REINO UNIDO

Estudio: 1 de cada 7 adolescentes con covid tendría síntomas persistentes

Son conclusiones de una investigación del gobierno inglés en chicos de entre 11 y 17 años.

El estudio CLoCk, financiado por el Instituto Nacional de Investigación en Salud y el centro de Investigación e Innovación del Reino Unido, comparó datos de encuestas de unas 3000 personas de entre 11 y 17 años que dieron positivo de Covid-19 en Inglaterra entre enero y marzo de este año y 3700 chicos que dieron negativo.

Los hallazgos del estudio sugieren que un Covid prolongado fue la causa probable de que uno de cada siete niños que dieron positivo en la prueba experimentaran tres o más síntomas 15 semanas después del contagio. Uno de cada 14 niños reportó cinco o más síntomas.

Los datos sugieren que durante siete meses -entre septiembre de 2020 y marzo de 2021-, por lo menos 4000 y hasta 32.000 adolescentes en Inglaterra pueden haber tenido múltiples síntomas relacionados con el contagio de Covid-19 después de 15 semanas.

Según el estudio las mujeres, los adolescentes mayores y aquellos con peor salud física y mental antes de la prueba son los que mostraron mayor propensión a experimentar un Covid prolongado.

Los síntomas físicos incluyen un inusual cansancio, dificultad para respirar, dolores de cabeza y pérdida del gusto y olfato.

Terence Stephenson, profesor de salud infantil de Nuffield en el University College de Londres, dijo que estaba "tranquilo" de que las tasas de prevalencia eran mucho más bajas que en el "peor de los casos", pero agregó que una pequeña cantidad de jóvenes tendrían síntomas que les limitarían su vida normal.

"Sigo muy preocupado por que habrá jóvenes, aunque no muchos, que se verán gravemente afectados", dijo Stephenson. "Habrá algunos jóvenes que estarán completamente confinados a la cama o tendrán mucha falta de aire o dolores de cabeza diarios".

Shamez Ladhani, otro de los autores y consultor pediatra en enfermedades infecciosas del St George's Hospital, dijo: "Además de tener un grupo de control, una de las principales fortalezas de este estudio es el seguimiento de los niños durante hasta dos años, lo que nos dará una idea de los efectos duraderos de Covid-19 en los adolescentes ".

Compartí tus comentarios