Siembra de soja

Llegó El Niño con lluvias y alienta el ingreso de dólares para 2024

En una economía con sequía de divisas, las últimas precipitaciones mejoraron las perspectivas de la cosecha del año próximo. El cisne negro del gasoil. Gestos al Fondo Monetario.

Las lluvias y el valor del dólar están íntimamente ligados en la Argentina. En los últimos días surgieron diferentes informes, entre ellos el de la Bolsa de Comercio de Rosario, destacando la llegada de las preciptaciones a la zona núcleo, alentando las expectativas del campo para una buena cosecha de soja, justo en tiempos de siembra, para el 2024.

"Con un área 8,75% más que en la campaña 2022/23, y un escenario normal de clima, Argentina podría producir aproximadamente 50 millones de toneladas de soja contra los 20 millones del ciclo anterior, o sea dos cosechas y media más que en el malogrado ciclo pasado", destacó en un informe la Bolsa de Rosario. Con el precio de la soja hoy en torno a los u$s 480, el grano podría generar ingresos por u$s 24.000 millones en el segundo trimestre del año próximo.

Massa ya acordó cuando se tratará en el Congreso un proyecto que pega de lleno al déficit

La llegada de las preciptaciones coincide con el proceso de siembra, aunque la crisis por la falta de combustibles está generando inconvenientes inesperados para los productores, que no pudieron festejar la llegada de El Niño. Ayer hubo marchas y protestas en diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires, como San Antonio de Areco y Arrecifes, con reclamos por una pronta normalización del suministro en semanas decisivas para la siembra.

Pero el campo no puede solucionar todos los problemas de la economía argentina. El stock de reservas del BCRA es, tras el reciente pago del gobierno al FMI, negativo en u$s 10.000 millones. La deuda con importadores llega a u$s 40 mil millones. El tipo de cambio oficial está atrasado con brecha cambiaria en torno al 160%, lo que produce un déficit comercial que se suma al rojo fiscal, redundando en los temidos déficit gemelos.

Ayer se conoció el Monitor Agroindustrial de CIARA (la cámara de la industria aceitera) y de CEC (la de los exportadores de cereales), con datos que muestran que se está lejos de una situación óptima. "La industria aceitera sigue en su peor momento", titula, agregando que "la molienda acumulada entre enero y septiembre fue de 21.453 millones de toneladas, versus 29.600 millones en 2022 y 33.200 millones en el 2021". También destacan que es "el peor ingreso de divisas: en octubre entraron u$s 744 millones; en el acumulado entre enero y octubre, el ingreso de divisas fue de u$s 17.479 millones, con una baja de u$s 17.556 millones con respecto a igual período del 2022 cuando se llegó al ingreso récord de u$s 35,035 millones". El Índice "UCI" (Utilización de Capacidad de Uso, de Molienda Soja) también empeoró como consecuencia de la menor molienda de soja y ahora la capacidad de uso de la industria bajó del 35% al 32 por ciento.

Nafta: ¿cuánto costaría el litro si el Gobierno aplicara todos los impuestos?

En la plaza cambiaria hay dudas sobre cómo hará el ganador del balotaje para pagar un vencimiento de la deuda por u$s 1.500 millones en la primera quincena de enero correspondiente a los bonos restructurados por Martín Guzmán en 2020. Las reservas en niveles negativos alientan esos temores. Las conversaciones con el FMI por el futuro presidente se darán inmediatamente después del balotaje dado que, puede dar desembolsos por hasta u$s 10.000 millones en el marco de un nuevo entendimiento. Lo que está claro también es que el organismo solicitará "prior actions", acciones previas del nuevo gobierno para avalar ese desembolso. Las promesas de superavit fiscal primario en el 2024 pueden ser señales en ese sentido.

La soja no es el remedio de todo.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.