Para la Fed, la lucha contra la inflación hace más difícil el aterrizaje "suave" que quiere Powell

El presidente Jay Powell no ve otra opción más que seguir endureciendo la política monetaria, aunque las probabilidades de recesión aumenten rápidamente.

Las ya escasas probabilidades de que la Reserva Federal reduzca la inflación sin provocar una dolorosa desaceleración económica se redujeron el miércoles, cuando el banco central de Estados Unidos emprendió lo que será la campaña más agresiva de endurecimiento de la política monetaria en décadas.

Después de aprobar la mayor suba de las tasas de interés desde 1994, llevando la tasa de los fondos federales a un nuevo rango objetivo de entre el 1,50% y el 1,75%, la Fed señaló que la tasa de interés oficial podría subir muy por encima del 3% a fines de año, alcanzando un nivel que, según su presidente, Jay Powell, sería "modestamente restrictivo" para la actividad económica. También se esperan más alzas en 2023.

Las drásticas medidas reflejan una mayor sensación de pánico que ha envuelto recientemente a la Fed, que se enfrenta a la peor inflación en cuatro décadas y a la creciente evidencia de que el problema podría empeorar antes de mejorar.

La Fed empieza su Quantitative Tightening a un ritmo sin precedentes para controlar la inflación

En conferencia de prensa, Powell transmitió el mensaje general de que el banco central está "decidido" a hacer lo que sea necesario para hacer frente a la inflación, enfatizando que sofocar las presiones sobre los precios es la prioridad número uno, incluso a costa de un crecimiento más lento y un mayor desempleo.

"El peor error que podemos cometer sería fracasar, lo que no es una opción", dijo. "Tenemos que restaurar la estabilidad de los precios... es la base de la economía".

Los economistas, por su parte, se han vuelto mucho más pesimistas sobre las perspectivas económicas, y varios de ellos pronosticaron el miércoles que podría producirse una recesión el próximo año.

"Las probabilidades de un aterrizaje suave [soft landing] son bastante cercanas a cero, y la razón es que estamos en un entorno sin precedentes y la prioridad abrumadora de la Fed es la inflación, la inflación, la inflación", dijo Stephen Kane, codirector de inversiones de renta fija en TCW.

"La inflación es un indicador rezagado [y] el hecho de que estén buscando en un indicador rezagado la dirección de qué hacer para la política monetaria actual que funciona con un retraso de 12 a 18 meses, eso es casi una garantía de que van a apretar demasiado y provocar una recesión".

Las proyecciones económicas publicadas por la Fed el miércoles transmiten lo que Michael Feroli, economista jefe de JPMorgan en Estados Unidos, describió como "desinflación inmaculada", es decir, que las tasas de interés podrían subir lo suficiente como para domar la inflación sin ahogar el crecimiento económico y causar dolorosas pérdidas de empleo.

La Fed prepara una fuerte suba de la tasa para tratar de contener la inflación

Los funcionarios de la Fed prevén que la inflación núcleo caiga 1,60 puntos porcentuales entre este año y el próximo, hasta el 2,7%, y que la tasa de desempleo pase del 3,6% actual al 3,9% en 2023 y al 4,1% en 2024. La mayoría de los funcionarios de la Reserva Federal prevén ahora un crecimiento más lento en comparación con hace tres meses, aunque todavía se espera que la economía se expanda un 1,7% este año y el próximo.

Powell dijo el miércoles que esas proyecciones estaban alineadas con un aterrizaje "suave" para la economía, aunque admitió que el camino para hacerlo se había vuelto "más desafiante".

"Lo que está cada vez más claro es que muchos factores que no controlamos van a desempeñar un papel muy importante a la hora de decidir si eso es posible o no", dijo, refiriéndose al aumento de los precios de las materias primas derivado de la guerra en Ucrania y a las prolongadas interrupciones de la cadena de suministro que han exacerbado una inflación ya elevada.

Alerta en Estados Unidos: economistas pronostican recesión inminente

Sin mejoras significativas en estos frentes, Michelle Meyer, economista jefe de Estados Unidos en Mastercard, advirtió que muchas de las ganancias de la históricamente robusta economía estadounidense y el caliente mercado laboral podrían empezar a erosionarse.

"Tienen que empezar a ver resultados en términos de moderación de la inflación, y si va en la otra dirección y la inflación sigue acelerándose, entonces la Fed está en una posición más complicada", dijo. "Tendrán que subir aún más rápido y eso podría crear más daño a la economía real".

Powell dijo que la Fed necesitaría ver "pruebas convincentes" de que la inflación está bajando -específicamente, una serie de informes mensuales que muestren que las presiones sobre los precios están disminuyendo de forma consistente- antes de estar preparada para dar marcha atrás.

Estados Unidos: Joe Biden lucha por cerrar la "brecha de credibilidad" sobre la inflación

El problema, según Tom Porcelli, economista jefe de RBC Capital Markets, es que las futuras cifras de inflación podrían ser incluso peores que las de mayo, que llevaron a la Fed a aumentar rápidamente el ritmo de ajuste.

"¿Adónde cree que se dirigen los precios generales en los próximos dos meses? Sólo van a subir", dijo. "Si esta reunión llegó con un aumento de 75 puntos básicos y se tenía una tasa de inflación del 8,6%, y ahora se va a acelerar hasta el 9%, ¿qué cree que va a pasar en julio?".

Porcelli dijo que esta dinámica podría profundizarse hasta el final del verano [boreal], lo que significa más presión para que la Fed actúe agresivamente hasta septiembre como mínimo.

Mientras que Powell indicó que el Comité Federal de Mercado Abierto probablemente elegiría entre una suba de 0,5 pp. y un aumento de 0,75 pp. en su reunión de julio, Julia Coronado, execonomista de la Fed que ahora trabaja en MacroPolicy Perspectives, dijo que era más probable que la Fed aumentara el tamaño de sus alzas -incluso hasta un punto porcentual completo- que las moderara.

"Existe el riesgo de que suban aún más de lo que dicen en el [diagrama de puntos], dado lo que Powell expuso y el ánimo de gatillo fácil", dijo. "Los riesgos de recesión han aumentado definitivamente porque no están tolerando nada y van a reaccionar a todo en una dirección restrictiva [hawkish]".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios