En búsqueda de financiamiento

Nacen las Lelites: el nuevo instrumento de Guzmán para seducir a los FCI

Se trata de títulos precancelables e intransferibles con un plazo de emisión inferior a los 30 días y sólo pueden ser suscriptas por Fondos Comunes de Inversión. Días atrás la CNV cambió la normativa para habilitar la operatoria

El equipo del ministro de Economía, Martín Guzmán, está buscando la forma de cerrar el programa financiero intentando seducir al mercado de deuda en pesos. 

Y siguiendo esta línea, su equipo lanzó un nuevo instrumento que apunta a sumar a más fondos comunes de inversión (FCI) a las licitaciones: las Letras de Liquidez del Tesoro Nacional (Lelites).

Las Lelites serán instrumentos no negociables e intransferibles, e incluirán una opción de precancelación anticipada de hasta el 40% del saldo de valores nominales de cada tenedor registrado, la cual podrá ejercerse desde el día hábil siguiente a la fecha de liquidación de la licitación hasta dos días hábiles previos a su fecha de vencimiento.

Por otra parte, solo los FCI podrán suscribir a estos instrumentos. El plazo de emisión de las Lelites será inferior a los 30 días. 

El financiamiento monetario al Tesoro fue récord en septiembre para la historia reciente

Las tasas de interés de estos instrumentos, se determinará de forma análoga a las Letras del Tesoro a Descuento y será fijada tomando como referencia el mercado secundario de estos instrumentos, junto al de otras inversiones alternativas de similar plazo.

Además, serán ofrecidas en las licitaciones los mismos días que el resto de los instrumentos. 

Según consideraron desde el Ministerio de Economía, las Lelites le permitirán al Tesoro "incorporar un nuevo punto en la curva de rendimientos, ofreciendo a inversores institucionales una combinación de plazo y rendimiento acorde al perfil".

En busca de financiamiento

El jueves pasado la Comisión Nacional de Valores (CNV) había elaborado la Resolución General 905 que permitía a los FCI la suscripción de este tipo de documentos. 

Se trata de un paso más en el intento del Gobierno por lograr sumar pesos a las licitaciones. El paso más importante en ese sentido se dio a fines de mayo, cuando el Banco Central permitió que los bancos suscriban como encajes bonos del Tesoro de 180 a 450 días. 

Otras normativas que fueron en ese sentido son el relanzamiento del programa Creadores de Mercado y más recientemente el anuncio de que las cuotapartes de FCI que inviertan en instrumentos exentos del pago de impuestos quedarán relevadas de tener que pagar bienes personales. 

El Ministerio de Economía cree que los FCI son los que aportan más liquidez al mercado de bonos y por ello buscan la forma de seducirlos. 

Cabe señalar que Guzmán tiene la meta de lograr financiar el 40% del déficit fiscal mediante colocaciones netas en el mercado de capitales. 




Tags relacionados

Compartí tus comentarios