LicuaciónExclusivo Members

Avanza el plan de Milei para deshacerse por completo de los pases del BCRA y ya le ponen una fecha

El mercado prevé que el proceso de eliminación de los pasivos remunerados del Banco Central finalizará pronto, pero de ahora en adelante moderará la velocidad.

El plan del Gobierno de desarmar los pasivos remunerados del Banco Central sigue firme y finalizará pronto. Lo hace a través de la "licuación" que lleva adelante de la mano de las bajas de tasas de interés, cada vez más negativas en términos reales, y la migración de esos pesos hacia instrumentos de deuda del Tesoro.

Los analistas del mercado estiman que, tras la fuerte reducción del stock de pases que se logró mediante la "exitosa" licitación de Lecap que realizó el Tesoro hace dos semanas, la finalización del proceso de desarme de los pasivos remunerados del Central podría darse entre finales de junio y principios de julio.

Las Lecap pierden atractivo: qué bonos en pesos ahora están recomendando en la City

Al cierre de la semana pasada, el stock de pases ascendía a $ 24 billones, de los cuales cerca de $ 16 billones (66% del total) estaba en poder los bancos públicos, lo que facilita la migración de pesos desde la autoridad monetaria hacia el Tesoro, aunque estiman que ahora el Gobierno ralentizará el proceso.

Esta semana, el Gobierno amplió los límites para emitir letras de corto plazo, como las Lecap, por lo que se espera que se mantenga el traspaso de deuda del BCRA al Tesoro. Pero el monto no alcanza para que en esta nueva licitación de deuda se terminen de levantar por completo los pasivos remunerados del Central.

Desarme gradual


Facimex Valores destaca que el tope a colocar entre los tres instrumentos que se ofrecerán en la licitación es de $ 3,5 billones, equivalente a apenas el 15% del stock de pasivos remunerados, lo que da un indicio de que el equipo económico avanzará con la migración de pases a Lecap de manera más gradual.

El equipo de Romano Group coincide en que, a diferencia de la licitación pasada, ahora parece primar la prudencia. En base a los últimos movimientos del Tesoro, estima que en el plazo de dos licitaciones extras podrían desarmar las tenencias de los bancos privados y el desarme total se daría en julio. 

"Es preferible que el desarme que buscan hacer sea con mayor prudencia. Es mejor ir sobre paso seguro y no provocar una crisis de deuda por haber apurado el proceso. En el ínterin, el Gobierno mantiene $ 10 billones depositados en el BCRA, que sirven para mostrar fortaleza en liquidez y solvencia", sostiene.

Los analistas de EcoGo también estiman que si el presidente Javier Milei mantiene su plan de mejorar rápidamente el balance del Banco Central la eliminación total de los pasivos remunerados debería darse entre finales de junio y principios de julio, teniendo en cuenta el cronograma de licitaciones de la Secretaría de Finanzas.

"No nos parece tan interesante el timing, porque tampoco tiene que desaparecer por completo la liquidez en pases a 1 día. Igualmente, la deuda pública no desaparece, sino cambia de manos. El Tesoro queda más comprometido en mantener la disciplina fiscal para pagar o mantener vigente el roll over de los vencimientos", resalta PPI.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.