FINANCIAL TIMES

EE.UU. y una queja con ‘déjà vu' argentino: pese a la desocupación los empresarios no consiguen mano de obra

Las compañías estadounidenses no consiguen cubrir puestos vacantes tras un año de pandemia. Lo atribuyen a los abultados seguros de desempleo

El presidente Joe Biden defendió el lunes su trayectoria económica mientras al mismo tiempo los datos de empleo en EE.UU. muestran un par de hechos desconcertantes: millones de personas siguen desempleadas tras perder el trabajo durante la pandemia, pero las empresas dicen que no consiguen suficiente personal.

La dificultad de las compañías para conseguir empleados generó un polémico debate sobre las posibles causas, en el que los republicanos y algunas figuras del mundo empresario afirman que las prestaciones por desempleo tan generosas desalientan la búsqueda de empleo.

Aseguran que se debe principalmente a que la administración Biden amplió en u$s 300 semanales el seguro de desempleo. En los estados que pagan más, las prestaciones ascienden a u$s 600 semanales, el equivalente a casi u$s 16 por hora. Eso es más del doble del salario mínimo federal.

Aumento de sueldos y vacunación para todos: el nuevo pedido de Biden a las empresas en EE.UU.

La inesperada dificultad para encontrar personal amenaza con descarrilar lo que muchos economistas y empresarios esperaban que fuera una sólida recuperación económica.

En su discurso en la Casa Blanca, Biden aseguró que su plan económico está "funcionando" a pesar de que el mes pasado se desaceleró la creación de empleo. En abril las compañías contrataron a 266.000 empleados, mucho menos que el millón que esperaban los economistas.

 Insistió en que no hay "muchas pruebas" de que la ampliación del seguro de desempleo, como parte de su plan de estímulo, estuviera desalentando el trabajo. "Tenemos que concentrarnos en los verdaderos problemas que tenemos adelante: vencer esta pandemia y crear puestos de trabajo", afirmó.

Los empresarios sostienen que la escasez de mano de obra es real en sectores como servicios gastronómicos, transporte y construcción.

Los propietarios de franquicias de la cadena de autoservicios 7-Eleven rogaron a la compañía que no los obliguen a volver a operar las 24 horas porque no consiguen personal para el turno noche. 

Hay franquicias de la cadena 7-Eleven que no pueden volver a operar las 24 horas porque no consiguen personal para el turno noche. 

Los gerentes de un McDonald's de Texas con poco personal colocaron un cartel en la zona del Auto Mac pidiendo paciencia porque "ya nadie quiere trabajar", lo que hizo famoso al restaurante en TikTok.

El fabricante de cereales para el desayuno Post Holdings contó que debido a la escasez de personal hubo graves retrasos en la producción. El lunes, Donnie King, director de operaciones de Tyson Foods, el frigorífico más grande de EE.UU., señaló que "nos lleva seis días hacer el trabajo de cinco días debido a la rotación y el ausentismo" en sus plantas de carne de cerdo, que fueron de las más afectadas en los primeros meses de la pandemia.

La Federación Nacional de Empresas Independientes, una agrupación de pequeñas empresas, comentó que el 42% de los propietarios de estas compañías aseguran que no pueden cubrir los puestos vacantes. Entre ellos se encuentra Matt Glassman, propietario del Greyhound Bar & Grill de Los Ángeles.

 La recuperación de EE.UU. está lejos de haber terminado, se desprende de los datos de empleo

Dos semanas antes de la reapertura, Glassman programó 15 entrevistas para contratar personal de cocina. Pero doce candidatos no se presentaron, dijo. De los tres que se presentaron, uno era "completamente inadecuado para el trabajo" y otro renunció el primer día, por lo que sólo pudo contratar a una sola persona.

El mayor riesgo que implican las tareas laborales presenciales durante la crisis de Covid llevó a que muchos empleados con salarios bajos se replantearan si vale la pena trabajar por ese dinero, contaron algunos activistas laborales y economistas. Para quienes tienen hijos, los constantes cierres de algunas escuelas y guarderías han dificultado aún más la vuelta al trabajo.

Los constantes cierres de algunas escuelas y guarderías han dificultado aún más la vuelta al trabajo

"La idea de tener que volver a trabajar y poner potencialmente en riesgo a mi familia y ganar un tercio [de las propinas] que ganaba antes es una decisión que probablemente yo no tomaría, si fuera empleado", dijo Glassman.

Otros dicen que las prestaciones por desempleo han desanimado a los posibles trabajadores. En los yacimientos petrolíferos de la Cuenca Pérmica, en el oeste de Texas, "hay mucha gente contratando y la actividad vinculada a petróleo y gas se está recuperando y están dispuestos a contratar", dijo Wesley Burnett, director económico de la cámara de comercio de la ciudad de Odessa. 

"Pero el programa federal que pusieron en marcha sufre demoras porque todos quieren quedarse en casa en lugar de ir a trabajar".

La inflación puede impedir una recuperación histórica de los EE.UU.

Henry McMaster, gobernador republicano de Carolina del Sur, ordenó a su estado no pagar las prestaciones federales adicionales a partir de fines de junio, dos meses antes de lo que Washington planea suspenderlas.

"Lo que pretendía ser una ayuda financiera a corto plazo para los vulnerables y desplazados durante el peor momento de la pandemia se ha convertido en un peligroso derecho federal, que incentiva y paga a los empleados para que se queden en casa en lugar de incentivarlos a volver al lugar de trabajo", dijo McMaster.

Los grupos liberales dicen que hay una forma sencilla de atraer a más trabajadores: pagar más. "Los empleadores ahora dicen: 'bueno, no podemos conseguir gente para cubrir estos puestos de trabajo', pero lo que realmente deberían decir es que 'no podemos conseguir gente para cubrir estos puestos de trabajo con los salarios que estamos ofreciendo'", dijo Melissa Boteach, del liberal National Women's Law Center. 

"Por lo tanto, se ve que cuando hay demanda de mano de obra es necesario elevar los salarios para aumentar la oferta".

Los datos del Departamento de Trabajo de EE.UU. indican que algunas compañías empezaron a hacer precisamente eso. Las empresas de entretenimiento y hotelería subieron los salarios en abril, aunque los ingresos siguen estando por debajo de la tendencia anterior a la crisis.

Uber señaló que tiene 22% menos de conductores que a esta altura del año pasado, a pesar de que la demanda de los usuarios ha aumentado

Otros están yendo más allá. Uber lanzó su propio programa de "estímulo" de u$s 250 millones para atraer a nuevos choferes. La empresa señaló que tiene 22% menos de conductores que a esta altura del año pasado, a pesar de que la demanda de los usuarios había aumentado, lo que hizo que suban las tarifas.

Fabio Sandri, CEO de la procesadora de aves Pilgrim's Pride, dijo a los analistas que su compañía destinó u$s 40 millones al aumento de salarios en el primer trimestre del año. También comentó que seguían invirtiendo en automatización para depender menos de los trabajadores.

Los inversores se defienden ante la amenaza de una alta inflación en EE.UU.

Muchos economistas creen que la escasez de mano de obra irá mermando, porque predicen que a medida que los casos de Covid disminuyan, las escuelas vuelvan a abrir y las prestaciones de desempleo adicionales expiren en septiembre, los trabajadores indecisos volverán.

Pero es posible que algunos nunca vuelvan al trabajo que hacían antes de la pandemia. Glassman contó que muchos de sus empleados se fueron de California.

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados

Compartí tus comentarios