Cocina tradicional

Criadillas de toro fritas: la sencilla receta para preparar un plato que celebra la cultura española

Descubre cómo las criadillas, un plato tradicional de la cocina española, encierran siglos de historia y cultura en cada bocado.

Las criadillas, conocidas en muchas culturas como testículos de toro, cordero, cerdo o incluso de otros animales, tienen una larga historia en la gastronomía de varios países, incluida España, donde se consideran una delicadeza. 

Este plato es parte de una tradición culinaria que aprovecha todas las partes del animal, reflejando una filosofía de no desperdiciar nada que ha sido común en muchas culturas rurales y agrícolas a lo largo de la historia.

En España, las criadillas se asocian frecuentemente con la tauromaquia y la cultura del toro, siendo consumidas como una forma de celebración o ritual después de las corridas de toros. Este plato es especialmente popular en regiones con una fuerte tradición taurina, como Andalucía, Extremadura y partes de Castilla

En España, las criadillas se asocian frecuentemente con la tauromaquia y la cultura del toro, siendo consumidas como una forma de celebración o ritual después de las corridas de toros. (Imagen: archivo)

Las criadillas se preparan de diversas maneras, desde simplemente cocidas y sazonadas hasta elaboradas recetas que incluyen frituras o guisos con verduras y especias.

La preparación y consumo de criadillas también se encuentra en otras culturas gastronómicas alrededor del mundo, conocidas con diferentes nombres y preparadas con variadas técnicas culinarias. 

Por ejemplo, en Argentina y Uruguay, las criadillas (llamadas "criadillas de tierra" cuando se refieren a testículos) son un plato típico de las parrilladas, donde se asan a la parrilla junto con otros cortes de carne.

A lo largo de la historia, el consumo de criadillas ha estado rodeado de varios mitos y creencias, incluida la idea de que son afrodisíacos o que pueden conferir la fuerza y valentía del animal al que pertenecieron. Aunque estas creencias son más folclóricas que científicas, contribuyen al aura especial que rodea a este plato.

Hoy en día, las criadillas se disfrutan no solo por su sabor único y textura, sino también como una forma de conectar con tradiciones culinarias históricas y practicar una cocina sostenible que respeta la filosofía de utilizar todas las partes del animal. 

Aunque puede que no sean del gusto de todos, las criadillas siguen siendo un plato emblemático de la cocina española y de otras cocinas del mundo, celebrando la diversidad y riqueza de las tradiciones culinarias globales.

Cómo preparar criadillas de toro fritas

Las criadillas, también conocidas como testículos de toro, son un plato tradicional en varias regiones de España, apreciado por su textura suave y su sabor único

Aquí te dejo una receta simple para preparar criadillas al estilo español.

Ingredientes:

  • 1 par de criadillas (testículos de toro)
  • Harina (para rebozar)
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva para freír
  • 1 limón (opcional, para servir)

Preparación:

  1. Limpieza: comienza limpiando las criadillas con agua fría. Retira cualquier membrana exterior y posibles restos de tejido conectivo. Córtalas en rodajas de aproximadamente 1 cm de grosor.

  2. Blanqueado: pon las rodajas en una olla con agua hirviendo y una pizca de sal. Deja que se blanqueen durante unos 2 minutos, luego escúrrelas y sécalas con papel de cocina.

  3. Marinado: sazona las rodajas con sal y pimienta al gusto. Pica finamente los dientes de ajo y el perejil, y mezcla con las criadillas. Deja marinar durante al menos 30 minutos en la nevera.

  4. Rebozado: saca las criadillas de la nevera y pásalas por harina, asegurándote de que queden bien cubiertas por todos lados.

  5. Fritura: calienta una buena cantidad de aceite de oliva en una sartén a fuego medio-alto. Una vez caliente, fríe las criadillas rebozadas hasta que estén doradas y crujientes por fuera, lo que debería tomar unos 3-4 minutos por lado.

  6. Servir: escurre las criadillas en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Sirve caliente, espolvoreado con un poco más de perejil fresco picado y unas gotas de limón al gusto.

Criadillas de toro fritas: la sencilla receta para preparar un plato que celebra la cultura española. (Imagen: Wikimedia Commons / Lucarelli)

Este plato se puede acompañar con patatas fritas, ensalada fresca o incluso un poco de pan para mojar en el aceite. Las criadillas son una exquisitez para aquellos dispuestos a probar diferentes aspectos de la cocina tradicional española, ofreciendo una experiencia culinaria única.

Temas relacionados
Más noticias de Recetas