Mercado

Dólar e inflación: por qué la suba de tasas no es suficiente y qué hace falta para lograrlo

El alza de 950 básicos sobre las tasas de interés para contener a la inflación y al mercado cambiario tendrá impacto en la actividad económica. Los analistas creen que no será suficiente para abordar las urgencias y demandan un foco sobre las cuentas fiscales.

Los analistas sostienen que el tono más agresivo que mostró el Banco Central el jueves pasado, al disponer un salto de 950 puntos porcentuales sobre la tasa de política monetaria, no será suficiente para calmar la escalada de la inflación y las tensiones cambiarias en los mercados paralelos.

Si bien destacan que la iniciativa apunta en la dirección correcta y contribuye a que la situación no siga empeorando, afirman que faltan medidas para poder estabilizar estas variables. Sobre todo, desde el lado del gasto público y, a la vez, en que se pueda lograr un aumento de las reservas en dólares del Central.

Cuáles son los billetes que saldrán de circulación en septiembre

"Esto mejora un poco el escenario irracional. Pero la tasa sola no va a resolver el problema. Esto ayuda a ganar tiempo. El mercado ve que los que están ahora no van a ajustar y no pueden hacer un plan de estabilización y que hay que esperar a que llegue otro con chances de hacerlo", afirmó el economista Gabriel Caamaño. 

El titular del Banco Central, Miguel Pesce, subió las tasas de las Leliq y plazos fijos al 69,5% anual.

Caamaño resaltó además que por ahora la tasa sigue siendo negativa. A pesar de que en forma efectiva arroja 96,8% anual, por cada mes son 5,7% y el economista prevé que la inflación rondará el 6% en agosto y septiembre. En ese sentido, sostuvo que "la tasa tiene que ser positiva de entrada y de forma significativa".  

Camilo Tiscornia, director de C&T, afirmó que, "a priori, es una medida que debería ayudar a calmar al dólar", pero que al mismo tiempo aumentará el déficit "cuasifiscal" por los mayores intereses que se pagarán por las Leliq, lo que genera más emisión monetaria y, por consiguiente, más inflación y presión cambiaria.

"Me parece que son tasas de interés muy altas. De alguna forma, tener que hacer tanto esfuerzo con las tasas demuestra que no están trabajando tanto en la parte fiscal. Acá todo vuelve a lo fiscal, pero como el Gobierno quiere esquivarle el bulto a lo fiscal, no se termina de ver claramente el efecto", agregó Tiscornia.

En lo que va del año, la autoridad monetaria ha convalidado nueve aumentos en las tasas de interés.

Claudio Caprarulo, director de Analytica, comentó los aumentos en las tasas de interés que convalidaron el Banco Central y el Tesoro buscan resolver la crisis financiera por la que atraviesa el país y, a su vez, quitar presión sobre la brecha cambiaria, por lo que considera que apuntan en buena dirección.

"El problema es que aún no hay señales contundentes respecto a cómo se va a resolver la crisis cambiaria. El nivel de importaciones no es sostenible. Hasta que el Central no logre incrementar de manera sostenida y considerable las reservas, la presión sobre el dólar va a seguir siendo muy alta", advirtió Caprarulo.

Asimismo, Santiago Manoukian, economista de Ecolatina, sostuvo que esta suba de tasas es "condición necesaria pero no suficiente" para apuntalar la demanda de pesos y, de este modo, mermar la dinámica inflacionaria y reducir la brecha cambiaria, que en los últimos días ha estado oscilando en torno al 120%.

"La medida va en la dirección correcta y constituye una señal positiva de cara al mercado. Pero, a los efectos de que la calma se extienda en el tiempo, deberá avanzarse rápidamente con medidas concretas en términos de la corrección de los principales desequilibrios, que son el frente fiscal-monetario y la acumulación de reservas", afirmó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios