Leliq y Bonos del Tesoro

Operación clave reflejará hoy adhesión de los bancos al respaldo del Central a Guzmán

Vencen hoy $ 200.000 millones de Leliq y, como el martes, el BCRA podría no renovar todos a la expectativa del corrimiento de los bancos a las letras del Tesoro, como en la licitación de ayer. Hoy se verá cómo actuaron los bancos en este nuevo juego

La decisión del Banco Central (BCRA) de permitirle a bancos computar como encajes los bonos del Tesoro de suscripción primaria rindió ayer su primer examen. 

La licitación de bonos del Tesoro que realizó la Secretaría de Finanzas fue la primera prueba para comprobar el alcance de esta estrategia mediante la cual busca desarmar el stock de Leliq y darle mayor holgura Economía para el rolleo de la deuda, en un semestre que luce con complicaciones.

El último jueves de mayo, la entidad que preside Miguel Pesce había dispuesto que, desde este mes, las entidades financieras tendrían la opción de transferir parte de sus encajes que mantienen en Leliq hacia bonos del Tesoro en pesos a un plazo mínimo de 180 días.

Esto le daría a los bancos la posibilidad de obtener rendimientos superiores a los que obtienen con las Leliq, pero a cambio de exponerse a mayor riesgo soberano.

Si bien el nivel de acompañamiento de los bancos recién quedará reflejado hoy con la licitación de Leliq, los análisis preliminares anticipaban un escenario de suscripción moderada.

Según cálculos de los analistas de Delphos, la medida implicaría un ingreso extra de $ 720.000 millones para el Tesoro. Un informe de la consultora 1816, proyectó cifras similares al tiempo que consideraron que la medida tendría "un impacto más simbólico que macroeconómico".

La calificadora Moody´s, por su parte, aseguró que la medida no tendría impacto en la calidad de crédito de las entidades financieras ya que "ante un escenario de estrés para los títulos públicos, el riesgo de liquidez sería mitigado por el mecanismo de recompra de títulos establecido por el BCRA".

Sin embargo, la licitación de ayer miércoles contó con un guiño preliminar del BCRA

Durante la licitación de Leliq que realizó el martes, la autoridad monetaria adjudicó 87% del total de las que vencían (el monto adjudicado ascendió a $ 270.000 millones, cuando los vencimientos eran de casi $ 310.000 millones).

En la licitación de Leliq previa, cebe mencionar, se habían adjudicado más de $ 354.000 millones frente a vencimientos que ascendían a poco más de $ 223.000 millones, por lo que el monto adjudicado fue del 158% en relación a los vencimientos. 

"Finanzas arranca junio con un muy buen financiamiento: $ 160.000 millones. El 80% de la demanda se concentró en las letras CER a 2022. Habrá que ver la dinámica de Leliq de hoy para ver la participación de los bancos, que parece haber sido significativa", aventuró Juan Ignacio Paolicchi, economista de Empiria.

"La posibilidad de usar Leliq encajables para financiar al Tesoro y prorrateo del BCRA que no aceptó toda la demanda de Leliq, ayuda al Tesoro. Fuerte demanda de ajustables (donde podían ir bancos) con tasas ponderadas en baja. LEDES y LEPASE con tasas ponderadas en alza", coincidió la consultora de Gabriel Rubinstein en redes sociales.

Atractivos

Lo dicho: el nivel de suscripción de los bancos quedará reflejado este jueves con la licitación de Leliq, en la que vencen algo más de $ 200.000 millones. Incluso, dado que el canje de bonos contra pesos recién se liquidará el viernes, la licitación de Leliq de este jueves cobra aún mayor relevancia.

"Independientemente de la regulación, sus límites y sus alcances, no compramos más bonos porque no queremos más riesgo soberano", explican desde una entidad.

"Distinto será si empiezan a licitar menos Leliq. Ya el martes se licitaron menos de las que vencían. Si cada vez te ofrecen menos Leliq no quedará otra que comprar más bonos, tomar menos depósitos o perder margen", se resignan.

Otro de los principales bancos que operan en el país también decidió no aumentar su posición en riesgo soberano.

Sin embargo, esa entidad sí ingresó en la licitación de este miércoles como estrategia de trading, para aprovechar el atractivo de la tasa de Lecer.

Esto se debe a que si bien los bonos del Tesoro ofrecen rendimientos superiores a la Leliq -la Lede con vencimiento a fines de noviembre cerró con una tasa de 40,5% y no está afectada por Ingresos Brutos-, la principal preocupación de las entidades pasa por el nivel de riesgo soberano que están dispuestos a tolerar.

A ello debe sumarse que si bien la medida del Central -además de ser de carácter voluntario- ofreció a los bancos la operatoria de "Liquidez Inmediata", en el mercado creen que la fórmula para el cálculo de la tasa de compra automática no es lo suficientemente atractiva.

Según detalló el BCRA a través de la comunicación A7291, la misma será 200 puntos básicos (bps) más alta que la cotización del bono en el mercado secundario.

De esta manera, en caso de que alguno de los bonos suscriptos sufra una pérdida, los bancos no solo deberán asumirla sino que incluso se incrementará en 200 bps caso de que opten por esa liquidez inmediata.

"El problema de fondo, para los bancos, es que el riesgo de liquidez y de crédito de un título del BCRA es mucho mejor que el de un título del Tesoro" advirtió al respecto Federico Furiase, director de Anker Latinoamérica.

"La medida trae ciertos riesgos aparejados, como la posibilidad de que si los bancos necesitan desarmar su posición y es el BCRA el que sale a rescatarlos, eso llevaría a que finalmente haya otra vía de financiamiento monetaria adicional. Si ello llegara a darse, sería un factor más de expansión monetaria", agregó.

Pese a estos reparos, puertas adentro del Palacio de Hacienda celebraron que hubo buena participación no solo de los bancos, sino también de los Fondos Comunes de Inversión (FCI) y de las compañías de seguros.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios