Jardín

¿Cómo cambiar de maceta una planta y cuándo es el mejor momento para hacerlo?

Con estos consejos prácticos y sencillos podrás mantener tus plantas de jardín e interior saludables y hermosas.

En esta noticia

Un hogar con plantas es sinónimo de calidez y cuidado. Si bien aportan belleza y son decorativas, sus beneficios no se reducen a un aspecto ornamental. De hecho, son grandes aliadas a la hora de purificar el aire, ayudan a respirar mejor y reducen el estrés

Sin embargo, el cuidado de especies domésticas puede ser un desafío para muchas personas que no tienen "mano" para la jardinería. Por eso, hoy te traemos algunos consejos prácticos y sencillos de realizar para cuidar tus plantas

Paso a paso: ¿cómo trasplantar una planta sin dañarla? 

Para realizar un trasplante de manera correcta necesitarás los siguientes elementos:

  • Pala 
  • Maceta 
  • Sustrato adecuado para la planta
  • Tierra fértil 

El trasplante es uno de los procesos esenciales para que tus plantas crezcan sanas y fuertes. Imagen: Freepik. 

El primer paso para realizar un trasplante es elegir la nueva maceta. La misma debe tener un tamaño acorde para el presente de la planta, pero también debe contar con espacio para que crezca. 

Lo segundo es armar una base de compost o sustrato con tierra fértil. A continuación, deberás remover la planta de su sitio original, con suavidad, pero de manera contundente. 

Luego de completar este proceso, solo resta rellenar la nueva maceta con tierra fértil y sustrato, de manera que todos los extremos de la raíz queden cubiertos. Por último, regar con agua, preferentemente de un día para otro. 

¿Cuándo es el momento para trasplantar?

Hay algunas señales que la planta proporciona para identificar que necesita un cambio de maceta

En este sentido, el aspecto de las hojas es clave para tomar una decisión. Si cambian de color, se resquebrajan fácilmente o tienen machas, es hora de cambiar de tierra y según el caso, pasar a una maceta más grande. 

Paso a paso para trasplantar correctamente. Imagen: Freepik. 

Otra señal que podría indicar falta de salud en tu planta es la falta de crecimiento. Si observas que no produce flores u hojas nuevas, lo ideal es llevar a cabo este proceso y dotar de elementos nutritivos, como sustratos y suplementos, a la planta. Esto permitirá que tenga más espacio para desarrollarse y crecer con raíces fuertes y sanas. 

Por último, un factor a tener en cuenta para el trasplante son los distintos momentos que transita la flora. A lo largo de su vida, la planta crecerá y, por ende, demandará más espacio. Por eso, debes estar atento a que el tamaño de la maceta sea proporcional al desarrollo y a las necesidades de la misma.

Temas relacionados
Más noticias de jardinería