Ajustará por salario

Créditos para ampliar y terminar la vivienda del Nación: cómo son y quiénes pueden sacarlo

El Banco Nación pone a disposición nuevas líneas para refaccionar viviendas. No pedirá garantías y la tasa será fija de 19% en el primer año, pero innovará con ajustes de acuerdo a la variación de los salarios. Cómo acceder.

El Banco de la Nación Argentina (BNA) anunció la puesta en marcha, a partir de mañana, de una línea de crédito en pesos para refacción, ampliación y terminación de viviendas, sin garantía hipotecaria, a pagar hasta en 10 años.

La entidad, anunció que los préstamos podrán tomarse hasta por $ 2 millones, con grandes beneficios como ser la posibilidad de presentar dos cotitulares y dos codeudores para avalarlo, dado que no se requerirá garantía hipotecaria.

Tal como lo anticipó el titular de la entidad el viernes en una entrevista con El Cronista, la entidad se disponía a lanzar una solución para la vivienda, aunque lejos aún de ser una respuesta a la demanda de créditos para la compra con garantía hipotecaria.  

El banco pedirá casi como único requisito mudar el cobro de haberes a la entidad o la apertura de un paquete de servicios con el Banco Nación.

La otra gran novedad es que luego del primer año de que se aplicará una tasa de interés fija de 19%, en los 10 años de vida del préstamo se ajustará de acuerdo con la evolución de los salarios (coeficiente de variación salarial).

El destino será la refacción, ampliación y finalización de vivienda única y de ocupación permanente en todo el país, pero podrá aplicarse también a la edificación de ambientes adicionales a los ya existentes en el hogar, arreglos para mejorar la vivienda o destinar fondos para la interconexión de servicios básicos.

"Nos genera mucha satisfacción poder ofrecer estos créditos para refacción, ampliación y terminación de viviendas ya que implica mejorar la calidad de vida de la población de todo el país", remarcó el presidente del BNA, Eduardo Hecker.

Eduardo Hecker destacó que se trata de plazos muy beneficiosos para todos los argentinos y destacó un esquema de actualización razonable en relación con los ingresos.

Esa asistencia financiera se otorgará "en pesos, a tasas de interés accesibles y plazos muy beneficiosos" para todos los argentinos y argentinas, añadió. También destacó que el esquema "de actualización permitirá garantizar una relación razonable de valor de cuota respecto del ingreso", aseguró la entidad.

Quiénes podrán acceder

-Monto máximo del crédito: hasta $ 2 millones

-Tasa: fija, 19%, durante el primer año, luego ajusta por Coeficiente de Variación Salarial (CVS)

-Plazo: máximo: 10 años

-Garantía: a sola firma, sin garantía hipotecaria

-Destino: ampliación, terminación, refacción de vivienda única y permanente. Aplicable también para infraestructura de base (conexión a la red de gas), y para instalaciones eléctricas.

-Quiénes pueden acceder: todas las personas que cobran haberes a través del BNA; jubilados y pensionados; autónomos/monotributistas (en todos los casos, deberán contratar un paquete de servicios). Otras personas que abran paquete de servicios con el BNA y comiencen a acreditar sus haberes en el banco.

-Valor de la cuota: hasta 30% de los ingresos demostrables; pudiéndose sumar los ingresos de dos titulares y dos cotitulares.

-Amortización: sistema francés con cuotas mensuales.

-Beneficio fiscal: podrá accederse a lo estipulado en la RG 680/1999 del AFIP, que establece que no abonarían IVA sobre los intereses de cada cuota.

-Dónde gestionar: a partir del lunes 6 de septiembre de 2021, en las sucursales del Banco Nación. Información en www.bna.com.ar

Los créditos para la vivienda

Durante la entrevista publicada el viernes por El Cronista, se le preguntó a Hecker acerca del futuro de los créditos hipotecarios.

-En el pasado, el banco fue promotor de los créditos UVA, impulsó los créditos hipotecarios. ¿Hay un horizonte más cercano para retomar esa senda?

-De los créditos UVA, en su momento, participó con el 50% del otorgamiento del sistema. La morosidad es baja, creemos que fue un buen instrumento mal aplicado por el gobierno anterior, en el momento inadecuado. Y estamos con los tomadores para que no sufran los percances para que aquellos que la cuota supera el 35% de los ingresos, asistiéndolos con soluciones específicas. De aquí en adelante estamos discutiendo nuevas líneas para el crédito hipotecario. No hemos definido aún un rumbo en ese sentido, pero estamos pensando soluciones intermedias que puedan ayudar a la cuestión de la vivienda.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios