Cuidados de la piel

¿Qué hago si me salen verrugas en el cuello y las axilas? El método efectivo para terminar con todas

En este artículo, exploramos su naturaleza, causas, diagnóstico y las opciones de tratamiento médico, al mismo tiempo que advertimos sobre los riesgos de los métodos caseros no recomendados.

En esta noticia

La atención médica de la piel es vital en la identificación y tratamiento de posibles anomalías o condiciones cutáneas. Una revisión regular por parte de un dermatólogo y la autoexploración pueden ayudar en la detección temprana de cambios en la piel, como lunares inusuales, manchas, erupciones o lesiones que pueden ser indicativos de problemas más serios. 

La identificación temprana de estas anormalidades puede llevar a tratamientos más efectivos y, en algunos casos, puede ser crucial para tratar condiciones potencialmente graves como el cáncer de piel

La salud de la piel no debe ser subestimada, y cualquier cambio o síntoma inusual debe ser consultado con un profesional médico para un diagnóstico y tratamiento adecuados. Los cuidados médicos de la piel van más allá de la estética, representando un componente esencial en la salud y bienestar general de una persona.

Buenos ejemplos de lesiones en la piel son las típicas verrugas que aparecen en el cuello y las axilas. Se llaman acrocordones o fibromas blandos y en este artículo te contamos qué son y cómo pueden eliminarse sin peligro para la salud.

¿Qué hago si me salen verrugas en el cuello y las axilas? El método efectivo para terminar con todas. (Imagen: Pixabay)

¿Qué son las verrugas del cuello y las axilas?

Los acrocordones o fibromas blandos son protuberancias en la piel de color carne o marrón claro, suaves al tacto, y suelen encontrarse en áreas de pliegues como el cuello, las axilas, las ingles o los párpados. Pueden ser numerosos y alcanzar varios centímetros de tamaño. Comúnmente aparecen entre los 25 y 30 años de edad, y su cantidad y tamaño pueden incrementarse con la edad o por cambios hormonales.

Generalmente, estas lesiones no presentan síntomas, pero pueden llegar a inflamarse y causar molestias si se encuentran en áreas de fricción. Es importante destacar que no son transmisibles.

¿Por qué aparecen las verrugas en el cuello y las axilas?

Su desarrollo está vinculado a factores como predisposición genética, alteraciones hormonales, sobrepeso y, en ciertos casos, se ha relacionado su surgimiento súbito con una diabetes mal gestionada. No están asociados con el uso de collares o cadenas.

La identificación y diagnóstico de estos fibromas es responsabilidad del dermatólogo, ya que pueden ser confundidos con otras lesiones cutáneas similares, como verrugas seborreicas, neurofibromas, nevus dérmicos o fibrofoliculomas. Estas últimas no requieren la misma atención ni tratamiento, de acuerdo a lo publicado en el blog Quirón Salud, en un posteo firmado por la doctora Zayra Merino.

¿Qué hago si me salen verrugas en el cuello y las axilas? El método efectivo para terminar con todas. (Imagen: Shutterstock)

¿Cuál es el tratamiento para las verrugas del cuello y la axilas?

El tratamiento de los acrocordones puede llevarse a cabo mediante láser o electrocirugía, y no requiere anestesia total (puede requerir anestesia local=. Se trata de un procedimiento rápido (aproximadamente 15 minutos), con un dolor mínimo y sin riesgo de sangrado, infecciones o cicatrices.

Los métodos "caseros" (como atar un hilo alrededor) no son aconsejables debido al peligro de infección, dolor y cicatrización. Además, no existen productos (cremas o líquidos) disponibles comercialmente para su tratamiento en el hogar, y aquellos que existen para tratar otras lesiones cutáneas (como verrugas y moluscos) tampoco son adecuados para estos fibromas, ya que pueden dañar la piel circundante sin lograr, en muchos casos, una resolución total de la lesión, dejando además marcas en la piel.

Temas relacionados
Más noticias de Salud