para incrementarla.

3. Limite máximo a la compra de títulos.

Si bien en este caso no intervino el BCRA sino la Comisión Nacional de Valores (CNV), el objetivo del equipo económico sigue siendo más cepo para controlar las reservas.

Es decir, si bien el cepo cambiario es mayormente impuesto por el BCRA, la CNV hace lo suyo regulando la operatoria en el mercado de capitales, en el que, a través de títulos públicos y acciones, se operan los dólares financieros, MEP y Contado con Liqui.

En concreto, la CNV modificó la forma de cálculo que establece el límite máximo de compra de títulos bajo ley local con liquidación en dólares.

El mismo permanece en 50.000 nominales por semana, con el objetivo de hacer caer la operatoria con los dólares financieros y, de esa manera, ahorrarle al Banco Central (BCRA) parte de los dólares de las reservas que perdía por operar con bonos en los intentos segmentos que realizaba con el objetivo de mantener bajo control la brecha cambiaria.

La última norma en relación a la cantidad de nominales que se puede operar determina que para contabilizar el límite máximo de 50.000 nominales semanales "las ventas de valores negociables de renta fija nominados y pagaderos en dólares y emitidos bajo ley local con liquidación en moneda extranjera, en el segmento PPT , ya no podrán ser compensadas o neteadas con las compras de estos mismos activos con liquidación en moneda extranjera".

De esta manera, la CNV apunta a evitar el neteo de posiciones, en el sentido de que antes los inversors podían comprar 1.050.000 nominales y vender 1.000.000.

El objetivo de fondo era para frenar la operatoria y el volumen con el bono Global30 ‘intervenido' y ahorrarle divisas al BCRA.

4. Fin a la intervención del dólar MEP para cuidar reservas

Una vez finalizada las elecciones, el BCRA decidió levantarse de la mesa de operaciones del AL30 e irse, liberando la operatoria en el dólar MEP.

La intervención en el AL30 fue una estrategia aplicada durante la previa electoral y en donde el BCRA intervenía en los últimos minutos de cotización. De esta manera, compraba bonos en dólares con reservas y vendía títulos en pesos, con el objetivo de bajar las cotizaciones y hacer que muestren leves movimientos al momento del cierre.

Para cuidar las reservas, el BCRA se corrió de la intervención en dicho mercado y dejó correr al dólar, que subió más de 12% desde las elecciones.

5. Idas y vueltas con las importaciones

Asi como el BCRA fue y vino en la intervención del dólar en la plaza bursátil (primero interviene y luego flexibiliza), también lo hizo con relación a las importaciones.

En octubre, la entidad monetaria limitó el pago anticipado de importaciones para frenar la salida de dólares. Sin embargo, tras las elecciones, y en una nueva telaraña de regulaciones, el Banco Central (BCRA) dispuso una flexibilización del cepo cambiario para la importación de bienes de capital.

Gracias a esta relajación en el cepo, se facilita las condiciones de acceso automático al mercado de cambios para las importaciones con pagos anticipados de hasta 270 días para todos los bienes con valores de hasta u$s 1 millón.

Sin embargo, el remanente deja que el escenario sea de más y más regulación para el acceso al mercado cambiario ante la crítica situación de las reservas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios