Financial TimesExclusivo Members

Nikki Haley lucha mientras las encuestas apuntan a una gran victoria de Trump en Carolina del Sur

Aunque los sondeos la dan perdiendo por 30 puntos, la candidata republicana dijo que se niega a renunciar y se refirió al expresidente como "inestable y desquiciado".

Nikki Haley arremetió esta semana contra Donald Trump y rechazó los pedidos para que suspenda su campaña presidencial, asegurando que no siente "ninguna necesidad de besar el anillo" [en señal de obediencia] y respaldar su candidatura a la Casa Blanca.

"Me niego a renunciar", dijo Haley en un discurso en su estado natal, Carolina del Sur, donde este fin de semana se celebrarán las próximas grandes elecciones primarias republicanas. También se refirió al expresidente como "inestable y desquiciado".

"Carolina del Sur votará el sábado. Pero el domingo, seguiré siendo candidata a la presidencia", dijo Haley, que fue gobernadora del estado entre 2011 y 2017. "No voy a ninguna parte".

Elecciones Estados Unidos 2024: la lista de empresarios que financian a Trump y a Biden

Haley ha superado a más de una docena de republicanos y sigue atrayendo donantes con mucho dinero dispuestos a financiar su campaña. Pero su camino hacia la Casa Blanca sigue estrechándose, con encuestas de opinión que la muestran muy por detrás de Trump.

Una nueva encuesta de Suffolk University/USA Today hecha a probables votantes de las primarias en Carolina del Sur, que se publicó el martes, mostraba a Trump por delante de Haley 63% a 35%.

La siguiente cita importante en el calendario electoral será el Supermartes del 5 de marzo, cuando los votantes de más de una docena de estados acudirán a las urnas. Haley ha prometido seguir haciendo campaña al menos hasta el Supermartes.

Pero Chris LaCivita y Susie Wiles, asesores principales de la campaña 2024de Trump, publicaron un memo el martes insistiendo en que "el final está cerca" para Haley. Citando datos de encuestas públicas y privadas, LaCivita y Wiles dijeron que Trump estaba en camino de acumular suficientes delegados para ganar la nominación republicana a mediados de marzo.

"Antes de que comience la March Madness [Locura de Marzo], el presidente Trump será el candidato republicano a la presidencia", escribieron los estrategas, en referencia al apodo del torneo de basket universitario de EE.UU. Añadieron que la campaña de Haley estaba "rota, sin ideas, sin nafta y completamente superada en todos los aspectos".

Haley fue la primera embajadora de Trump ante la ONU y comenzó su candidatura a la presidencia hace más de un año, evitando atacarlo directamente. Pero ha agudizado sus críticas en las últimas semanas, especialmente a medida que el campo presidencial republicano se convertía en una contienda de dos personas. Desde entonces, Trump se ha asegurado el apoyo de casi todos los demás republicanos que habían suspendido sus campañas presidenciales, incluido el senador por Carolina del Sur, Tim Scott.

Taylor Swift, el insólito nuevo objetivo de Trump y la derecha de EE.UU.

El martes, Haley rechazó las afirmaciones de que estaría dispuesta a asumir como vicepresidenta de Trump.  

"Los políticos que ahora abrazan públicamente a le tienen terror en privado", dijo Haley. "Saben el desastre que ha sido y que seguirá siendo para nuestro partido. Sólo tienen demasiado miedo para decirlo en voz alta".

"Muchos de los mismos políticos que ahora abrazan públicamente a Trump le tienen terror en privado", dijo Haley. "Saben el desastre que ha sido y que seguirá siendo para nuestro partido. Sólo tienen demasiado miedo para decirlo en voz alta".

Cómo Trump ha logrado arrasar en las primarias republicanas

"No siento ninguna necesidad de besar el anillo. Y no le tengo miedo a las represalias de Trump", añadió. "No busco nada de él. Mi propio futuro político me preocupa cero".

Haley también acusó a Trump de "volverse cada día más mezquino y ofensivo". Y añadió: "He lidiado con bullies toda mi vida. No me intimidan". Pero Haley rompió en llanto el martes, cuando habló de su marido, Michael Haley, que está destinado en el extranjero con la Guardia Nacional del Ejército. En un acto a principios de mes en Carolina del Sur, Trump se burló de Michael Haley y le preguntó dónde estaba.

Nikki Haley dijo el martes que su marido estaba "al frente" de su mente y "luchando por el país que ama".

Temas relacionados
Más noticias de Nikki Haley

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.