FINANCIAL TIMES

La economía china se recupera de los efectos de la pandemia con un crecimiento récord

Las cifras ocultan las continuas dificultades que atraviesa el sector manufacturero

La economía china se siguió recuperando con fuerza de los efectos del coronavirus en el primer trimestre de 2021. El país informó una tasa de crecimiento anual récord, pero esa cifra oculta el prolongado daño que dejó la pandemia el año pasado.

La producción china dio un salto de 18,3% interanual en los tres primeros meses, el mayor ritmo desde que se comenzó a calcular ese dato a principios de la década de 1990. Se preveía que la tasa sería elevada porque en el mismo período del año pasado la economía china se contrajo por primera vez en décadas, como consecuencia de la cuarentena impuesta en el país.

En términos intertrimestrales, la economía sólo creció 0,6%, según la Oficina Nacional de Estadísticas, cifra muy inferior a las expectativas.

No obstante, los números oficiales resaltan la rápida recuperación que tuvo toda la economía china desde el primer trimestre del año pasado, cuando la ciudad de Wuhan fue la primera en decretar un aislamiento estricto por el brote de Covid-19.

La posterior disminución de los casos de coronavirus y el furor de la producción industrial permitieron que a fines del 2020 el crecimiento del PBI chino fuera superior a su tasa pre pandemia.

China se benefició por ser la primera gran economía en salir de la cuarentena, aunque EE.UU. está recuperando terreno con rapidez, impulsado por el estímulo fiscal de u$s 1,9 billones otorgado por la administración Biden. La economía estadounidense va camino a alcanzar nuevamente su nivel de producción anterior a la pandemia en el primer semestre de este año.

En EE.UU. repunta el empleo y sube el consumo por fuerte avance de la vacunación

En cambio, la eurozona sigue lidiando con el aumento de los contagios y los cierres nacionales, que se estima arrastraran al bloque a una recesión en W en los tres primeros meses de este año. No se espera que su PBI vuelva a los niveles pre pandemia hasta mediados de 2022.

La semana pasada, el FMI pronosticó que Estados Unidos en 2024 estará entre las pocas economías importantes que crecerán más de lo que habrían crecido si no hubiera existido la pandemia, basándose en estimaciones anteriores. Sin embargo, predijo que tanto China como Europa seguirían siendo más pequeñas.

Las cifras de crecimiento de China se dieron a conocer mientras la administración de Xi Jinping se prepara para celebrar el centenario de la fundación del Partido Comunista Chino en julio. En este período previo a las celebraciones, el partido se ha ocupado de comparar favorablemente su gestión del virus y su sólida recuperación económica con las medidas y evolución de sus rivales occidentales, especialmente Estados Unidos.

Xi Jinping, presidente de China

"Confiamos en que la actual tendencia de recuperación continúe a lo largo del año", dijo Liu Aihua, vocera de la Oficina Nacional de Estadísticas durante una reunión informativa. Pero la repartición estatal también dio una voz de alerta: "Debemos ser conscientes de que la epidemia de Covid-19 sigue extendiéndose por todo el mundo y el panorama internacional es complicado, con grandes incertidumbres e inestabilidades".

El fuerte salto del primer trimestre, mucho mayor que el de cualquier otro período anterior, se apoyó de nuevo en la producción industrial. Esa medición aumentó 24,5% en el primer trimestre y, junto con el auge de las exportaciones, ayudó a apuntalar el crecimiento durante el último año, aunque no cumplió las expectativas en marzo y sólo subió 14,1% en términos interanuales.

China avanza en la Argentina con cuatro proyectos en áreas estratégicas

La expansión también se vio impulsada por el consumo de los hogares, que se había quedado atrás comparado con la recuperación general pero que se cree que este año ayudará más a estimular el crecimiento de la economía china. Las ventas minoristas superaron las expectativas y se incrementaron 34,2% en marzo, comparado con el mismo mes del año pasado.

Eswar Prasad, experto en finanzas chinas de la Universidad de Cornell, afirmó que, incluso teniendo en cuenta el "efecto fantasma" de la comparación con la base baja del año pasado, la cifra del primer trimestre es una "clara confirmación de la resiliencia y el impulso de la economía china".

El foco de atención en China giró hacia la política monetaria, con signos de sobrecalentamiento en algunas partes de la economía a pesar de la persistente baja inflación de los precios al consumidor. El gobierno está intentando frenar el apalancamiento en su sector de bienes raíces y frenar las tasas récord de producción siderúrgica tras el boom de la construcción.

Yue Su, de Economist Intelligence Unit, dijo que esos temores podrían llevar al gobierno frenar las medidas de estímulo a la inversión. "Es poco probable que las autoridades aceleren la aprobación de inversiones en infraestructura en el segundo trimestre, aunque disminuya la actividad económica", afirmó.

Traducción: Mariana Oriolo


Tags relacionados

Compartí tus comentarios