Mercados

Evergrande: Wall Street rebota ante un posible rescate chino para evitar un nuevo Lehman Brothers

Crecen las comparaciones con el colapso del banco de inversión estadounidense en 2008. Hay temor ante un riesgo sistémico en el caso en que Evergrande colapse. Se espera un accionar del Gobierno chino.

Las acciones rebotan tras el lunes negro que azotó ayer a los mercados. Los desplomes se extendieron a lo largo y ancho del mundo, y fueron provocados por los temores que provocó el potencial colapso del gigante inmobiliario chino Evergrande. 

Sigue habiendo temor a un riesgo sistémico y la mirada se posa en el accionar del Gobierno chino y un potencial rescate. Crecen las comparaciones con el banco estadounidense Lehman Brothers y un potencial impacto global. La deuda argentina también intenta recuperarse tras la fuerte caída de ayer.

Los tres principales índices bursátiles de Wall Street arrancan el martes en positivo tras la caída del lunes, jornada en la que el mercado tuvo su mayor baja desde mayo. El Dow Jones sube 0,43% el martes, seguido por el S&P500 que gana 0,42% y el Nasdaq que rebota 0,63%.

Evergrande: por qué los activos locales sufrieron más que el resto de la región

En el caso de las acciones de Europa, el Stoxx600 sube 1,6%. El CAC40 de Francia es la bolsa del viejo continente que más gana, con un avance de 1,7%. Le siguen la bolsa de Alemania que sube 1,55%

¿Un nuevo Lehman?

Las bajas en el mercado de ayer se debieron a temores de contagio que generó el potencial riesgo de default del gigante inmobiliario chino Evergrande. 

Grandes fondos de inversión de Wall Street poseen deuda de Evergrande, entre ellos Ashmore, HSBC, UBS y BlackRock, entre otros.

Evergrande tiene una deuda de más de u$s 300.000 millones, lo cual representa el 2% del PBI de China y debe pagar antes de fin de año cerca de u$s 360 millones. 

La compañía enfrenta una situación de estrés, con riesgo de default, lo cual generó un contexto de miedo en los inversores, empujando a las acciones a la baja.  

Algunos analistas han sugerido que, si Evergrande colapsa, podría ser el momento de Lehman Brothers en China, refiriéndose al papel jugado por la desaparición del banco de inversión estadounidense en la crisis financiera de 2008.

De hecho, la cantidad de búsquedas de Lehman Brothers en internet se disparó recientemente debido a la comparación de Evergrande con el banco de inversión de Wall Street que fundió en 2008 con la crisis financiera e inmobiliaria en EE.UU.

Muchos expertos del mercado han dicho que Evergrande es demasiado grande para caer y es probable que sea rescatado por el gobierno chino, lo que limita el impacto económico en China y el mundo.

Hui Shan, economista jefe para China de Goldman Sachs, dijo: "Las autoridades no permitirán una situación en la que un incumplimiento desordenado de Evergrande se convierta en una crisis", escribió en una nota el lunes.

Sin embargo, dijo que, para evitar el contagio, "es imperativo que el gobierno brinde una comunicación clara, y refuerce la confianza entre los compradores de vivienda, proveedores y contratistas, bancos y otras instituciones financieras no bancarias".

Los analistas de Grupo SBS destacaron que un reporte de la calificadora de riesgo S&P Global Ratings citado por Bloomberg, se refirió a la situación de la desarrolladora inmobiliaria china Evergrande y asegura que el gobierno de China "sólo se vería obligado a intervenir de haber un riesgo de un efecto contagio en el resto de los grandes desarrolladores inmobiliarios y de un riesgo sistémico en la economía".

"Así, la incógnita sigue pasando por si la compañía recibirá finalmente un salvataje financiero para enfrentar su situación. El foco del mercado está puesto en un pago de intereses por cerca de u$s 83,5 millones que Evergrande debe realizar el jueves", comentaron desde Grupo SBS.

Diego Martínez Burzaco, head de estrategia de Inviu, resaltó que debido a que las propiedades dejaron de subir, Evergrande se encuentra en una situación insostenible a futuro. "Esto puede generar un caos no menor en el corazón de los bancos más expuestos a este tipo de créditos", alertó.

Para el estratega de Inviu, estamos ante una situación que no puede tener un final feliz. Pero el impacto sobre los mercados dependerá del camino que asuma el gobierno chino.

"Por un lado, puede dejar caer a Evergrande, adoctrinando al resto de las empresas privadas que se apalancaron mucho más de los límites impuestos por el propio gobierno, dando un ejemplo sobre la dirección del país al respecto, aún asumiendo los inconmensurables costos que puede provocar esta decisión. Por el otro, el Gobierno puede intervenir la empresa y salvarla de un colapso masivo. Esto puede ser una señal de debilidad hacia adelante, enviando mensajes de riesgo moral para otras empresas en igual situación de asfixia financiera", afirmó.

Finalmente, desde Delphos Investment esperan que, luego de los contagios observados en las últimas ruedas, el gobierno chino podría tomar definiciones al respecto pronto, las cuales buscarían forzar un "aterrizaje suave" del sector.

"Recursos para hacerlo le sobran, pero cualquier mínimo error puede provocar contagios indeseados con un enorme impacto para el resto del mundo, especialmente para los países proveedores de materias primas. Se supone que no será un clásico rescate de las empresas afectadas, sino una "liquidación" ordenada y gradual que asegure la continuidad de las operaciones", advirtieron.

¿tapering si o no?

Lo cierto es que más allá de las turbulencias generadas por la crisis del gigante inmobiliario chino, los mercados también se encuentran analizando con atención los posibles cambios en la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) esta semana.

El Comité de Política Monetaria de la Fed tiene planeado reunirse esta semana y se esperan definiciones en relación a la tasa de interés, así como también se esperan que se de pistas sobre el futuro de las compras de activos financieros y el inicio del Tapering. Es decir, la reducción de compra de activos que viene llevando adelante. Una menor compra de activos, cabe recordar, generaría mayor volatilidad en los mercados globales.

Por otro lado, y en base a cuestiones técnicas, en el día de ayer el S&P500 se posicionó debajo de su media de 50 días, nivel que era considerado por muchos como un soporte clave. 

El quiebre de ese valor disparó órdenes de venta ya que muchos inversores habían colocado orden de venta (stops) debajo de ese valor que observaba casi todo el mercado.

Además, hay cuestiones estacionales que afectan a las acciones en esta altura del año. En un informe de Delphos explicaban que la famosa frase sell in may and go away, indica que el período que va entre mayo a octubre no suele ser el mejor para el S&P 500.

"Si bien las estadísticas no la confirman del todo, hay algo que efectivamente se viene repitiendo año tras año. Los meses de septiembre y octubre suelen ser turbulentos con correcciones importantes, que por otro lado marcan los pisos antes del rally de fin de año", sostuvieron.

Argentina, bajo presión

Los activos argentinos se vieron seriamente golpeados en el día de ayer debido a las cuestiones globales, así como también a factores locales. 

La crisis política desatada en el Gobierno tras la derrota electoral generó un escenario de volatilidad en los mercados, potenciado también con el uso de los DEG del FMI para aumentar la emisión y el gasto público.

Por ello es que la deuda ayer evidenció bajas mayores al 3%. En el día de hoy, los bonos operan nuevamente en negativo. 

La parte corta de la curva cae hasta 1%, mientras que en la parte media se ven caídas de hasta 1,03%. Finalmente, en el extremo más largo, los bonos retroceden hasta 1,1%.

En los últimos 5 días, la deuda cae mas de 4%. De esta manera, los bonos vuelven a acercarse a rendimientos del 20%. La parte corta de la curva de bonos ley Nueva York rinde 19,3% mientras que el extremo más largo opera con tasas del 16%. En el caso de bonos ley local, las tasas se ubican por encima del 22%.

Por el lado de las acciones, estas operan mixtas. Por un lado se encuentran Globant, Pampa, Cresud y Central puerto con subas de entre 3% y 2%. 

Las acciones del sector financiero ganan 0,7% en promedio. 

Del lado perdedor se encuentran Corporación América, Ternium y Vista Oil, con bajas del 3,1%, 1,75% y 1,1% respectivamente. 


Tags relacionados

Compartí tus comentarios