Fed: otro alto cargo respalda una nueva suba de la tasas

La flamanete goberandora de la Fed, Lisa Cook, rechazó las especulaciones sobre la posibilidad de que el banco central de Estados Unidos pare su campaña de suba de tasas.

Una de las más recientes incorporaciones a la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal se ha unido a otros altos cargos para rebatir las especulaciones de que el banco central de Estados Unidos interrumpirá pronto su campaña de endurecimiento de la política monetaria, subrayando en cambio la probable necesidad de "continuas subas de tasas".

En sus primeras declaraciones públicas desde que se convirtió en gobernadora, Lisa Cook describió la inflación como una "amenaza a corto y largo plazo" y dijo que era "fundamental" para la Reserva Federal "evitar que se instale una psicología inflacionaria".

"En nuestra economía actual, con un mercado laboral muy fuerte y una inflación muy por encima de nuestro objetivo, creo que un enfoque de gestión de riesgos requiere un fuerte enfoque para controlar la inflación", dijo en un evento organizado por el Instituto Peterson de Economía Internacional, un think tank con sede en Washington.

¿Se viene la cuarta? En la Fed ya se proyecta otra suba de tasas de 0,75 puntos

"Aparte del efecto inmediato del aumento de los precios en los hogares y las empresas, cuanto más tiempo persista y más gente lo espere, mayores serán los riesgos de que la inflación alta se consolide", agregó.

Sus comentarios se producen cuando los mercados están agitados tras digerir unas perspectivas de crecimiento más sombrías a nivel mundial, y las señales de tensión que están surgiendo. Algunos inversores y economistas han especulado con la posibilidad de que la Reserva Federal tenga que dar marcha atrás con sus planes de endurecimiento de la política monetaria y actuar con mayor lentitud en los próximos meses o hacer una pausa.

La Reserva Federal está debatiendo si debe realizar una cuarta suba consecutiva de las tasas de interés en su próxima reunión de noviembre, en una medida que elevaría el nivel de los fondos federales al rango entre 3,75% y 4%. La mayoría de los funcionarios prevén que la tasa de interés de referencia alcance el 4,4% a finales de año y el 4,6% a principios de 2023.

Suba de tasas: ¿los bancos centrales están yendo demasiado lejos demasiado rápido en su lucha contra la inflación?

Aunque la decisión de noviembre dependerá en gran medida de los datos de empleo -que se publicarán el viernes- y del próximo informe sobre la inflación -que se publicará la semana que viene- los funcionarios de la Reserva Federal han advertido explícitamente que las circunstancias económicas no justifican todavía que el banco central abandone su enfoque ultraagresivo.

Neel Kashkari, presidente de la Fed de Minneapolis, también dijo el jueves que la Fed estaba "bastante lejos" de detener su aumento de las tasas de interés, un mensaje que también reiteraron esta semana Raphael Bostic, de la Fed de Atlanta, y Mary Daly, de la sucursal del banco central en San Francisco.

Cook, que es la primera mujer negra que ocupa el cargo de gobernadora de la Fed, respaldó la decisión del banco central de "adelantar" sus alzas de tasas, lo que, según ella, ha contribuido a reducir más rápidamente la demanda. Restaurar la estabilidad de los precios no sólo requerirá probablemente "continuas subas de tasas", continuó, sino también mantener las tasas de interés a un nivel que contenga la economía "durante algún tiempo".

FMI: récord de préstamos, mientras la economía mundial empeora 

Durante el debate que siguió a sus declaraciones, Cook fue consultada por la liquidez en el mercado de la deuda pública de Estados Unidos, que los operadores han advertido que se ha visto afectada. El mercado del Tesoro, dijo, está "funcionando bien" con "grandes volúmenes de operaciones ejecutadas".

Aunque Cook subrayó que los efectos económicos causados por los cambios en la política monetaria funcionan con "retrasos largos y variables", dijo que cualquier ajuste de la política debería depender de "si vemos que la inflación cae realmente en los datos y cuándo, y no sólo en las previsiones".

En otro evento, Charles Evans, presidente de la Reserva Federal de Chicago, dijo que lo que más preocupa a la Reserva Federal es el "impulso" de la inflación subyacente, que excluye elementos volátiles como los alimentos y la energía.

Los economistas han advertido que esperar hasta que la inflación real caiga sería casi una garantía de que la Reserva Federal haga un endurecimiento demasiado duro y provoque una recesión, algo que el presidente Jay Powell dijo recientemente que no se podía descartar.

"Aunque la mayoría de las previsiones ven un progreso considerable de la inflación en los próximos años, es importante considerar si la dinámica de la inflación puede haber cambiado de forma persistente, haciendo que nuestras previsiones sean aún más inciertas", dijo Cook.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios