Poder financiero

Silvina Batakis definió su estrategia para tomar posiciones en el Banco Nación

La ex ministra no solo logró colocar tres directores sino también poner al puesto de economista jefe. Quiere darle un perfil industrial que ayude a las pymes, como ya lo propuso el desplazado Hecker

Silvina Batakis ya logró ubicar a tres directores en el Banco Nación: a Martín Di Bella, quien fue su secretario de Hacienda en el Palacio de Hacienda, en reemplazo de Guillermo Wierzba; y Martín Pollera, ex secretario de Comercio Interior, reemplaza ahora a Claudio Lozano.

A la vez, José Ballesteros, su ex secretario Legal y Administrativo en los 24 días al frente de Economía, ocupará el sitio de Federico Sánchez, que era el vicepresidente segundo y único hombre propio de Eduardo Hecker cuando estuvo al frente de la Presidencia del principal banco del país.

Cobertura inversora: se emparejan las tasas de los bonos ley local y Nueva York e invitan a un salto

Inversores globales testearán anuncios argentinos en Wall Street 

Estratégico

Además, Batakis logró el estratégico puesto de Economista Jefe para su mano derecha, Karina Angeletti, ex Viceministra y secretaria de Política Económica. El nombre verdadero es Gerencia de Estudios Económicos, aunque a Batakis le guste decir "jefe económico". 

El problema es que surgió resistencia de los funcionarios para abandonar sus cargos, y se atornillaron a las sillas.

Haroldo Montagu ocupaba hasta ahora la posición de Economista Jefe tras haber sido el primer Viceministro de Economía y secretario de Política Económica de Martín Guzmán, y luego integrante del Consejo Económico y Social.

Batakis logró el estratégico puesto de Economista Jefe para su mano derecha, Karina Angeletti, ex Viceministra y secretaria de Política Económica.


Negociación

Lo primero que le ofrecieron a Silvina Batakis cuando la desplazaron del Ministerio de Economía fue la Secretaría de Hacienda de Sergio Massa, pero se negó a un descenso y logró la Presidencia del Banco Nación, desplazando a Hecker. 

Una vez ahí, para hacerse fuerte lo primero que pidió fue la renuncia de todo el directorio. Solo uno le hizo caso: Martín Ferré, quien sabía que quedaría y sería el nexo con el resto, ya que había sido compañero de Batakis en el gabinete de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires.

"Cortá por Lozano"

Así dicen en el entorno de Batakis cuando se les consulta sobre las críticas de Claudio Lozano, que dijo que la ex ministra quería poner a 25 personas en el BNA. 

"Que vaya a escribir sus papers y a criticar al Gobierno desde afuera", advierten puertas adentro, donde también desmienten que sean 25 los nuevos funcionarios y precisan que el equipo entrante es de la mitad de ese número.

Lo primero que le ofrecieron a Silvina Batakis cuando la desplazaron del Ministerio de Economía fue la Secretaría de Hacienda de Sergio Massa, pero se negó a un descenso.


Nuevo enfoque

Ahora, quieren darle al banco una nueva impronta productiva, con énfasis en la industria, en la pequeña y mediana empresa, sumado al agro, que el banco ya lo tiene. 

De ahí la misión de ampliar la cartera en estos segmentos y llegar a todos los rincones del país, al aprovechar que el banco tiene sucursales y líneas de crédito en toda la Argentina. 

"Queremos incentivar a toda la cadena industrial, desde la empresa pequeña hasta la más grande, haciendo hincapié en la producción y el trabajo", destacan. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.