Política monetaria

La guerra ablanda a la Fed: ahora prevén que la suba de tasas será menor

Antes del inicio de la guerra, el mercado daba por hecho un alza de 50 puntos básicos en marzo. Esta semana el Presidente de la Fed Jerome Powell afirmó frente al Congreso americano que lo ideal sería ver un incremento de 25 puntos básicos en la tasa de referencia

Debido al inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania, tanto la economía como los mercados globales entran en un contexto de mayor incertidumbre.

Los impactos económicos del bloqueo de Occidente a Rusia aún no se conocen, sobre todo en lo que refiere a la mayor inflación provocada por el rally en petróleo y en las materias primas. De esta manera, se desploman las chances de que veamos una suba de 50 puntos básicos en la tasa de interés de la Fed.

En medio de los enfrentamientos entre Rusia y Ucrania, que mantienen en vilo a los inversores aún afectados por la incertidumbre, esta semana el Presidente de la Fed, Jerome Powell, afirmó frente al Congreso americano que espera una suba de tasas en marzo y que lo ideal sería ver un avance de 25 puntos básicos.

"Me inclino por proponer y apoyar una suba de 0,25 puntos básicos en la tasa de referencia", dijo Powell.

Antes del inicio de la guerra, el mercado descontaba casi con seguridad que la suba de tasas de la Fed en marzo sería de 50 puntos básicos.

De esta manera, a partir del inicio de la guerra, dicha expectativa se desplomó. Actualmente, solamente existe un 9% de probabilidad implícita de que la Fed eleve el costo del dinero en 50 puntos básicos, cuando en realidad antes del inicio de la guerra era del 80 por ciento.

Previo el inicio de la guerra, y en medio de una expectativa de suba de tasas de 50 puntos básicos, los rendimientos de los bonos americanos se habían disparado a su mayor valor en dos años.

El rally en las tasas se había dado con mayor presencia en la parte más corta de la misma, la cual suele ser más sensible en los cambios en la política monetaria de la Fed.

A su vez, a partir del inicio del conflicto bélico y de las menores expectativas de subas de tasas, los rendimientos más cortos dentro de la curva se volvieron a caer. 

De hecho, ayer mismo Powell afirmó que "necesitaremos ser ágiles", respondiendo a la evolución de los datos. Pese a mostrarse a favor de un incremento de 0,25pbs en marzo, Powell no descartó subas mayores a 0,25pbs en reuniones subsiguientes.

La atención entonces se centra en la decisión de tasas por parte del Comité de Política Monetaria (FOMC) de la Fed la cual tendrá lugar los días 15 y 16 de marzo, donde además el mercado mirará de cerca la actualización de las proyecciones económicas.

Suba asegurada

Gustavo Domínguez, CIO de Adcap Grupo Financiero, considera que la suba de 25 puntos básicos se encuentra asegurada para la próxima reunión de la Fed.

"Creo que la Fed va a subir 25 puntos básicos en su próxima reunión, y de hecho, Powell dijo que favorecía ese hike de 25 puntos básicos. Se puede especular diciendo que el conflicto armado baja la probabilidad de que la Fed suba la tasa 50bp, sin embargo, creo que lo fundamental es el nivel de inflación", dijo Gustavo Domínguez.

La inflación en EE.UU se ubica en 7,5% y fue la más alta en 40 años. 

Por su parte, Juan Manuel Franco, economista de Grupo SBS recordó que previo al inicio del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, el mercado descontaba una Fed más agresiva y hawkish en su abordaje de la elevada inflación en Estados Unidos.

Sin embargo, agrega que, una vez desatado el conflicto, las probabilidades implícitas de cantidad de hikes en 2022 cayó notablemente a la vez que el hike implícito en marzo, que llegó a estar por encima de 0,50pbs, volvió a ceder.

"Creemos que el problema con que se enfrenta la Fed hoy es una alta incertidumbre motivo de los conflictos geopolíticos en el marco de una inflación récord, a lo que debe sumarse que los estímulos a la actividad son hoy menores que hace un año y que aún se desconoce la dinámica de la economía en ausencia total de los estímulos de la pandemia. En el margen, la situación en Ucrania favorece una Fed más cauta aunque si la inflación permanece elevada, podríamos ver una serie de hikes a lo largo de 2022, con la Fed buscando ser lo menos disruptiva posible", comentó Franco.

Con el ajuste actual de expectativas menores en la suba de tasas, el mercado ahora espera que la Fed suba cerca de 5 veces la tasa en 25 puntos básicos.

Antes del inicio de la guerra, la expectativa de suba de tasas era cercana a 7 hikes a lo largo del 2022.

Nicolás Kohn, analista research de Wealth management, agrega que, a pesar de la incertidumbre generada por la guerra en Ucrania, difícilmente la Fed comience con una suba de 50bps en marzo.

"Subir 50 puntos básicos sería un comienzo demasiado agresivo y es algo que no sucede desde al menos 1988. Si bien el mercado laboral muestra signos muy robustos y la inflación es la mas alta desde 1982, el escenario más probable es que la Reserva Federal comience el ciclo de suba de la tasa de política monetaria con 25pbs y acelere el ritmo (en caso de ser necesario) de acuerdo a la evolución de los datos de empleo e inflación en los próximos meses", comentó.

Mariano Fiorito, Fund Manager de Schroders afirmó que, desde una perspectiva comercial y financiera, Rusia no es lo suficientemente relevante como para descarrilar la economía mundial. 

Sin embargo, Fiorito advierte que los vínculos a través de los precios de las materias primas son clave y parece que el actual contexto mantendrá elevados los costos de la energía y los alimentos.

"La caída de los precios de los activos, si se mantiene, también frenará la actividad mundial, al igual que generará una mayor incertidumbre global. Ahora esperamos un crecimiento mundial del 3,7 % este año y una inflación del IPC del 4,7 %. En nuestra previsión anterior de noviembre pasado, estas cifras eran del 4% y 3,8% respectivamente. Las rebajas significativas en la zona euro y el Reino Unido explican el pronóstico de crecimiento más débil, mientras que la inflación se revisa al alza en todos los ámbitos", dijo el Fund Manager de Schroders.

En esta línea, Fiorito advierte que desde Schroders esperan ahora que la Fed comience un ciclo de suba de tasas en marzo de 25 puntos básicos, pero que se mueva más gradualmente con cuatro alzas este año.

"Los eventos recientes refuerzan nuestra postura moderada sobre el Banco Central Europeo, que no se espera que se mueva hasta finales de 2023", dijo Fiorito.. 

Rally de materias primas

Existe cierta retroalimentación de que el rally en commodities energéticos e inflación.

Es decir, la suba del petróleo y gas presiona sobre la inflación actual en EE.UU. y Europa, la cual se ubica ya en máximos plurianuales.

Por lo tanto, de persistir el conflicto bélico y de mantenerse las tensiones geopolíticas, los precios de la energía podrían mantenerse elevados, del mismo modo que el de las materias primas agropecuarias, manteniendo alta las chances de ver una inflación elevada persistente.

Esto obligaría a la Fed a que en un futuro sea aún más contractiva en su política monetaria.

Gustavo Domínguez, CIO de Adcap Grupo Financiero, entiende que el rally de materias primas eleva la presión a la inflación.

"Creo que la Fed va a esperar a ver cómo se canaliza el rally en las materias primas, de gas y petróleo hacia la inflación para que decida subir la tasa en 50 puntos básicos. El conflicto armado va a seguir alargando la permanencia de la alta inflación. Antes del inicio del conflicto entre Rusia y Ucrania, esperábamos ver una inflación debajo del 5% para el segundo semestre. En cambio, ahora veo más difícil ese escenario; es más probable que veamos de 5% al 7% en el segundo semestre", dijo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios