FINANCIAL TIMES

La guerra de Rusia ayuda a Qatar a aumentar su influencia

La necesidad de opciones le da impulso al país asiático mientras busca desarrollar un importante yacimiento de gas

Qatar desarrolló un papel descomunal en los mercados desde que comenzó a exportar gas natural licuado hace más de dos décadas. Ahora, tras la invasión de Ucrania y una serie de acuerdos para desarrollar un nuevo yacimiento de gas, su influencia crecerá aún más.

QatarEnergy, su productor estatal de gas, anunció acuerdos de joint venture con cinco de las petroleras más grandes del mundo para desarrollar un proyecto de u$s 29.000 millones: North Field East. El proyecto tiene como objetivo aumentar la capacidad de exportación anual de Qatar de 77 millones de toneladas a 110 millones de toneladas para 2026, ayudándolo a superar a Australia como el segundo mayor productor de combustible detrás de los Estados Unidos.

Los acuerdos con Shell (Reino Unido), ExxonMobil y ConocoPhilips (EE.UU.), TotalEnergies (Francia) y ENI (Italia) no fueron el resultado de la fiebre por suministros alternativos al gas ruso. Pero que las grandes energéticas occidentales estuvieran tan interesadas en unirse al proyecto es un testimonio de la creciente importancia de Qatar como superpotencia del gas.

"Entrar en Qatar es un hito importante para nosotros", dijo el CEO de ENI, Claudio Descalzi, a Financial Times. Qatar descubrió North Field, una de las reservas de gas más grandes del mundo que comparte con Irán, en 1971. Entregó su primer cargamento de GNL a Japón en 1996. En 2010, Qatar era el mayor proveedor mundial de GNL, produciendo 55 millones de toneladas ese año, según Wood Mackenzie.

Una segunda fase llamada North Field South podría aumentar aún más su capacidad de exportación a 126 millones de toneladas al año para 2027.

Qatar, un país de sólo 3 millones de habitantes, buscó durante mucho tiempo mantener diversas relaciones bilaterales como una forma de protegerse contra las principales potencias de la región: Arabia Saudita, con quien comparte su única frontera terrestre, e Irán. Albergó a las fuerzas estadounidenses desde principios de la década de 2000, incluido su cuartel general militar regional.

Su fondo soberano impulsó el perfil internacional del país a través de inversiones emblemáticas, como la compra del París Saint-Germain en 2011.

Los ingresos del gas ayudarán a financiar la Copa Mundial de la FIFA 2022, primera vez que el torneo se lleva a cabo en el Medio Oriente. Qatar vendió históricamente la mayor parte de su GNL a las empresas asiáticas en contratos a largo plazo y desarrolló una "reputación sobresaliente" como proveedor confiable, según Frank Harris, experto en GNL de Wood Mackenzie. Esto puede ayudar a disipar algunas preocupaciones europeas mientras se preparan para cambiar su dependencia de un petroestado, Rusia, a otro.

Aunque dos tercios de las exportaciones de Qatar bajo contratos a largo plazo son para compradores asiáticos, según la consultora Energy Aspects, el país del Golfo está interesado en que la distribución del suministro para el proyecto North Field East sea más equilibrada, con aproximadamente la mitad fluyendo a Europa. "Ahora hay una batalla a largo plazo entre Qatar y los Estados Unidos por la supremacía", dijo Harris. Leo Kabouche, analista de Energy Aspects, dijo que la ubicación de Qatar lo hace más adecuado que los Estados Unidos para abastecer a Europa y Asia.

En medio de la búsqueda de alternativas al gas ruso, Alemania anunció en mayo la firma de un acuerdo preliminar con Qatar que sería una "apertura de puertas" para la economía más grande de Europa. Días después, el fondo soberano qatarí se comprometió a invertir 10.000 millones de libras esterlinas en el Reino Unido, en una señal de fortalecimiento de los lazos entre Doha y Londres.

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios