Cocina

Ajo mulero: la receta de las abuelas para preparar paso a paso este clásico de Castilla-La Mancha

Este plato es uno de los clásicos de la región. Se puede preparar de forma muy sencilla, con un puñado de ingredientes y en apenas unos minutos.

En esta noticia

La gastronomía de Castilla-La Mancha no sólo refleja su cultura y tradiciones, también los productos más representativos de esta región. Entre los platos más populares se destacan las gachas, las migas de pastor y el pisto.

Otra de las comidas manchegas que más se destacan en esta comunidad autónoma es el ajo mulero. Esta deliciosa combinación entre patatas, ajo y tomate es una deliciosa alternativa para aquellas personas que siguen una dieta vegana ya que no contiene productos animales.

Qué es el ajo mulero

El ajo mulero es una receta tradicional de Castilla-La Mancha (Fuente: Shutterstock)

El ajo mulero es una receta tradicional de Castilla-La Mancha, y se caracteriza por su sencillez. A menudo se le compara con una tortilla de patatas, pero se prepara principalmente con pan asentado, patatas, tomate, ajo, y puede incluir azafrán y pimentón para darle más sabor.

No lleva huevos, lo que la convierte en una opción naturalmente vegana. Esta receta es un ejemplo típico de cómo los ingredientes sencillos pueden transformarse en un plato delicioso y nutritivo, ideal para aprovechar el pan del día anterior y otros ingredientes básicos de la cocina.

Cómo preparar ajo mulero

Si bien se asemeja y tiene ingredientes en común, el ajo mulero no es una tortilla de patatas. (Fuente: Shutterstock)

Ingredientes

Preparación

  1. Cortar las patatas en láminas finas como si se fuese a hacer tortilla de patatas. Rehogarlas a fuego medio y añadir los ajos muy picados. 
  2. Esperar a que se dore todo y después incorporar el tomate, también picado.
  3. Cuando el sofrito esté listo, agregar el azafrán finamente triturado. Darle una vuelta a todo con una cuchara para mezclar bien, y seguidamente echar el agua. Dejar que cueza, y en el momento en que las patatas estén blandas, añadir el pan.
  4. Cuando el agua se evapore y todo coja consistencia, aplastar ligeramente para formar una tortilla procurando que se tueste por las dos caras. Si se observa que falta aceite, echarlo por los bordes de la sartén, poco a poco y en hilos finitos.
  5. Servir caliente.
Temas relacionados
Más noticias de Recetas